sábado, junio 22, 2024

“Es el momento de demostrar que somos fuertes de verdad”

Por Pedro Ignacio Pérez Naveira

El capitán de la selección argentina abrió el partido desde el punto penal a los 10 minutos del primer tiempo para llegar a su séptimo gol en mundiales. Pero aún así no fue suficiente para evitar la caída de la selección que en el segundo tiempo recibió dos goles y acabó perdiendo frente a Arabia Saudita en su debut.

Más allá del gol, el rendimiento del delantero del Paris Saint Germain no fue el mejor, un juego muy cerrado y físico de los asiáticos no permitía ni que “La pulga” ni toda la selección pudiera dar destellos de buen fútbol. Los espacios estuvieron, pero el mediocampo argentino no estuvo lúcido en los pases y el ataque falló en, como luego dijo Lionel Messi, buscar el tercer gol antes del segundo.

Lo más complicado de un primer tiempo que parecía muy favorable para “La albiceleste” fue evitar el offside cuando se adelantaba la última línea de Arabia Saudita, en todo el partido, Argentina quedó en fuera de juego 10 veces (en la Copa del Mundo de Rusia 2018, le señalaron seis offside en los cuatro encuentros que disputó), además de que el nuevo sistema del VAR semiautomático le anuló tres goles (todos en el primer tiempo) por esta razón. Dos goles se los anularon a Lautaro Martínez y el otro a “La pulga”, que pudo haber aumentado su cuenta goleadora en el partido.

Luego del encuentro, el capitán habló con la prensa y remarcó: “Ahora tenemos que demostrar que somos un grupo de verdad. No hay excusas. Tenemos que estar unidos y levantar, tenemos que volver a la base de lo que somos”. Luego, concluyó: “Este es un grupo que se destaca por la unión. Es el momento de demostrar que somos fuertes de verdad. Es un golpe muy duro para la gente y para nosotros, pero que confíen porque este grupo no los va a dejar tirados y vamos a ir a buscar los dos partidos”.

La selección no caía en un debut mundialista desde el recordado 0-1 frente a Camerún en Italia 1990, torneo en el que acabaría llegando a la final, por ende la situación todavía puede solucionarse. La única selección en toda la historia que consiguió ganar el Mundial luego de perder en el primer partido fue España en 2010 de la mano de Vicente Del Bosque, que comenzó en Sudáfrica con un 0-1 frente a Suiza pero superando en la final a Holanda con el recordado gol de Andrés Iniesta.

 

 

 

Más notas