jueves, julio 25, 2024

Chile, Perú y una rivalidad que trasciende el fútbol

Por Victoria Leccadito

Este viernes 21 de junio, desde las 21 horas, Chile y Perú se enfrentarán en el AT&T Stadium de Houston (Texas) por la primera jornada de la fase de grupos de la Copa América 2024. Dicho encuentro genera mucha expectativa en los aficionados de cada selección debido a la gran rivalidad que ambos presentan.

Sin embargo, ¿por qué es tan importante este partido? Porque la histórica rivalidad entre ambos equipos no se limita a las canchas de fútbol; sus raíces se hunden profundamente en los acontecimientos políticos y sociales de ambos países. Esta confrontación, que figura entre los diez enfrentamientos más destacados en la historia del fútbol según un informe de CNN, tiene sus orígenes en la turbulenta década de los 70 y ha sido alimentada por siglos de historia compartida y conflictos significativos.

Guerra del Pacífico: La Cuna de la Rivalidad

La Guerra del Pacífico (1879-1884) es uno de los episodios más decisivos en la historia de Chile y Perú. El conflicto, que también involucró a Bolivia, se centró en el control de ricos territorios salitreros. Tras la victoria chilena, el Tratado de Ancón en 1883 selló la cesión de la provincia peruana de Tarapacá a Chile y dejó pendiente el destino de Tacna y Arica, dos regiones que aún son fuentes de discordia.

No obstante, el acuerdo de 1929 resolvió parcialmente esta disputa, devolviendo Tacna a Perú y confirmando Arica como parte del territorio chileno, aunque las cicatrices de este conflicto permanecieron, dejando una huella profunda en la memoria colectiva de ambas naciones.

Disputas Territoriales y Marítimas

Por otro lado, las tensiones entre estos países no se limitaron al siglo XIX. Durante el siglo XX y principios del XXI, surgieron disputas sobre la delimitación de fronteras marítimas. En 2008 Perú llevó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para resolver esta controversia, pero la resolución del falló no salió hasta 2014. El mismo ajustó ligeramente la frontera marítima, beneficiando a Perú y avivando nuevamente el sentimiento nacionalista en ambos países.

La Pasión del Fútbol: Un Reflejo de la Historia

Con las cenizas de estos conflictos políticos, no sorprende que se haya reanimado la llama entre Perú y Chile en los estadios de fútbol durante los años 70. Los enfrentamientos en la cancha se convirtieron en un símbolo de orgullo nacional, con partidos que han quedado grabados en la memoria de ambas aficiones. Encuentros en la Copa América, eliminatorias mundialistas y amistosos han sido testigos de la intensidad y la pasión con la que se vive este enfrentamiento.

Según un informe de CNN, esta rivalidad se encuentra entre los diez mayores enfrentamientos en la historia del fútbol mundial, destacándose por la fervorosa pasión de sus seguidores y el significado histórico de cada encuentro. Este enfrentamiento, conocido como el “Clásico del Pacífico”, no solo se vive intensamente en el terreno de juego, sino que también tiene sus raíces en disputas sobre la autoría de técnicas futbolísticas como la “chalaca” o “chilena”, cuya invención ha sido reclamada por ambos países. La Blanquirroja sostiene que fue en la ciudad de Callao en Lima dónde se practicó por primera vez esta jugada, aunque la famosa tijereta de espaldas en el aire se atribuye comúnmente al hispano-chileno Ramón Unzaga, quien la popularizó primero en Chile y luego internacionalmente.

Sin embargo, esta rivalidad también protagonizó lamentables incidentes entre los aficionados de cada país, como fue el caso en octubre del 2023 luego del encuentro por la primera fecha FIFA del mismo mes. Los Incas golearon a La Roja por 3-0 en el Hard Rock Stadium de Miami, pero la noche fue opacada por los disturbios que ocurrieron en las gradas: los fanáticos de ambos países se enredaron en una pelea masiva que resultó en numerosos heridos. Según reportaron medios peruanos, el incidente comenzó debido a unas provocaciones agresivas por parte de los aficionados chilenos, a las cuales los peruanos respondieron sin dudar. La situación se salió de control entre objetos lanzados y golpes.

En el marco de la Copa América, Chile y Perú se han enfrentado 21 veces, con un saldo de ocho victorias chilenas, seis empates y siete triunfos peruanos, además, fueron rivales en dos de las últimas cuatro semifinales; en 2015 y 2019. Cada partido es una muestra más de la intensidad y la rivalidad que caracteriza a estos dos equipos, aunque los protagonistas no le den demasiada relevancia al mismo.

Este es el caso de Pedro Gallese, arquero de la selección peruana, quién afirmó estar a la misma altura del seleccionado chileno en la previa del encuentro de este viernes: “Chile le ganó a Paraguay y nosotros empatamos con Paraguay. Son partidos de fútbol, no porque Chile le metió tres a Paraguay nosotros somos menos que ellos”. 

Es por esto que aunque se confunda al clásico entre Argentina y Brasil como el más importante de América, la rivalidad entre Chile y Perú, un fenómeno multifacético que va más allá del fútbol, también tiene su toque especial. Abarca siglos de historia, conflictos y colaboración reflejando la complejidad de las relaciones entre dos naciones vecinas. Mientras los enfrentamientos en el campo de juego seguirán siendo apasionantes, es crucial recordar que esta rivalidad se enmarca en una rica y complicada historia compartida.

Más notas