miércoles, febrero 28, 2024

Martina Hoh, de La Paternal a Alemania

Por Oriana Cassanello

Martina Hoh, jugadora de handball en Argentinos Juniors, deja la Liga de Honor Oro de FeMeBal para irse en septiembre al Solinge-Gräfrath de la Bundesliga con el deseo de profesionalizarse, ya que el amateurismo que existe en Argentina no se lo permite. La lateral izquierdo se contactó con el club hace ya cuatro meses y su viaje es un hecho.

“Lo que hacía en Argentina ya no me satisfacía”, declara la junior de 21 años. Las inquietudes le llegaron después de Mundial en Eslovenia, a mediados del año pasado, en el que vio como se vive el handball a gran nivel; con entrenamientos diarios, equipos y clubes de primera. Contó que en Argentinos Juniors no todas se entrenan con un mismo fin, algunas lo hacen por disfrute, porque lo hicieron toda su vida o por las amistades, mientras que en Alemania es mucho más intenso y comparten  un objetivo, lo que genera más competitividad en los entrenamientos, donde te ganas la titularidad.

“Mi objetivo en la Bundesliga es ser una suplente competitiva”, manifiesta la jugadora. En el Bicho siente que destaca por sus características físicas, como su altura y su preparación fuera del plantel, el cual es el doble que el de una jugadora promedio del país. En el club alemán sus compañeras y rivales la igualan o superan en la preparación física, por lo tanto, sabe a lo que se va a enfrentar. Martina explica que está yendo a entrenarse con las mejores y que indudablemente va a mejorar y espera poco a poco conseguir sus minutos en cancha. Otro motivo de su salida es buscar nuevos desafíos dado que en La Paternal jugaba los 60 minutos sin importar su desempeño dentro del campo de juego. También revela que en esta nueva etapa su principal meta era alcanzar la máxima categoria pero dio un giro radical cuando hace un mes el equipo ascendió a primera. Ahora busca afianzarse en el plantel y generar confianza en el entrenador para entrar a la cancha, mientras que a la selección no la tiene como causa directa del viaje, si bien aclara que “una vez que jugás con la albiceleste querés repetirlo”, le parece que no es justo sumarle ese peso al viaje cuando lo que ella busca es crecer handbolísticamente. “Hoy me voy porque Argentinos Juniors no me alcanza”.

“Los partidos de handball y fútbol no se programan en el mismo horario para no
competir entre ellos”, declara Hoh. Al argentino lo mueve el fútbol, en
consecuencia, los demás deportes quedan en un segundo lugar. En Alemania, el
handball no es amateur por lo tanto al estar profesionalizado ella puede dar el
salto que tanto busca.
Al hablar de Argentinos Juniors demuestra el cariño que le tiene a la institución y
que todo lo que consiguió fue gracias al club, que le gustaría siempre estar con
ellos y que no se iría si no tuviese que hacerlo. También se va porque está segura
de que si en algún momento tiene que volver, las puertas estarán abiertas para su
retorno.

El grito de Hoh tras salir campeonas en el Torneo Clausura 2022 ante Sedalo.

 

Su paso por la selección

Martina Hoh vistió por primera vez la celeste y blanca en el Sudamericano de 2015, en el que consiguió el segundo puesto. Al ser tan chica explica que no era tan consciente de que estaba representando al país, sino que empezó a darle más valor una vez que volvió a ser seleccionada para “La Garrita” en el 2021 luego de no haber sido convocada en el 2020. El año pasado fue muy importante dado que en marzo salieron campeonas en la final del Sur-Centro Americano ante Brasil en el Cenard, con estadio lleno. Asimismo, en junio tuvo la posibilidad de ser parte del conjunto argentino en la Copa del Mundo disputada en Eslovenia.

Arrancaron ganándole a Italia y siendo la primera selección junior femenina en ganarle a un europeo, pero rápidamente se enfrentaron ante la potencia montenegrina y a pesar de terminar el primer tiempo en paridad, el partido concluyó a favor de las rivales con una diferencia de 10 goles. “Fue un balde de agua fría”, expresa la 13 del Bicho, sintió que el equipo no se pudo recuperar emocionalmente y por eso no pudieron clasificarse a la siguiente etapa.

Con relación al rendimiento del equipo todas esperaban avanzar más porque confiaban en el trabajo previo que se había hecho y además tenían la ilusión de haber salido campeonas en Argentina meses atrás. Fue el último mundial junto a las jugadoras con las que venía compartiendo plantel desde menores, a pesar de que algunas tengan la posibilidad de seguir jugando en la selección con la mayor ese equipo ya no volverá a competir.

El festejo luego de consagrarse campeona del Sur-Centro Americano Junior ante Brasil en el Cenard.

PING PONG
Por Camila Basso

-¿Cuál fue tu mayor alegría con el handball?
-Todo el 2022, por el mundial, sur centro, el campeonato con juniors y el ascenso a liga de honor oro.

-¿Cúal te parece la mejor selección femenina y masculina?
-Holanda, y masculina Dinamarca.

-¿Qué entrenador te marcó más?
-Desde el acompañamiento fue Fito, compartí cadetas y juveniles.

-Rival Favorito
-A nivel selección Brasil.

-¿Algún sueño?
-Ganar mi lugar en Alemania.

-¿Algún hobbie?
-Hacer cerámicas.

-¿Qué país querés conocer?
-Australia, Francia, Holanda e Italia.

-Definí a “La Garrita” en una palabra
-Eufórica, apasionada, enérgica.

-Definí a Argentinos Juniors en una palabra.
-Unión.

-Definí al Handball en una palabra.
-Tres: pasión, felicidad, tristeza.

-Definí a Martina Hoh en una palabra.
-También tres: Intensa, Inquieta, ambiciosa.

El vacío que deja Martina Hoh
Por Solange Baigorria

Valentina Chadi, quien comparte equipo con la flamante jugadora del HSV Solingen-Gräfrath, declara sobre la salida de su compañera y la importancia que tiene en el Bicho
“Ocupa un rol importantísimo que nos va a costar ocupar”, sostiene la central de La Paternal teniendo en cuenta que su compañera formó parte de varios procesos de selección, aporta mucho nivel y experiencia dentro de la 40×20. Además de destacar en el ataque siendo una de las goleadoras de su equipo con 32 goles en juniors y 29 goles en Liga de Honor Oro, ocupa un rol clave en la defensa siendo un 3 áspero, posición central en la defensa.

“Se llevan una jugadoraza”, asegura Valentina. Además, recuerda todos los años
en los que disfrutaron el handball juntas y a pesar de que sea raro el sentimiento
de no seguir compartiendo cancha, le desea lo mejor y más que nada porque sabe
todo lo que se esforzó para llegar a donde está hoy en día.

Más notas