miércoles, abril 24, 2024

Gonzalo Montiel, el que siempre se adapta

Por Julian Falcone

“Desde chico ya era un jugador super profesional, rápido y agresivo. A pesar de su corta edad, cada vez que terminábamos un partido o un torneo siempre quería ver su video para poder verse y mejorar”, dice Claudio Úbeda, que lo tuvo en la Selección Sub 20 durante el Sudamericano y el Mundial 2017, sus primeras apariciones con Argentina. 

Gonzalo Montiel se formó en River y jugó en la Primera División desde 2016. En agosto de 2021 fue vendido al Sevilla, de España, en una operación que superó los 11 millones de euros tras haber sido uno de los mejores laterales derecho del continente sudamericano. 

Sin embargo, no siempre jugó en ese sector de la defensa y hasta llegó a jugar en otras zonas de la cancha. Tuvo la posibilidad de probarse en Huracán y en Boca pero, según contó en una entrevista para La Nación en 2018, nunca lo ponían y decidió volver al Baby en El Tala, club de su infancia en González Catán, localidad cercana a Virrey del Pino, lugar donde nació.

Las pruebas en River se realizaron en Villa Martelli. Fueron tomadas por Luis Pereyra, captador de las divisiones juveniles en aquel momento y, tras no haber quedado tanto en Boca como en Huracán, comenzó su carrera en las inferiores de uno de los clubes más importantes del continente.

Fue capitán en casi todas las categorías. Hasta la Reserva jugó como defensor central y fue campeón con la Octava en 2012, con la Sexta en 2014 y subcampeón con la Séptima en 2013 y en la Reserva en 2015. 

“En inferiores jugué de cinco, de ocho y en todos los puestos de la defensa, por eso Marcelo (por Gallardo) dice que soy su bombero. Puedo jugar donde me necesite”, le dijo Montiel a Juan Patricio Balbi, periodista de ESPN. Y la realidad es que, así como se adaptó en la cancha, lo hizo también en su vida. 

Durante casi dos años viajó solo. Dos horas y media de ida y de vuelta, dos colectivos y una Traffic. Lo hizo hasta que se cansó. Les dijo a sus familiares que no aguantaba más y pidió vivir en la pensión de River. Sabía y valoraba que había más de lo que tenían en su casa, contó en esa misma entrevista en 2018. 

Marisa, mamá de Montiel, habló en Pop Radio 101.5: “Gonzalo estuvo en la pensión de River desde los 11 años, yo iba a verlo una o dos veces al mes. Tuve un estado depresivo pero traté de no mostrárselo”.  

Ante todas las adversidades, Montiel pudo afianzarse como futbolista profesional y fue campeón en importantes estadios como Wembley, Santiago Bernabeu, el Monumental, el Mario Alberto Kempes y el Maracaná. Mientras triunfa en su vida como deportista de alto rendimiento, también le devuelve a su familia todo lo que hicieron por él.

La Libertadores del 2018 tuvo la final más importante de la historia al enfrentar a River y a Boca. Tras el empate en La Bombonera y los incidentes previos a la vuelta aquel 24 de noviembre, la Conmebol decidió llevar el partido a Europa, más precisamente a la cancha del Real Madrid, y Montiel fue titular. 

Juan y Marisa, padres de Gonzalo, nunca habían salido del país, ni siquiera de la provincia. La sorpresa de Cachete fue la invitación a España para que lo acompañen a la final de la Copa Libertadores. Además, pudieron acompañarlo para el Mundial de Clubes 2018 en Abu Dhabi, torneo en el que River obtuvo el tercer puesto. 

Ayudó a sus padres a construir una casa en Ezeiza, ciudad del Gran Buenos Aires en la que también se encuentra el predio de la AFA. Allí Montiel y el seleccionado argentino se entrenaron durante la Copa América 2021 que se disputó en Brasil, durante la pandemia, y fue la primera estrella para Gonzalo en la Selección Mayor. 

Tras la obtención de la Copa América y de la Copa de Campeones Conmebol-UEFA ante Italia, Montiel es parte de la selección de Lionel Scaloni que juega el Mundial de Catar 2022, el primero en su carrera.  

Luego de la cita mundialista deberá volver a España para continuar con su carrera en el Sevilla y dirigido por otro argentino: Jorge Sampaoli. Si bien sigue en pie en la Copa del Rey y en la Europa League, el conjunto blanquirrojo se encuentra en zona de descenso directo, otra adversidad que deberá superar el joven de Virrey del Pino.

Más notas