martes, abril 16, 2024

Elecciones en Ferro y el recuerdo para sus desaparecidos

Por Matteo Vignapiano

La dictadura cívico-militar de 1976 marcó una página oscura en la historia de Argentina, donde se cometieron numerosas violaciones a los derechos humanos contra la población civil. Se estima que el número total de desaparecidos superó los 30.000. Muchos fueron detenidos ilegalmente, sufrieron abusos y luego fueron liberados por militares como parte de una estrategia de terror. Aunque no existe un registro específico de la cifra exacta, se especula sobre estos números.

Uno de los fenómenos más significativos en Argentina es el fútbol y los genocidas pretendieron utilizarlo para ocultar los terribles acontecimientos que se llevaron a cabo. Mientras la gente festejaba el campeonato mundial, el 25 de junio de 1978, en el estadio de River, a 1.300 metros se ubicaba el mayor centro de detención clandestino. Mientras un puñado de argentinos gritaba los goles de Kempes y Bertoni desde las tribunas, otros lo hacían mientras eran torturados y privados de su libertad.

Equipos de fútbol como Argentinos Juniors, Huracán, Estudiantes de La Plata, Banfield, Ferro, Defensores de Belgrano, Boca, Racing y River les restituyeron en los últimos años, de forma simbólica, los carnets de socios a aquellos que fueron detenidos y desaparecidos durante la última dictadura. El Club Atlético Banfield realizó un mural en homenaje a los hinchas que aún no fueron encontrados. Julián Scher, en el libro “Los desaparecidos de Racing”, explicó cómo fue el procedimiento utilizado para recopilar las historias de los hinchas de la Academia desaparecidos que fueron honrados con su carnet honorífico. Huracán y San Lorenzo dejaron de lado sus rivalidades dentro del campo de juego y se unieron en un emotivo gesto hacia las víctimas del golpe militar.  El Globo le otorgó a ocho socios desaparecidos sus carnets. Uno de ellos es Norberto Morresi, quien fue secuestrado a los 17 años, hermano de Claudio Morresi, un exfutbolista y exsecretario de Deportes. Por su parte, San Lorenzo instaló dos baldosas en la vereda de su sede en Avenida La Plata. Una dedicada a aquellas víctimas del terrorismo de Estado y otra al Viejo Gasómetro, debido a que fue vendido por coacción cívico-militar y recuperado por la la lucha de los hinchas y socios. 

Además, durante esta época, se han documentado 220 deportistas desaparecidos, de los cuales 19 son futbolistas. Estos números surgieron de la investigación de Gustavo Veiga para su libro “Deporte, Desaparecidos y Dictadura”, en el que inicialmente enumeró 26 casos. En la segunda entrega, la cifra se elevó a 35, y finalmente, con el prólogo de Claudio Tamburrini, en la tercera edición, se llegó a la cifra de 220 casos documentados.

Uno de ellos es Ernesto Rojas, un delantero de San Salvador de Jujuy, que cumplió su sueño de jugar para Gimnasia de Jujuy en 1970, marcando un gol clave. Más tarde, actuó en otros equipos y estudió abogacía en Tucumán. Una lesión lo llevó a buscar tratamiento en La Plata, donde fue secuestrado y asesinado en marzo de 1976 por la Concentración Nacional Universitaria (CNU), una organización terrorista. Rojas nunca pudo cumplir sus sueños de operarse y graduarse como abogado.


Equipos de fútbol como Argentinos Juniors, Huracán, Estudiantes de La Plata, Banfield, Ferro, Defensores de Belgrano, Boca, Racing y River les restituyeron, de forma simbólica, los carnets de socios a aquellos que fueron detenidos y desaparecidos durante la última dictadura.

Ferro Carril Oeste se convirtió, en noviembre de 2019, en el primer club del país en instalar baldosas en honor a sus desaparecidos y se sumo a la iniciativa de Banfield al restablecerle la condición de asociado/a a todas aquellas personas que fueron víctimas del terrorismo de estado y habían sido socios. Además, en marzo de 2021, se inauguró un mural en la Puerta 6, ubicada en Avenida Avellaneda 1240, que tiene la foto de cada uno de los desaparecidos y las desaparecidas. Este mural reemplazó al anterior, que fue vandalizado en febrero de ese mismo año.

El domingo 17 de septiembre de 2023, se realizaron las elecciones para elegir las autoridades de Ferro, luego de 9 años. En estas se les brindó un homenaje a los 16 hinchas desaparecidos. Tuvieron su espacio cuando familiares de ellos fueron a votar con carteles que tenían sus rostros, sus nombres y la fecha de su desaparición, con el objetivo de que estén presentes, que no figuren desaparecidos porque ellos no se fueron por voluntad propia. Oscar Leguizamón, quien perdió a su hermano Eduardo el 5 de febrero de 1977, luego de que fuera secuestrado y desaparecido por la dictadura militar, se presentó con el carnet de socio de su hermano y una foto de él colgada en su cuello. Además, llevó el pañuelo que su madre utilizó en la búsqueda de su hijo, cuando se convirtió en una de las Madres de Plaza de Mayo.

El 10 de diciembre se cumplirán 40 años desde que Argentina recuperó su democracia. Todavía hay personas desaparecidas y familiares buscando conocer qué fue lo que pasó con ellos, con una herida que nunca sanará.

Memoria para nunca olvidar lo que ocurrió, verdad para saber realmente lo que pasó y justicia para que los culpables cumplan y sigan cumpliendo la pena que les corresponde por lo que hicieron.

 

Más notas