domingo, junio 16, 2024

Generación Zoe: fútbol, promesas y dinero esfumante

Por Agustín Nieto

-Hay $50.000 para cada uno

Así comenzó Leonardo Cositorto, CEO de ZOE, empresa que ofrecía crecimientos económicos a sus inversores en dólares, su arenga en el vestuario de Deportivo Español. Fue el 14 de septiembre de 2021, ante la mirada de los jugadores, en la previa del encuentro ante Ituzaingó, por el torneo de Primera C, cuarta categoría del fútbol argentino. Ofreció premios económicos en efectivo y criptomonedas con diferentes condiciones: arco en cero y con dos goles o más a favor se le sumaban $2.400.000 para todo el plantel. Fue victoria por 3 a 1 de  Los Gallegos.

ZOE operaba en países como Argentina, Paraguay, Colombia, España y Estados Unidos. Proponía mediante su billetera virtual un incremento de entre el 7,5% y el 10% a sus inversores. Pero a fines de febrero del 2022, empezaron a hacerse públicas las denuncias de las víctimas por estafa.

El Club Leandro N. Alem, de la Primera C, fue el impulsor del pago en criptomonedas en el fútbol argentino sin ningún tipo de relación con el Grupo ZOE. “Yo me dedico a operar en cripto y me parecía muy innovador conectarlo con el deporte. Es algo que ya está en el resto del mundo”, explicó Daniel Etcheverry, dirigente de Alem, a Diario Olé. Etcheverry le propuso abonar con criptomonedas los sueldos a los jugadores juveniles sin contrato. Cositorto no iba a quedarse atrás.

El mundo ZOE alrededor del fútbol argentino hay que dividirlo en dos partes: sponsor de Atlas, Deportivo Español, Chacarita Juniors y Cañuelas, y otro como fundador de Deportivo Zoe en Zárate y también de Zoe Atletic Club en Villa María, Córdoba.

Zoe sponsor

En 2020 llegó a Cañuelas F.C como publicidad para la camiseta del equipo con un pago mensual de $300.000 con el logo de ZOE Capital y su figura de un león, símbolo de la empresa. En julio de 2021, llegó a Deportivo Español, club que lo catapultó hacia los demás equipos del ascenso. No solo sería el sponsor principal en la indumentaria: también tendría un grupo de trabajo con el reconocido director técnico  Ricardo Caruso Lombardi como manager de la institución, y le brindaría premios a los jugadores por goles convertidos y partidos ganados.

Chacarita Juniors le abrió las puertas a finales de 2021. “Vino una persona conocida en octubre o noviembre de 2021 y me dice que ZOE administraba Cañuelas y Deportivo Español y quería hacer un encuentro amistoso. Organizamos un partido entre ambas instituciones y vino Cositorto, Caruso Lombardi y cámaras de televisión. El equipo que presentaron para jugar no era Deportivo Español, era un plantel del club que tenía ZOE. Al finalizar el partido nos agradeció por la amabilidad y nos dejó $500.000”,contó Néstor Di Pierro, actual presidente del Funebrero. A finales de diciembre de 2021 llegó una propuesta formal por parte de Cositorto para tener la publicidad del grupo tanto en la camiseta como en la cartelería del estadio por $2.100.000 mensuales. Aunque también, como a los anteriores clubes, les ofreció criptomonedas, pero Di Pierro no aceptó.

Con un contrato por pago adelantado trimestral,  ZOE le dio al conjunto de San Martin $6.300.000. El segundo desembarco de dinero acordado de manera contractual llegaría a principios de abril. A raíz de varias denuncias por parte de civiles, Chacarita se comunicó con el abogado de ZOE solicitando el pago y le comunicaron que en 15 días estaría depositado. Al no recibirlo hicieron un segundo intento pero con quien se habían comunicado ya no pertenecía a ZOE.

Zoe fundador de clubes

Sin quedarse atrás en el camino, Leonardo Cositorto fundaría en junio de 2021 uno de sus dos clubes, Deportivo Zoe. Con base en el Deportivo Español, donde hacía su localía, disputaba el Torneo Regional Amateur con la intención de jugar los de AFA. Así llegó hasta semifinales por el ascenso pero perdió por 3 a 1 ante Sportivo Baradero. Estaba compuesto por hombres reconocidos en el ambiente del fútbol en su cuerpo técnico como Alejandro Mancuso, quien se incorporó para cumplir la función de scouting de jugadores. Si bien el club dejó de existir al no tener responsables a cargo, Ignacio Trotta, ex futbolista de la institución, había visto una oportunidad de crecimiento.

-¿Cómo llegaste a Deportivo Zoe?

-Por intermedio de la dirigencia de Deportivo Español, donde tenían de sponsor a ZOE, y estaban buscando jugadores para afrontar el campeonato regional.

-¿Cómo fue tu estadía?

-Muy buena ya que contaba con grandes jugadores de distintos clubes que habían pasado por otros de Argentina y fuera del país también.

-¿Tuvieron charlas con integrantes de ZOE o con el propio Leonardo Cositorto?

-Sí, charlamos con ellos pero nunca de negocios, solo de fútbol. Con Leo tuvimos la oportunidad de conocerlo justo antes de jugar los octavos de final del regional.

-¿Cobraban un sueldo?

-Teníamos un viático establecido por semana, después cobramos por partidos ganados y premios por avanzar de rueda. El pago era en efectivo al momento, nunca tuvimos criptomonedas ni nos ofrecieron.

Deportivo Zoe se ubicaba en la ciudad de Cañuelas, provincia de Buenos Aires. Muchos de sus jugadores emigraron hacia el exterior debido a los convenios que tenía Cositorto y ZOE con Tacuary (Paraguay), Atlético Saguntino (España) y Santa Coloma (Andorra).

En su expansión por Argentina, la ciudad de Villa María, Córdoba, fue epicentro de denuncias por 176 casos de estafas y asociación ilícita hacia la empresa, debido a que una de sus sedes se encuentra allí. “Se dictaron las prisiones preventivas para 14 imputados y siguen en proceso cinco más y hay dos prófugos”, mencionó la fiscal de la causa Juliana Companys, quien ordenó las detenciones y en especial la de Cositorto en febrero de 2022, aunque recién fue capturado en República Dominicana en abril del mismo año.

Para jugar en la Liga Villamariense, fundaron en 2021 ZOE Atletic Club con la misma modalidad que su otro equipo: formar grupos de trabajo con personas reconocidas en el fútbol argentino. Lo integraron a Néstor Apuzzo (ex director técnico de Huracán) y los hermanos Diego y Rodolfo Graieb, ex jugadores). El presidente de la Liga, Diego Conrero, comentó. “El proyecto era muy bueno y superador. Trabajaron dos o tres meses a un nivel en el que no estábamos acostumbrados a ver con gente de mucha trayectoria en el fútbol”. Y agregó: “Iban a armar equipos de reserva y las seis categorías de inferiores, pero justo cuando se le vencía el tiempo para presentar los fichajes es cuando surge la denuncia hacia el grupo ZOE y debido tanto a que su presidente y secretario estaban prófugos de la justicia  no pudieron presentar los papeles correspondientes”.

Claudio Álvarez, presidente del club, y Silvia Fermani, secretaria, estuvieron fugitivos de la justicia, por lo que el club al no presentar los trámites correspondientes para afrontar los partidos de la liga tuvieron que ser desafiliados. Actualmente ambos dirigentes fueron capturados y Companys declaró que se encuentran detenidos con prisión preventiva, la misma fue apelada y está en el juzgado de control.

El club se despidió mediante un comunicado en su cuenta de Instagram: “ZOE Atletic Club Villa María anuncia con tristeza, de parte del grupo encargado del proyecto deportivo que, debido a la nula comunicación de parte de los dirigentes y sus presentes problemas que enfrenta ZOE EMPRESA, nos vemos obligados a tomar la decisión de NO continuar por fuerza mayor el tan valioso trabajo realizado hasta el momento…”. El mensaje fue firmado por los hermanos Graieb (directores del área de scouting), Rubén Guillen (director deportivo), Rubén López (Área de Metodología  física y Coordinador infantil, juvenil y primera) y Sergio Torrado (gerente deportivo).

Los números finales que hicieron crecer el negocio de Cositorto aún no están definidos. En blanco se estima un ingreso de 800 millones de pesos, aunque la investigación de la fiscal Companys junto a las declaraciones de ex trabajadores de ZOE, el monto podría elevarse a 120 millones de dólares.

Más notas