jueves, febrero 29, 2024

El capitán, ídolo y guía de estos chicos en su primera final del mundo

Por Lucas Quarneti

Lionel Messi jugará por segunda vez en su carrera la final de la Copa del Mundo y lo hará, tras ocho años y medio de espera, el 18 de diciembre a las 12 en el Estadio Lusail. Pero, ¿dónde estaban los otros 25 jugadores del plantel argentino aquel 13 de julio de 2014?

Dos de los 25 ya habían jugado con la Albiceleste: Ángel Di María y Nicolás Otamendi, ambos de 26 años, no participaron de la final en el Estadio Maracaná. Por un lado, el Fideo venía de ganar la UEFA Champions League con el Real Madrid y ser figura en los octavos de final del Mundial frente a Suiza, pero se lesionó en los cuartos de final contra Bélgica y no pudo jugar las instancias siguientes. Por otro lado, el nacido en la Ciudad de Buenos Aires había estado presente en el Mundial de Sudáfrica 2010, en el que fue dirigido por Diego Armando Maradona, pero en el ciclo de Alejandro Sabella no fue convocado al Mundial de 2014. Para aquel entonces, el ex Vélez Sarsfield estaba en el Atlético Mineiro de Brasil, en condición de préstamo, desde el Valencia de España. 

Doce de los 23 restantes no habían debutado de manera oficial: Enzo Fernández, hoy de 21 años y titular en cuatro de los seis partidos del Mundial, tenía 13 y desde los cuatro estaba en las infantiles de River Plate. Julián Álvarez, que jugó su primer partido oficial el 27 de octubre de 2018 en el Millonario, para aquel entonces tenía 14 años y estaba haciendo las inferiores en el Club Atlético Calchín de Córdoba, su ciudad natal. Thiago Almada, que disputó seis minutos en esta competición, tenía 13 años y estaba haciendo las inferiores en el club de Liniers. Lisandro Martínez y Juan Foyth debutaron en 2017, pero en 2014 el hoy jugador del Manchester United integraba las divisiones inferiores en Newell´s Old Boys de Rosario, mientras que el futbolista del Villarreal estaba, desde 2009, en Estudiantes de La Plata.

Alexis Mac Allister, que reemplazó al lesionado Gio Lo Celso, tenía 15 años y estaba en las inferiores de Argentinos Juniors junto a sus hermanos Francis y Kevin. Montiel, Molina y Cuti Romero también debutaron en el año 2016, y al momento en que el capitán disputaba la final de la Copa del Mundo en Río de Janeiro, Gonzalo tenía 17 años y estaba en las inferiores de River Plate, Molina (16) en la Reserva de Boca Juniors y Romero, con 16, ya jugaba en Belgrano de Córdoba hacía 4 años. Lautaro Martínez también tenía 16 y estaba en las formativas en el Club Atlético Liniers de Bahía Blanca. Exequiel Palacios, nacido en Tucumán, tenía 15 en las inferiores de River Plate, donde debutaría un año más tarde. Y, por último, Guido Rodríguez tenía 20 años y ya entrenaba con el plantel profesional de River, aunque no debutó de manera oficial hasta el 9 de octubre de 2014 por la Copa Argentina. 

Once son los jugadores de este plantel que ya habían jugado profesionalmente en clubes pero que aún no lo habían hecho con la Selección Argentina (y mucho menos en una final del mundo): El Papu Gómez tenía 26 años, jugaba en el Metalist Járkov de Ucrania e iba a tener que esperar hasta 2017 para debutar con el seleccionado nacional. Franco Armani en Atlético Nacional, club en el que estuvo desde 2010 hasta 2017, y tenía 27 años. Leandro Paredes, que había debutado el 6 de noviembre de 2010 en Boca Juniors, tenía 20 años y al momento en que Argentina pierde la final con Alemania estaba haciendo la pretemporada en la Roma de Italia. Marcos Acuña (22 años) en Ferrocarril Oeste y cinco días después de finalizado del Mundial de 2014 se iba a confirmar su traspaso a Racing de Avellaneda. Gerónimo Rulli tenía 22 y tras adueñarse del arco de Estudiantes de La Plata fue transferido en junio de 2014 a la Real Sociedad de España. Germán Pezzella tenía 23 y ya alternaba titularidades en la zaga central de River Plate. 

Nicolás Tagliafico, actual jugador del Olympique de Lyon de Francia, jugó en Banfield desde 2011 hasta 2015. Paulo Dybala tenía 20 y jugaba en el Palermo de Italia desde 2012. Ángel Correa (19 años) había sido transferido previo al comienzo del Mundial al Atlético de Madrid de España pero por una afección cardíaca no pudo entrenar hasta el 28 de agosto del mismo año e incluso no pudo disputar la semifinal y final de la Copa Libertadores con San Lorenzo a causa de la enfermedad. Rodrigo de Paul, exjugador del Udinese de Italia, tenía 20 años y era suplente en el Valencia de España, club del cual se iría para volver a jugar en Racing por unos meses. Dibu Martínez, que tenía 21 años, se encontraba en el Arsenal de Inglaterra y no debutaría con la Albiceleste hasta el 3 de junio de 2021.

Más notas