lunes, mayo 20, 2024

Mbappé y su mirada crítica sobre el fútbol sudamericano

Por Pedro Ignacio Pérez Naveira

En Sudamérica el fútbol no está tan avanzado como en Europa”, declaró el delantero Kylian Mbappé hace seis meses, en la previa del Mundial, menospreciando la actuación de Brasil y de Argentina en las eliminatorias sudamericanas.

Algo cierto en la frase de Mbappé es que desde 2002 no hay un campeón del mundo sudamericano, pero también existe un aroma a superioridad por parte de Europa, algo real en los clubes por las diferencias económicas, pero que se iguala en el momento de medirse entre selecciones.

Con la creación de la Nations League, los países de Europa dejaron de medirse con los sudamericanos en las ventanas amistosas de la FIFA, pero aun así las actuaciones en distintos mundiales de Uruguay, Argentina y Brasil, estuvieron al mismo nivel de los europeos. El argumento del delantero francés perdería validez si Argentina hubiera ganado la final de 2014.

UEFA Nations League: Ligas, grupos, días, horarios y más - Ole

Más allá de las comparaciones, son los mismos clubes de Europa quienes buscan los talentos de nuestro continente en todo momento. Por ejemplo, el Real Madrid, el último campeón de Champions League, tiene atracción por los jugadores sudamericanos, incorporaron a Federico Valverde y los brasileños Rodrygo, Vinicius Jr. y ahora su última incorporación Endrick, que con un puñado de partidos en Palmeiras ya tiene un contrato con “Los merengues” para llegar al club español en 2024.

Este Mundial marcó la nota de que ya no solo existe Sudamérica y Europa, Marruecos demostró el poder que tiene África y su potencial. Sabiendo que muchos de ellos fueron colonias en tiempos pasados de los países europeos, si hoy Europa puede darse el lujo de alardear de su talento, en parte es por las colonias que tenían en el pasado y que aun poseen. Francia es el gran ejemplo, porque de los 26 jugadores seleccionados por Didier Deschamps hay 14 que tienen raíces africanas. De hecho, hay dos nacidos allí: Mandanda y Camavinga. El portero vino al mundo en Kinshasa (República Democrática del Congo) y el centrocampista en Cabinda (Angola).

La gran estrella francesa, Kylian Mbappé, es de padre camerunés y madre argelina, Ousmane Dembélé tiene ascendencia senegalesa, Mauritana y de Mali, Karim Benzema es de padres argelinos, mientras en casa de los Guendozi de padres Marroquies. Koundé, cuya familia es de Benin. Tchouameni, con ascendencia camerunes, mismo país del que tiene antecedentes Saliba. Mali verá como dos jugadores que pudieron vestir su camiseta lo harán con la de Francia: Konauté y Fofana, idéntico caso del Congo con Disasi y Kolo Muani o Guinea-Bisáu con Upamecano. Areola, que es hijo de filipinos, Griezmann, quien tiene abuelos portugueses y el caso de Varane, Coman y Marcus Thuram es especial al tener raíces en las Antillas francesas, islas pertenecientes a Francia aunque geográficamente en el Caribe, el primero en la isla de Martinica y los dos restantes en la de Guadalupe.

Más notas