jueves, febrero 22, 2024

El rugido olímpico de Los Leones

Por Matías Policastro

Hasta Río 2016, la mejor actuación había sido un 5º puesto en Londres 1948, en la primera participación en la historia de la Selección masculina de hockey en un Juego Olímpico. Luego de eso, la Argentina no clasificó a uno hasta México 1968, y de allí para adelante, el 7º lugar en Atlanta 1996 fue lo más destacable.

Tras la ausencia en Pekín 2008, los dirigidos por Pablo Lombi volvieron a los Juegos en la capital inglesa en el 2012, aunque, finalmente no pasó nada más allá del regreso a esta cita deportiva. El equipo argentino se fue con las manos vacías y una pobre performance, al quedar ubicado en el décimo escalón entre doce selecciones, una participación que de todas formas era normal debido a las previas actuaciones, que no pasaban de una 8º posición como, por ejemplo, en Sidney 2000.

Carlos ‘Chapa’ Retegui tomó las riendas del seleccionado de varones a partir del 2013 y, desde entonces, comenzó el auge de la disciplina en la rama masculina, donde obtuvo la medalla de bronce en el Mundial de La Haya 2014 y el título en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. 

El 18 de agosto de 2016 se gestó la hazaña que marcó un antes y un después en el hockey argentino, Los Leones dejaron su huella en el deporte olímpico y nacional, tras conquistar por primera vez en la historia la presea dorada en Río de Janeiro, al superar a Alemania, en ese momento bicampeón de los Juegos, en semifinales y a Bélgica en la final.

“Este es un premio para el hockey y el deporte nacional, y para todos los jugadores que defendieron la camiseta con el corazón. Amo a mi país y me siento orgulloso de ser argentino. Estoy contento y lo comparto con toda la gente”, sentenció Carlos ‘Chapa’ Retegui.

Fue el quinto podio consecutivo de este deporte, el primero en varones, tras los cuatro anteriores obtenidos por Las Leonas. El último de ellos, fue el segundo puesto en Londres 2012, de la mano del entrenador sanfernandino, quien tuvo su revancha personal en Brasil.

Con este primer lugar conseguido por Los Leones, sumado a la judoca Paula Pareto y a los regatistas Santiago Lange y Cecilia Carranza, Argentina cosechó tres preseas doradas en esos Juegos Olímpicos de Río, una marca que el deporte nacional todavía no pudo superar y que había sido registrada por última vez en 1948.

“Fuimos un poco tapados por la generación de Las Leonas, pero éramos conscientes de que al trabajar a la par se nos iba a dar. En este deporte se trabaja muy bien, los clubes lo hacen muy bien. Esto es de todo el hockey, no importa si es masculino o femenino”, aseguró el jugador y campeón olímpico Facundo Callioni.

Más notas