domingo, marzo 3, 2024

El Dibu se los comió a todos

Por Facundo Novo

Los muchachos estaban cansados, me dieron 90 minutos y no los pude ayudar atajando, pero los tenía que ayudar en los penales. Gracias a Dios atajé dos, pero podría haber atajado más”, explicó Emiliano Dibu Martínez tras la victoria Argentina por penales sobre Países Bajos que metió a la Selección entre los mejores cuatro del Mundial de Qatar 2022. Esa declaración del arquero, que fue figura, resume a la perfección su partido y su mentalidad ganadora que lo trajo hasta acá.

Un juego casi de ajedrez se dio hasta los 35 minutos del primer tiempo, cuando una genialidad de Lionel Messi al asistir a Nahuel Molina desató el nudo del desarrollo del encuentro. Ya en el complemento, el segundo vino después de una falta sobre Marcos Acuña en el área rival que la Pulga cambió por gol a los 28´. Hasta allí no hubo remates del equipo europeo, pero si buenas salidas del arquero argentino. 10 minutos más tarde, el descuento llegó de un cabezazo de Wout Weghorst en lo que nada pudo hacer Martínez. Finalmente, en la última jugada, otra vez el delantero del Besiktas turco convertiría para empatar la serie. Al igual que frente a Arabia Saudita, al Dibu le patearon dos veces y le hicieron dos goles. Pero el fútbol siempre da revancha, aun en los momentos menos pensados.

Argentina fue superior durante todo el tiempo suplementario. Con un remate en el palo sobre el final de Enzo Fernández, la albiceleste le tocaba definir en desde los 12 pasos un encuentro que mereció haber ganado en los 90. El arquero marplatense terminó el encuentro con tres despejes por alto y un duelo aéreo ganado. Sin embargo, en su cabeza recorría la estadística: dos remates, dos conversiones. Por suerte, Martínez parece ser un alumno sobresaliente en la materia penales.

Nuevamente, la pena máxima definiría el ganador entre Argentina y Países Bajos, tal como en 2014. Esta vez, Sergio Chiquito Romero no defendería el arco argentino, pero un arquero especialista en estas situaciones se encargaría de tomar su lugar. En la Selección, a Martínez le habían pateado hasta allí ocho penales, en los que le convirtieron 4, atajó 3 y le metieron los 4 restantes. ¡Hasta en la Selección Sub 17 atajó 3 de 12 que le patearon! Las estadísticas, esta vez, se hicieron valer. Contuvo el primer penal de la tanda ante nada más y nada menos que Virgil Van Dijk, de los mejores defensores centrales del mundo. En el segundo se volvió a lucir, cuando voló en el remate cruzado de Steven Berghuis. 

Tres de cinco había atajado frente a Colombia, en aquella semifinal de la Copa América 2022. Esta tarde contuvo dos de cuatro. Sí, dos. Ese número que tanto pesó durante los 90 minutos, terminó siendo positivo para el ex Arsenal de Inglaterra. “Estamos en la semifinal porque tenemos huevos, pasión, corazón y lo hacemos por 45 millones de argentinos”, declaró el Dibu, que como hace ocho años Romero, hoy se convirtió en héroe. 

 

Más notas