Por Miguel Souto

Es probable que la Copa del Mundo que está próxima a disputarse en Qatar sea la última de algunos nombres que hoy integran la Selección Argentina. A partir del año que viene, que será el inicio de un nuevo ciclo, la renovación de jugadores que se viene dando desde el 2019 con la llegada de Lionel Scaloni comenzará un nuevo capítulo. Pensando en las próximas versiones que pueda llegar a mostrar equipo nacional, es importante estar pendiente del progreso de aquellos que forman parte de lo que está por venir. El día a día en los clubes de los chicos que hoy son el futuro de nuestro fútbol, y su papel en los equipos a los que representan serán vitales en su formación.

Alejandro Garnacho

El juvenil en Madrid hace 18 años es uno de los jugadores de esta lista con más presencia en el primer equipo del club para el que juega. El extremo de Manchester United arrancó la temporada pasada siendo uno de los pilares del sub 18 de los Reds, lo que le valió una promoción casi sin escalas a la máxima división.

Garnacho fue una pieza clave para la obtención de la FA Youth Cup en junio de este año; marcó siete goles en seis partidos y culminó el torneo en la cima de la tabla de goleadores. Además, asistió en tres oportunidades para que sus compañeros conviertan. Disputó también la UEFA Youth League, en la que convirtió dos goles y una asistencia en siete partidos. En aquella competencia, el equipo inglés quedó eliminado en octavos de final frente al Borussia Dortmund en la tanda de penales. En lo que a la Premier League respecta, comenzó jugando la correspondiente al Sub-18, promediando la temporada continúo en la categoría Sub 23 y finalizó siendo una opción desde el banco para el primer equipo. 

En la mayor del Manchester United, ingresó en tres ocasiones en las que sumó 15 minutos, dos en liga y una en copa nacional. En la vigente temporada se consolidó como parte del primer equipo, aunque todavía sin una buena cantidad de minutos en cancha. Estuvo presente en el banco en cinco de los seis partidos de Premier League, aunque solo ingresó en el primero de ellos para disputar escasos segundos. También entró en los dos partidos de los Reds por la Europa League y sumó 20 minutos de juego. Su mayor participación fue el pasado 30 de agosto en el duelo frente al Carlise United correspondiente al EFL Trophy. Allí, Alejandro Garnacho jugó 65 minutos en los que marcó una asistencia.  

Luka Romero 

El nombre de Luka Romero suena en los oídos de los argentinos, y del mundo futbolero en general, desde hace ya dos años. Su aparición en la Primera del Mallorca en el 2020 fue toda una sorpresa, principalmente por la edad del juvenil nacido en México. Con tan solo 15 años, se transformó en un partido ante Real Madrid en el debutante más joven de la historia de La Liga. A partir de entonces, muchos ojos están puestos en él. Desde la temporada pasada juega en la Lazio de Italia, pero no ha podido contar con la cantidad de minutos que tenía en el cuadro español, aunque claro, todavía tiene 17 años. 

Tras su arribo al club romano, Romero tuvo sus primeras participaciones en el Sub 19. Allí disputó 4 partidos en los que no tuvo un peso preponderante en los marcadores. Ya en 2022, fue promovido a la primera categoría de la Lazio. Entró al campo en nueve encuentros correspondientes a Serie A y Copa Italia, aunque solo un puñado de minutos en cada uno de ellos. Sin embargo, el argentino se convirtió en una opción regular dentro de las convocatorias de Maurizio Sarri. 

Ya en la presente temporada, Romero apenas pudo contar con tiempo de juego. El delantero estuvo en el banco de suplentes en los nueve encuentros que jugó Lazio, tanto por Serie A cómo por Europa League y solo pudo ingresar en uno de ellos. Sumó 14 minutos en la derrota por 5 a 1 frente al Midtjylland por el torneo europeo. Hoy el brasilero Felipe Anderson es quien se ha ganado el puesto de extremo derecho y el italiano Matteo Cancellieri es su primer recambio. Además, Pedro, el ex Barcelona, Chelsea y Roma, también es una opción para el ataque que puede desempeñarse por ambas bandas. 

Matías Soulé

Matías Soulé nació en Mar del Plata e hizo inferiores en Vélez. Sin llegar a debutar en la Primera del Fortín, se mudó a Italia para jugar en la Juventus cuando todavía no había cumplido los 17 años. Desde su llegada a Turín, formó parte de los equipos juveniles de la Vecchia Signora, pero a partir de la pasada temporada comenzó a ser una opción para el primer equipo, incluso llegando a tener algunos minutos en cancha.

El marplatense disputó toda la pasada temporada en las categorías juveniles de la Juventus, con excepción de cuatro minutos en los que pudo participar en el primer equipo por la Serie A. Con el Sub 19, llegó hasta las semifinales de la UEFA Youth League, instancia en la que el club de Turín cayó por penales contra el Benfica, equipo que luego se consagraría campeón. En aquella competición europea jugó como mediapunta y convirtió dos goles y dio tres asistencias en nueve partidos. Para el Sub 23 disputó 34 partidos, en los que anotó cinco goles y entregó cuatro asistencias. Allí alternó entre el extremo derecho y la parte central ofensiva del mediocampo. 

En la presente temporada, Soulé ganó asiduidad en el banco y participación en el juego. Formó parte de las nueve convocatorias al primer equipo de la Juventus e ingresó en tres oportunidades, todas por Serie A. En esos partidos, el argentino acumuló 23 minutos de juego. Si bien la Vecchia Signora en esta temporada no cuenta con un plantel como los que acostumbró a ostentar en los últimos años, hay jugadores importantes por delante del marplatense, como el norteamericano Weston McKennie, ex Schalke 04, o el italiano Moise Kean, ex Everton y PSG. 

Tiago Geralnik

Tiago Geralink hizo inferiores en River, pero se fue al Villarreal con apenas 16 años. En el club de Castellón pasó por las divisiones del ascenso español y fue utilizado prácticamente en todas las posiciones ofensivas del campo. Jugó como extremo izquierdo, mediapunta, interno por ambos costados e incluso como mediocampista central.  

En lo relativo a la temporada pasada, Geralnik disputó casi todos sus encuentros en el Villarreal C, de la Tercera División Española. En aquella categoría, el rosarino participó en 29 partidos, de los cuales 17 fueron desde el inicio; además, en esos encuentros convirtió 6 goles. También jugó la UEFA Youth League, en la que el Sub 19 del Submarino Amarillo cayó en segunda ronda. 

En la presente temporada fue promovido al Villarreal B, que juega en la Segunda División de la Liga Española. Integró la lista de las siete convocatorias que hubo hasta la fecha, aunque solo pudo jugar unos pocos segundos en el empate frente al Málaga. La Primera División todavía parece lejana para el rosarino de 19 años. 

Nicolás Paz

Nicolás Paz, hijo de Pablo Paz (exdefensor de la Selección Argentina) tiene 18 años y juega como mediocampista central. Comenzó su formación como jugador en el Tenerife, de donde es oriundo, y en el 2017 llegó al Real Madrid Castilla, el segundo equipo del club de la capital española. Allí participa en la Primera Federación, la tercera división de ese país. Aún continúa formándose en busca de una oportunidad en el primer equipo del Merengue, algo que no es sencillo dada la jerarquía que se puede encontrar en ese plantel.

En la pasada temporada, bajo la dirección técnica de Raúl, el exgoleador español, fue convocado en 10 partidos del Real Madrid Castilla. De esos encuentros, pudo ingresar en seis de ellos y sumar 95 minutos de juego.  Actualmente se encuentra disputando la UEFA Youth League, competencia en la jugó como titular en las dos presentaciones del selectivo juvenil del Merengue. En su debut en el torneo marcó dos goles frente al Celtic de Escocia y su equipo goleó por 6 a 0. 

Valentín y Franco Carboni

Valentín y Franco Carboni forman parte de una familia ligada al fútbol. Ambos son hijos de Ezequiel Carboni, ex Lanús, Catania y Banfield. Valentín tiene 17 años, es el menor de los hermanos y puede moverse tanto por derecha como por el centro del ataque. Franco, dos años mayor, se desempeña como lateral izquierdo. Los dos hicieron inferiores en Lanús y prosiguieron su formación en el Catania. A principios del 2020 llegaron al Inter de Italia, donde participaron de varias competencias juveniles, hasta llegar al banco de la Primera del equipo de Milán. 

Para el Sub 18, Valentín Carboni jugó 9 partidos, en los que fue sin lugar a dudas un jugador destacado: marcó cinco goles y dio cuatro asistencias. Junto con Franco, formaron parte del selectivo que disputo la pasada edición de la UEFA Youth League. El menor de los hermanos disputó solo dos partidos y marcó un pase gol, mientras que el lateral estuvo en las seis presentaciones de su equipo. Más tarde fueron seleccionados para jugar el Torneo Primavera, una liga italiana compuesta por equipos Sub 19. Allí disputaron la mayoría de los partidos y fueron campeones tras vencer en la final a la Roma por 2 a 1 en la prórroga con una asistencia de Franco.  

En esta temporada, Valentín volvió a formar parte de la lista para disputar la UEFA Youth League y marcó dos goles en dos partidos. También comenzó a disputar la nueva edición del Torneo Primavera, en el que ya marcó por duplicado. Sin embargo, en las últimas semanas dejó el equipo Sub 19 para pasar a formar parte de las convocatorias del primer equipo del Inter. Hasta el momento no sumó minutos de juego, pero estuvo en el banco en los últimos tres encuentros por Serie A.

Franco se fue cedido al Cagliari, actualmente en la Serie B, para tener rodaje en Primera tras su exitoso paso por el juvenil del Inter. En el club de Milán había formado parte de la convocatoria del primer equipo en cuatro partidos de Serie A y en el duelo frente al Liverpool por la pasada Champions League. Sin embargo, su paso a la segunda división de Italia le abrió las puertas para sumar más minutos y ritmo de competencia. De los 6 partidos que Cagliari disputó en Serie B, Franco Carboni participó en tres, en el último de ellos arrancando como titular. Además, ingresó 16 minutos en la victoria 3 a 2 por Copa Italia frente al Bari.

Con más o menos minutos, escalones más arriba o más abajo en la pendiente natural que implica una carrera de alto rendimiento, cada uno de los jugadores mencionados parecen estar en la misma etapa del proceso evolutivo de un futbolista. Para la mayoría de ellos, la presente temporada representa el quiebre entre los equipos juveniles, en los que varios se han destacado, y la primera categoría de sus respectivas ligas. El próximo año será una prueba de adaptabilidad para aquellos que están empezando a tener sus primeras convocatorias en los equipos mayores.

Es una buena señal que todos ellos estén luchando por un lugar en los equipos más importantes de Europa: Real Madrid, Juventus, Manchester United, Inter, Lazio, Villarreal. Pero también es importante ver que su desarrollo avanza por un sendero lógico y de constante progreso; que son protagonistas del futuro de sus clubes y, claro, de la Selección Argentina.