lunes, mayo 20, 2024

Lisandro Martínez, de abajo se sale mejor

Por Lucas Canteros

La técnica justa para jugar de salvador y asistidor. Con la camiseta de la Selección Argentina o del Manchester United hace valer su apodo de carnicero al dejar hasta la piel en cada cruce y pelota robada, pero es de esos que los ves y, a pesar hacer un trabajo sucio, siempre están limpios: Lisandro Martínez se levanta luego de barrer a un rival y ya con la pelota en sus pies busca dar un primer pase limpio, correcto.

Es un jugador fantástico, un increíble pie para construir, buena mentalidad, agresivo. Y has visto su comportamiento”, dijo Pep Guardiola ante las críticas hacia Martínez por su altura y sobre todo previo al clásico de Manchester, donde tenía que marcar a Erling Haaland, el goleador del City.

Las cualidades de Martínez resaltan en el Manchester United. Pero en 2012, Raúl Fortti ya las había notado cuando Licha jugaba al baby fútbol en el Club Atlético Libertad de Gualeguay a sus 14 años. Fortti fue elegido por Carlos Bilardo -director deportivo de la AFA desde 2008 hasta 2014-, para que hiciera una filial de entrenamientos en Entre Ríos. Su trabajo era reclutar a los mejores jugadores de distintas localidades de la provincia para formar un selectivo. Luego lo llevaba al predio de AFA en Ezeiza para mostrar a los jugadores y que pudieran ser fichados por algún club de Primera División o de Buenos Aires. “Lisandro no había podido viajar por un problema que tuvo, y por eso después llamé a Oscar Locher, el veedor de Boca. Le dije que tenía a un jugador con una técnica impresionante, y lo citaron para una prueba en el Club Central Larroque”, dice Fortti.

Locher vio a Lisandro Martínez, y lo llevó a probarse a Boca. “Este es un fenómeno”, le dijo a Fortti. En el segundo día de prueba, Martínez se quedó sin aire en una jugada, lo llevaron a una revisión médica y le descubrieron un principio de asma. Boca decidió no ficharlo, y tuvo que volver a Gualeguay para hacerse más chequeos en el Sanatorio Adventista del Plata en Puiggari, donde no le detectaron nada que le impidiera jugar. Esto le permitió seguir en Libertad de Gualeguay hasta su fichaje con Newell’s a finales de 2012.

A sus 14 años, Licha dejó su ciudad natal para mudarse a la pensión de su nuevo club en Rosario, con el que salió campeón del torneo de la Reserva en la temporada 2016, dirigido por Juan Pablo Vojvoda. El mismo entrenador lo llevó a Defensa y Justicia en 2017 luego de debutar en la Primera con Newell’s. Los de Florencio Varela compraron su pase por una cifra cercana a los 2 millones de dólares. Después de dos años, y con Sebastián Beccacece como técnico, Lisandro Martínez pasó de ser un defensor técnico y de baja estatura a  convertirse en un mediocampista con mayor participación en la creación de las jugadas ofensivas a partir de sus pases. Fue un factor determinante para su venta al Ajax por 7 millones de euros después del subcampeonato en la Superliga de 2018/19, y por lo que hoy se destaca en la defensa del Manchester United y tiene su lugar en la Selección Argentina de Lionel Scaloni.

Su llegada al Ajax hizo crecer su cualidad adquirida en Defensa y Justicia dado que, después de seis partidos como defensor, Erik ten Hag, su técnico en el equipo neerlandés desde 2017 hasta mayo de 2022, y en el Manchester United actualmente, lo ubicó en el mediocampo por su técnica y polifuncionalidad. “Cuando el entrenador me puso en ese puesto, yo ya estaba preparado. Me informé mucho sobre la posición”, le dijo Lisandro Martínez a Clarín en octubre de 2020.

Tanto de defensor como de mediocampista, Martínez logró ser el segundo jugador con mayor porcentaje de pases progresivos (hacia adelante y mayor a 10 metros de recorrido) en la temporada 2021-22 de la Eredivisie: 13,43% a los tres cuartos de cancha, sólo por detrás de su compañero Daley Blind, que consiguió el 19,3%. La salida de Ten Hag al Manchester United provocó el arribo de Licha por más de 50 millones de euros el 27 de julio. El equipo inglés buscaba reforzar su defensa, y el entrenador sabía de la personalidad y carácter defensivo que el argentino le podía aportar.

Martínez se convirtió en el primer jugador de Gualeguay en jugar en la Premier League. Su característica física distintiva al ser un defensor central -1,75 m de altura- generó críticas y prejuicios, que rápidamente se diluyeron de los medios y los hinchas con los primeros partidos. “¡Argentina, Argentina!”, se escuchó desde la tribuna al terminar el partido que finalizó 2-0 a favor del United contra el Tottenham el 19 de octubre en Old Trafford.

En julio de 2021, se había sumado a los otros dos jugadores de Gualeguay en ganar un título con la selección argentina. Los anteriores fueron Jorge Burruchaga, que ganó el Mundial de 1986, y Ramón Medina Bello, con las Copa América de 1991 y 1993. Licha ya consiguió la Copa América y la Copa de Campeones Conmebol-UEFA 2022. El tercero de los gualeguayenses tiene la oportunidad de competir en el próximo Mundial de Qatar 2022 con el objetivo de ser el único en conseguir todos las competencias disputadas con la selección.

Más notas