sábado, mayo 18, 2024

“El boxeo necesita más visibilidad”

Por Emilse Torres 

En los proyectos barriales, las normas sociales y culturales pueden desarrollarse en un contexto deportivo, rompiendo así la barrera de las diferencias. Esto los convierte en identidades libres de la mercantilización, al mismo tiempo que honran la “cultura del barrio”, donde la cooperatividad y la vinculación dan lugar a un deporte que florece con un estilo criollo y creativo.

El pugilismo destaca en su jalonada historia, en parte debido a su actividad autogestiva; su escasa divulgación en los medios lo protege de la contaminación del poder político (a diferencia de otros deportes como el fútbol), pero a su vez, priva a los boxeadores y boxeadoras con muchas capacidades de continuar su carrera debido a la falta de apoyo económico.

Tatiana Daglio (foto), actual campeona metropolitana y oriunda de la ciudad de Merlo, sostiene que: “El boxeo necesita más visibilidad para que los chicos puedan continuar con sus sueños”. La ganadora del bronce en los Juegos Sudamericanos 2022 entrena en el club JCL bajo la tutela de Leandro Ledesma y en compañía de Celeste “Chucky” Alaniz, campeona mundial mosca. Además, cuentan con una psicóloga deportiva que trabaja en conjunto con el entrenador y organiza su entrenamiento de acuerdo a su estado emocional.

-¿La comunidad en tu barrio o el departamento de deportes de tu municipio incentiva a los jóvenes a practicar boxeo? ¿Ayudan a los clubes o gimnasios de alguna manera?

-La municipalidad incentiva mucho a los jóvenes en todos los deportes, pero en el boxeo en particular nos ayudaron con material de entrenamiento como por ejemplo: guantes, cabezales y también con ropa. Es muy difícil conseguir gente que te ayude en el deporte.

Tatiana es parte del seleccionado argentino de boxeo, tuvo la oportunidad de viajar a los campamentos en el interior donde compitió con boxeadoras de otros países como Venezuela, Brasil y Bolivia aunque sostiene que: “La selección te da parte de la experiencia pero tu club o gimnasio es el que te termina de formar”

La experiencia de Santino Rodríguez (foto), boxeador amateur del club “Coliseo de Campeones” de San Justo, es similar. Su primer encuentro con el boxeo fue a los 11 años en un club de su barrio, donde practicaba boxeo recreativo. En un evento de exhibición organizado por Carlos Castaño, Santino se lució en un combate mixto frente a Romina Garro, pugilista del propio “Coliseo”. Luego, en su rincón, se le acercó el dos veces campeón del mundo (WBA-WBO, por 154 libras), Brian Castaño, y le ofreció ser parte del club.

  “La ayuda es una motivación para nosotros; necesitamos seguir entrenando en condiciones” sostiene el púgil que participó de entrenamientos con la selección argentina en el ENARD, aunque habitualmente entrena con grandes figuras del boxeo argentino como Alan Castaño y Fabian “TNT” Maidana. Además, agrega: “La municipalidad nos da un espacio donde Carlos Castaño puede dar clases y nos ayuda con elementos de entrenamiento. Carlos invierte mucho en el club también” 

–  ¿Es difícil para un amateur conseguir sponsors o promotores?

-Es complicado, ya que no cualquiera confía en alguien que está recién arrancando su carrera. Es casi imposible y depende mucho de uno mismo conseguirlo; casi siempre son personas conocidas las que te ayudan.

¿En qué aspectos puede necesitar ayuda un boxeador amateur?

-El plan alimenticio es fundamental para todo deportista; la dieta y los suplementos son muy difíciles de costear. Aquellos que tienen un patrocinador tal vez puedan manejarlo, pero para un boxeador amateur que no lo tiene, se le hace muy difícil seguir con su carrera.

“La mayoría de mis peleas fueron como visitante, ya que en nuestro club no tenemos lugar para las exhibiciones. Por eso, vamos a otros clubes de la zona sur o peleamos en la capital” comenta Santiago “El Avión” Celes (foto), actual campeón regional juvenil por segundo año consecutivo y oriundo de Quilmes. Que con su estilo veloz y persuasivo escribe una historia basada en la herencia de amores.

– ¿En qué momento empezaste tu carrera? ¿Quién te influyó?

– Desde pequeño comencé en el boxeo. Mi papá es boxeador profesional, pero nunca llegó a ser un referente en el deporte ni un reconocido campeón. Por mi parte, quiero llevar mi apellido a lo más alto.

“Entreno con mi papá, en su club; él conoce mis defectos y siempre está en mi esquina para ayudarme”, señala con emoción el púgil del club de barrio “Lucho Boxing”, ubicado en la ciudad de Bernal, donde realiza los doble turno coordinados por su padre. Además de las competencias nacionales y regionales, Santiago participó de los “campus internacionales” de la selección argentina de boxeo.

– ¿Qué experiencia llevas marcada del boxeo?

– Cargo con la experiencia de mi papá; viví su transición entre el ámbito amateur y profesional. Al haber vivido eso de cerca, uno puede llegar a tener las cosas más claras. De igual manera, siempre estoy dispuesto a aprender más.

Más notas