sábado, abril 20, 2024

Devis Vásquez, el latinoamericano desconocido del Milan

Por Juan Bautista Laxagueborde, Matías Morales y Nicolás Tula

El argentino Hernán Crespo, el paraguayo Gustavo Gómez y el colombiano Mario Yepes son algunos de los latinoamericanos que pasaron por el Milan en el siglo XXI, pero hoy, luego de haber llegado a una semifinal de Champions tras 15 años, hay un solo latino: Devis Vásquez, joven arquero colombiano.

Vásquez, que nació en Barranquilla hace 25 años, es prácticamente un desconocido en su país. Más allá de sus pasos en las inferiores de Cortuluá, Patriotas, La Equidad y Llaneros, su debut en Primera se dio en 2021, cuando jugaba en Guaraní, uno de los equipos más importantes de la liga paraguaya.

Antes de que Devis Vásquez arribara a Paraguay en 2020, Óscar Córdoba, arquero colombiano multicampeón con Boca, lo recomendó ante Juan Román Riquelme, vicepresidente del club, para que sea el futuro guardián del arco xeneize. La recomendación no fue tomada, y tiempo después, Córdoba dijo: “Román fue claro conmigo, me dijo que el cupo de extranjeros estaba completo y que apostarle el arco de Boca a un chico es muy difícil”.

El colombiano llegó a Guaraní como una joven promesa, cuando solo tenía 21 años. Al principio de su estadía en Paraguay, la suerte para Vásquez parecía ser la misma que en su país natal, ya que jugaba en los equipos juveniles pero no lograba hacerse un lugar en el primer equipo.

Daniel “Keko” Villalva, delantero argentino y ex compañero de Vásquez en Guaraní, cuenta a El Equipo: “A él le costaba no jugar y estar lejos de su familia. Más allá de que era muy joven, sentía que estaba preparado. Además, no tuvo suerte en sus primeros partidos, ya que cometió errores y la gente se le vino encima”.

Vásquez no tuvo un inicio muy feliz en Primera, ya que tras una lesión de Gaspar Servio, quien era el arquero titular en Guaraní, tuvo la oportunidad de jugar tres partidos en una semana: Olimpia y Sol de América por la liga paraguaya y Royal Pari por la Copa Libertadores 2021. Entre los tres partidos, el colombiano recibió cinco goles y lo consideraron responsable en tres de ellos.

Para la consolidación de Vásquez, fue clave la llegada del entrenador español Fernando Jubero, que tenía muchísima confianza en él. “La salida de Servio, y más que nada, la llegada de Jubero, que le quería dar minutos, le sirvieron mucho a Devis, ya que si no jugaba en 2022, seguramente iba a salir cedido”, cuenta Keko Villalva, que jugó en Guaraní hasta 2022, hoy en Ferro.

La temporada 2022 fue muy importante para Vásquez. Más allá de rendimientos irregulares, fue su consolidación. Acumuló 27 partidos, con 38 goles en contra y cuatro vallas invictas. Una de esas vallas en cero fue en uno de los partidos más importantes de la carrera del arquero: la victoria por 1 a 0 ante América Mineiro por Copa Libertadores en Brasil, donde registró seis atajadas y fue nombrado el jugador del partido por la CONMEBOL.

Luego de afianzarse en el arco de Guaraní, un desafío gigante lo esperaba a Vásquez, ya que en enero de 2023 fue fichado por el Milan por 400 mil euros. Era una gran muestra de confianza para el arquero, ya que luego de ser titular tan solo un año en el fútbol paraguayo, fue fichado por uno de los clubes más importantes del mundo con contrato por tres años y medio.

Joan Drets, el entrenador de arqueros de Jubero, lo describió a Vásquez como un arquero muy serio y trabajador, y destacó su agilidad, el juego aéreo, la ubicación y el juego con los pies como las mayores virtudes del colombiano. En su presentación en el Milan, Vásquez dijo: “Esto es un sueño hecho realidad, hace unos años no me imaginaba estar en uno de los clubes más grandes del mundo, estoy muy agradecido de que el Milan confíe en mí”. Antes de eso, el arquero había desechado ofertas para atajar en Udinese y en Salernitana, equipos donde iba a tener más lugar, pero en varias ocasiones dejó en claro que su objetivo es ser el  titular del rossonero.

Vásquez es el sexto colombiano en jugar en el Milan, luego de Yepes, Pablo Armero, Carlos Bacca, Cristian Zapata y Jherson Vergara. Además, el ex Guaraní buscará seguir los pasos de otro arquero sudamericano, el brasileño Dida, que logró, entre otros títulos, la Champions League en 2003 y 2007 y el Mundial de Clubes en 2007.

Además de su llegada a Italia, algo que muestra el crecimiento de Vásquez es su convocatoria a la Selección de Colombia en marzo de 2023, cuando fue suplente en los amistosos ante Corea del Sur y Japón. Vásquez es el cuarto arquero del primer equipo y juega en el equipo de Reserva del Milan, donde debutó el 12 de mayo, día de su cumpleaños, en el clásico ante el Inter, que terminó 2-2. En Italia se habla de que la temporada que viene el colombiano saldría cedido para sumar minutos y confianza, para luego volver e intentar quedarse con el arco del Milan.

Más notas