jueves, febrero 22, 2024

Las estatuas en el fútbol argentino, una obra de inmortalidad

Por Tomas Curell

Es la mañana del 24 de julio de 2023 y Juan Pablo Sosa ingresa a la cafetería Bonafide. Mira el interior del local, empieza a caminar hacia el lado derecho y se sienta en una mesa para dos. Lleva puesto un conjunto negro, pantalón largo y un buzo que dice “boxeo” debajo del escudo de All Boys. Sosa es integrante de “El Campito”, una agrupación de socios e hinchas del Albo que tuvo la idea de hacerle la estatua a José Santos “Pepe” Romero, ex jugador y director técnico del club. Hecha por llaves y bañada en bronce, lo que permite el toque justo en los detalles. Está ubicada sobre la calle Mercedes, al lado de la oficina de socios, de espaldas al campo de juego y, del otro lado de la oficina, hay una puerta de acceso a la platea baja del Estadio Islas Malvinas. “Nosotros le propusimos al presidente, que en aquel entonces era Roberto Bugallo, que sea colocada al lado de la oficina de socios, porque creemos que es un lugar muy concurrido”, dice Sosa. 

La obra fue inaugurada en diciembre de 2012 y fue posible gracias a la colaboración Arte Barbados, un grupo de artistas que se dedican al diseño, dibujar murales, hacer placas, banderas y estatuas. La agrupación, en su predio, organizó en diciembre de 2012, una fiesta para la inauguración de la estatua ante más de 1500 personas, y una de ellas era Pepe, acompañado por su esposa e hijos. “Emocionó a toda su familia”, dice Sosa. De manera sorpresiva, un señor sentado en otra mesa lo interrumpe y, mientras se conmueve cuando lo escucha hablar de Romero, argumenta: “Deben hacerle dos monumentos, uno por su grandeza y otro por todo lo que logró en el club”. Luego se levanta y saluda con la mano al cerrar la puerta.

La estatua en Boca en gratitud a Carlos Bianchi mide 2,40 metros de altura. El estreno se desarrolló en octubre de 2016. Tuvo lugar en las inmediaciones del vestuario local de La Bombonera. Bianchi dirigió a Juan Román Riquelme, Martín Palermo, Walter Samuel y Sebastián Battaglia. Bianchi le dio golpecitos al micrófono y luego dijo en conferencia de prensa: “Esta estatua es gracias a los verdaderos protagonistas, los futbolistas, que me llevaron a ganar los títulos que ganamos”. La pose de la obra hace referencia a su posición de cuando era entrenador: se sostiene el mentón con el brazo izquierdo mientras descansa sobre el derecho, ubicado en forma horizontal. En 1974, tras su paso como futbolista en el Stade de Reims de Francia, en un amistoso entre un combinado con París Saint-Germain ante Barcelona, Bianchi sufrió una triple fractura en la pierna. “Me hiciste la pierna derecha igual como la tengo”, le bromeó Bianchi a Enrique Savio, el escultor. No le produjo su retirada del fútbol, ya que al año siguiente volvería a pisar un campo de juego. El ex entrenador es reconocido no solo por los 9 campeonatos que logró, sino por las emociones que causó y los grandes festejos que quedarán en el recuerdo. Juan Cruz Benítez tiene 25 años, no es socio pero es hincha fanático de Boca, dice: “Bianchi lo es todo para Boca, no solo los títulos ganados y la gloria, sino los recuerdos, las emociones y los festejos que tuvo y disfrutó”.

La obra en memoria a Marcelo Gallardo en River se localiza en la Avenida Figueroa Alcorta, a pocos metros del Museo River. Fue inaugurada en mayo de 2023 en las afueras del Estadio Monumental, sobre la misma avenida, ante más de 20 mil hinchas y jugadores del equipo. Gracias a la colaboración de la escultora Mercedes Savall y Carlos Trillo, quien supo ser el presidente del Departamento Médico de River entre 2002 y 2009, fue posible el proyecto para la realización del monumento que comenzó con una idea en 2018, un día antes de la final contra Boca por Copa Libertadores. La escultura está hecha de bronce, creada mediante la fundición de miles de llaves que fueron donadas por los hinchas, y el molde está hecho por yeso y rellenado con material metálico. Pesa 6.5 toneladas y mide más de siete metros. Está ubicada en el mismo lugar que fue inaugurada y protegida por unas vallas que rodean la escultura. Lo único peculiar que resultó llamativo es el tamaño de su entrepierna. “Yo no tuve la idea, el principal de este detalle es Carlos Trillo, habrá que preguntarle”, dijo Savall en diálogo con TN. Trillo aclara que “se puede corregir en la estética de la parte inferior” con la posibilidad de limarla y que “pretende agrandar el pantalón”. La Comisión Directiva del club tendrá la decisión final de la situación de la entrepierna.

Más allá de los 14 títulos que consiguió, Gallardo convirtió a River en un modelo. Le hizo honor a la historia futbolística del club y fue el técnico que más pibes hizo debutar (42) en un plazo de ocho años y medio. “Lo que más destaco de la era Gallardo fue que apostó por las juveniles, todas las categorías pasaron por su control”, dice Ezequiel Azcona de 24 años, hincha del Millonario y no socio.

El homenaje en vida que Ferro le hizo a Carlos “Timoteo” Griguol se organizó en la sede del club, en Federico García Lorca 350, en octubre de 2016, ante unas 300 personas. La pose corresponde a una foto de la revista El Gráfico, en la que tiene puesta una gorra y, con su antebrazo izquierdo, sostiene una pelota. Continúa ubicada en la sede, al aire libre, rodeada de césped y con una placa en la parte inferior derecha con la frase “Quien no solo produjo jugadores campeones, sino que también, hombres de bien”. Cuando era entrenador Griguol no solo se ocupó de resolver problemas futbolísticos, sino también se interesó por cuestiones más íntimas de los jugadores. Les revisaba el boletín de calificaciones y las inasistencias del colegio. También les exigía que aprendieran algún oficio para que estén preparados para la vida.

Los impulsores de este reconocimiento fueron los periodistas Adrián Paenza y Miguel “Tití” Fernández, junto con Germán “Mono” Burgos, exarquero del Verdolaga. “El que tuvo la idea fue Burgos; decía que Griguol necesitaba un homenaje. Una vez que el club aceptó el proyecto, nos convocaron y le metimos para adelante”, dijo Daniel Cardell, profesor superior en artes visuales, para Rock and Ball. Es integrante de Arte Barbados, el mismo grupo que realizó la estatua de Pepe Romero en All Boys. Al momento de inmortalizar la figura de Griguol, hubo algunos factores que fueron elegidos por el círculo más cercano del ídolo de Ferro. “La postura de la estatua fue elegida por su familia”, argumenta Cardell. Si bien los que llevaron adelante la idea de realizar la estatua no fueron personas ligadas en el día a día en el club, Ferro se encargó de los costos del trabajo artístico.

Es la tarde del 26 de julio de 2023 y Álvaro Balestrini entra al café Martínez. Balestrini, vestido con un jean y una camisa de cuadros, es el secretario de Vélez y colaborador de la estatua de Bianchi, construida con resina plástica y de 2,30 metros de altura, ubicada en Juan B. Justo 9200, sede del club. En los alrededores de la obra hay una vitrina con algunos títulos internacionales de Vélez y una confitería con el nombre “Intercontinental”. Dentro y detrás del mostrador, sobre una repisa, descansa la Copa que le hace honor al resto bar. La escultura fue presentada en diciembre de 2015 en el estacionamiento cubierto del club. Organizado por la Subcomisión del Hincha, contó con la presencia de Bianchi, acompañado por su esposa e hija. Posa con las manos suspendidas en el aire y es sostenida por una base de un metro. “Lo que más me gustó de la estatua fue el gesto con las manos, es igual a cómo jugaba, él tenía una característica particular, era un goleador de raza que la bajaba de pechito y hacía el gol”, dice Balestrini.

La artista plástica fue Elizabeth Eichhorn que, además de ser la escultora de la estatua en Vélez, realizó otras similares como la de Diego Maradona, Palermo, Riquelme (todas situadas en el Museo de la Pasión Boquense) y diversos próceres de la patria argentina, como Manuel Belgrano, José de San Martín y Francisco Ramírez (ubicadas en parques, colegios y diferentes regimientos del país). El Virrey Bianchi rompió la mala racha luego de obtener el Clausura 1993. “Para las personas de mi edad, nos hizo resurgir de ser hincha de Vélez”, concluye Balestrini, en referencia a que estuvieron 25 años sin salir campeón.

Más notas