miércoles, abril 24, 2024

El juego de Países Bajos, con el sello de Van Gaal

Por Franco Cecchini

El último partido entre ambos fue en las semifinales del Mundial 2014 donde la Albiceleste se impuso en los penales. Como en ese momento, la selección europea es dirigida por Louis Van Gaal, ese que busca revancha con un equipo que tiene su impronta: eliminó por 3 a 1 a Estados Unidos en octavos y es el rival de Argentina en los cuartos de final.

El equipo se hace fuerte con el balón, si bien no lo controla mucho más que el rival, ya que en lo que va del Mundial promedia 53% de posesión. Con la tenencia impacienta y avanza poco a poco. No le quema la pelota, cuando la tienen tocan y tocan, las transiciones son largas y terminan generando peligro.

Juega con línea de tres defensores (Aké, Van Dijk y Timber), son muy fuertes físicamente y además tienen buen manejo del balón para salir desde abajo, algo que hace mucho este equipo. Se paran lejos del área que defienden, unos metros atrás de mitad de cancha, con la intención de hacer un equipo corto y estarle encima a los delanteros. Contra Ecuador y Estados Unidos hicieron marca personal.

Los carrileros hacen una diferencia abismal, Denzel Dumfries y Daley Blind son dos pilares fundamentales y juegan con el factor sorpresa en el ataque. Pueden llegar a terminar la jugada apareciendo en soledad a la espalda de los laterales, en el último partido ambos hicieron un gol. Su principal función es acompañar desde la banda y llegar constantemente a desbordar tirando un centro con comba que complica a los defensores o un centro raso para atrás con intención de que sea interceptado por alguno de sus compañeros que esté en posición de ataque.

Blind, Dumfries y Van Dijk jugaron todos los minutos

A pesar de que suelen adelantar a los dos carrileros al mismo tiempo, el equipo no queda mal parado defensivamente debido a  la buena lectura de los centrales y la presencia en el mediocampo de Frenkie De Jong, el termómetro del equipo, un jugador muy inteligente que sabe leer las temperaturas del partido, maneja los tiempos y toma buenas decisiones.

En la fase final del ataque Cody Gakpo y Memphis Depay tocan rápido y de primera para desorientar a los defensores. No juegan de delanteros fijos, ambos bajan a recibir y arman juego. Gakpo, delantero del PSV,  es una de las grandes revelaciones de esta Copa del Mundo, convirtió tres goles en cuatro partidos y es el más desequilibrante que tiene Países Bajos.

Sin lugar a dudas este equipo es más completo y difícil que todos los anteriores rivales de Argentina, funcionan bien en conjunto y tiene jugadores de enorme jerarquía. Las claves serán presionar y controlar la pelota, como suele hacer Argentina, neutralizar la subida de los carrileros y no darle espacios a Gakpo y Memphis.

 

Más notas