sábado, junio 22, 2024

Ruso Verea, fútbol y comunicación

Por Bautista Gagliardi 

En el fascinante universo del periodismo deportivo argentino, pocas voces resuenan con tanta pasión y autenticidad como la de Norberto “Ruso” Verea. Con su estilo inconfundible y su mirada única sobre el fútbol y sus lazos con la cultura, la música, el arte y la sociedad, Verea se posiciona como un referente indiscutible. Ex arquero de Independiente y ex conductor de uno de los programas de radio más exitosos de Argentina en los ´90, repasa su  trayectoria, sus experiencias más memorables y algunos de sus referentes e ídolos. 

-¿Cómo surgió pasar del mundo del fútbol al periodismo de música?

-Yo siempre consideré mi llegada a los medios de comunicación como algo absolutamente casual. Si te soy sincero, nunca sentí una vocación o un fuego interno que me llevara al periodismo. No me preparé. Yo era un ser que consumía radio desde muy chiquitito gracias a mi familia. En mi casa siempre la radio estaba prendida, la televisión se prendía recién a las seis de la tarde, entonces yo me la pasaba escuchando Los Beatles, los Rolling Stones y muchas bandas de acá, de ahí el cariño a la música. Mi tía tuvo mucho que ver también, ya que junto a mi casa había una tienda de artículos para el hogar con una sección de discos. Solía ir y comprar discos porque ella me autorizaba entre dos y tres por semana. 

Norberto “Ruso” Verea en la radio.

-Estuviste muchos años en Rock & Pop y muchas bandas pasaron por tu programa: ¿cual es la visita que más disfrutaste?

-Esa fue realmente una de las mejores épocas de mi vida, la recuerdo con nostalgia. Los tipos que admiraba en las revistas los tenía frente a mí, y les hacía preguntas. Tony Iommi, el guitarrista de Black Sabbath, vino y me agradeció por invitarlo a mi espectáculo. También Joey Ramone de Los Ramones trajo discos para poner en mi programa. Tuve la oportunidad de jugar al fútbol con Steve Jones de los Sex Pistols y con los integrantes de Iron Maiden. Esas son las anécdotas digamos que más valoro de aquél momento. Esto me permitió viajar y cruzar el charco, algo que nunca antes había hecho. Fue verdaderamente inolvidable.

Ruso Verea junto a Joey Ramone y Campino, estudios de FM Rock & Pop, 14/09/1992

-Atajaste mucho tiempo acá y mencionaste en varias ocasiones tu admiración por Hugo Gatti, un referente histórico. Para la gente de hoy que no pudo verlo ¿Quién era él? 

-Gatti resume muchas de las cosas que el fútbol brinda en su totalidad. Ejecución, capacidad, efectividad, espectáculo. Él es junto a Fillol, el arquero que atajó más penales en acá, en el fútbol argentino. Es campeón de todo: de América, atajando el penal decisivo, Intercontinental… es ante la alternativa de lo que se conoce como seriedad, un arquero muy serio, que nunca dejó de pensar que el fútbol es un espectáculo para toda la gente que va a la cancha. Yo lo viví y quizás muchos no lo entiendan, pero fue una especie de revolucionario también. Era tener esa camiseta verde con el vivo amarillo arriba, las bermudas pinzadas, los pantalones cortados… las medias caídas. A mí me conmovió mucho. Pasaba el tiempo en mi casa tratando de copiar sus movimientos. De chico me iba en subte después de sus partidos, en dónde solo lo iba a ver a él, diciendo: “Dios mío, lo que hizo hoy este tipo”, aún yo sabiendo ya lo que era estar en el arco y las dificultades que había. Yo, y toda mi familia somos de Independiente, pero también fui hincha de él. Me hizo ahorrar e irme hasta La Plata a ver a Gimnasia para verlo. Eso fue Gatti para mí. Durante mi carrera, siempre intenté imitarlo de manera honrosa, aunque algunos dicen que eso me costó la carrera (risas).

Reserva del Club Atlético Independiente. Ruso es el arquero, buzo verde, quinto de izquierda a derecha en la fila de arriba.

-Viniendo un poco más a la actualidad, cubriste el Mundial de Qatar en el programa “Qatar de noche”: ¿Cómo es la experiencia de cubrir la cita mundialista?

-Algo muy lindo que vivimos junto a Miguel Pep y Pedro Saborido. Y más con la Selección Argentina campeona, que fue un plus muy bueno para el programa. A lo largo de los 5 domingos que duró el Mundial, intentamos abordar el fútbol con la literatura, las artes, la historia y la política. No fue de la psicosis colectiva de fútbol y del periodismo de los negocios, sino que fue un programa crítico. 

-¿Cómo ves a Independiente hoy tanto futbolística como dirigencialmente? ¿Crees que puede llegar a pelear por algo en el corto plazo?

-Bueno… Creo que está a la vista el cambio que hubo en este torneo en cuanto a lo futbolístico. Me parece que la llegada de Tevez al banco de suplentes fue una jugada muy arriesgada por parte de la dirigencia, recordemos que el equipo, antes de empezar este torneo, tenía un riesgo muy alto con el tema del descenso. Sin embargo salió bien, y creo que en parte es a la motivación que le dio Carlos a los jugadores ya que es un técnico que, a pesar de tener solo un paso por Rosario Central, es joven y con una carrera de muchos años, lo que le aporta una experiencia que dudo que hoy por hoy se pueda encontrar acá. Ahora, el equipo no juega bien. Si es verdad que por momentos tiene destellos de buen fútbol, como por ejemplo el partido con Racing, pero es un equipo en proceso. Lo que no se le discute es la actitud, por lo menos estos últimos partidos. Sabe lo que quiere, pero le falta.  Me parece que hasta que no se refuerce bien, va a ser complicado pelearle a River, Boca, Talleres, incluso Racing, son equipos con mejores jugadores y con una buena efectividad. Y ahí entra la dirigencia, deben hacer su trabajo. Independiente es muy grande para que cierta gente venga a hacer sus negocios y le tome el pelo a la gente.

Más notas