martes, febrero 20, 2024

Stephanie Frappart, un debut que hace historia

Por Tomás Randazzo

La FIFA designó a Stephanie Frappart como árbitra para el partido entre Costa Rica y Alemania por la tercera fecha del Grupo E. De esta manera, será la primera jueza principal en la historia de la Copa Mundial. El resto del cuerpo arbitral estará compuesto por la brasileña Neuza Back y la mexicana Karen Díaz Medina como asistentes 1 y 2 respectivamente. Mientras que el hondureño, Said Martínez, será el cuarto árbitro.

Frappart está acostumbrada a hacer historia, y más cuando se trata de ser pionera en romper barreras. Fue la primera mujer en dirigir un partido en la UEFA Champions League, la Supercopa Europea, Ligue 1, y ahora, le llegará su turno en un Mundial. En la presente competición, ya había estado como cuarta árbitra en México vs. Polonia y Portugal vs. Ghana. En 2019 y 2020 fue condecorada por la IFFHS (Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol), como la mejor árbitra del mundo.

Frappart nació en Francia, el 14 de diciembre de 1983. Creció en Herblay, una comuna de 26 mil habitantes perteneciente al departamento Valle del Oise. Desde muy pequeña, ella siempre tuvo al fútbol como una de sus aficiones, y jugaba para el AS Herblay de su ciudad. Stephanie siempre tuvo en claro que su futuro iba a ser dentro de una cancha de fútbol. Y no precisamente como jugadora, impartir las reglas terminó siendo su pasión. A sus 13 años ya dirigía en partidos juveniles. Mientras que a los 18, ya impartía justicia en partidos de las divisiones sub 19 en el país galo.

“No nos cansaremos de repetir que lo importante es la calidad y no el género. Se merece estar en la Copa Mundial porque su rendimiento es excelente”, dijo Pierluigi Collina, ex árbitro y actual presidente de la Comisión de Árbitros de la FIFA. Además de destacar las actuaciones de la jueza francesa, hizo hincapié en que en el futuro la aparición de más mujeres en el mundo del arbitraje internacional dejará de ser noticia y estará normalizado. 

Su carrera deportiva debe ser un ejemplo para miles de niñas y mujeres que buscan escribir su camino, y generar su espacio, en un lugar en el que históricamente estuvo ocupado solamente por hombres. Recientemente en Argentina tuvimos la primera dupla femenina en una transmisión mundialista: Lola del Carril y Ángela Lerena relataron y comentaron respectivamente lo que fue la victoria por 1 a 0 de Suiza frente a Camerún. Es un paso más para una incansable lucha como lo es la igualdad de género. 

Más notas