sábado, abril 13, 2024

Argentina, el orgullo de pertenecer

Por Federico Méndez

El 6 de marzo de este año el director técnico de la Selección Argentina, Lionel Scaloni, daba a conocer la lista preliminar para la doble fecha de las Eliminatorias sudamericanas que debía disputarse contra Venezuela y Ecuador. En ella aparecían los nombres de varios jugadores Sub 20 que militan en Europa. 

Desde principios del 2020, la AFA trabaja en un gran proyecto para capturar juveniles que actúan en diferentes clubes de Europa. Talento que antes se encontraba en nuestros potreros y que hoy abunda en buena parte en el Viejo Continente por diferentes causas. La crisis del 2001 que obligó a muchas familias a emigrar con descendencia argentina o padres que fueron exfutbolistas y que por cuestiones laborales terminaron emigrando a otros destinos son algunas de las razones. Del listado de convocados, Alejandro Garnacho, Luka Romero y Nicolás Paz son los casos más representativos porque los tres nacieron fuera de Argentina. 

Alejandro Garnacho nació el 1 de julio de 2004 en Madrid, España, pero es hijo de madre argentina. Juega de extremo izquierdo y se formó como futbolista en el Atlético de Madrid. Su madre, Patricia Ferreyra Fernández, es la responsable de que él luciera la camiseta argentina desde chico. “Nací en Madrid, pero mi madre es argentina, al igual que toda su familia, y va a ser un honor poder representar a Argentina, igual que lo fue en su momento representar a España. Estoy muy emocionado con esta oportunidad”, declaró hace unos meses para el sitio web oficial del Manchester United, equipo donde juega actualmente.

“Desde pequeño he animado a las dos selecciones. Tengo doble nacionalidad, es una oportunidad única para mi y estoy ansioso esperando que llegue el momento y aprovecharlo al máximo”, agregó el joven talentoso. En septiembre de 2020, el Manchester United pagó 500 mil euros por su pase. 

Más allá de que haya nacido en México y dado sus primeros pasos como futbolista en España, donde posee el logro de haber sido el jugador más joven en debutar en La Liga con 15 años y 219 días, a Luka Romero le corre sangre albiceleste por las venas. 

Nació el 18 de noviembre de 2004 en Durango, un estado pequeño al noroeste de México. En el equipo de la ciudad, Los Alacranes, jugó Diego Adrián Romero, padre de Luka, quién se desempeñaba como centrocampista. Debutó en Quilmes, y luego de un exitoso paso por Atlético de Rafaela emigró. “Toda mi familia es argentina, mi sueño es vestir la celeste y blanca”, había declarado el juvenil para el sitio web de la AFA en 2018. Y agregó dos años después en una entrevista con Clarín:Nunca dudé en jugar para Argentina, que igual fue la que primero se fijó en mí y me llamó. Me gustó mucho cuando estuve y voy a estar en la Selección hasta que no me quieran más”.

Dos años después de su nacimiento, su padre mudó a la familia a España para asentarse y seguir su carrera allí, por lo cual Luka cuenta, también, con la ciudadanía española. Ahí floreció la opción de representar a alguna de las tres selecciones. Romero ya disputó torneos juveniles con las selecciones Sub 15 y Sub 20. “En cada charla nos hace sentir las ganas que tiene por jugar en Argentina, está contento con la Selección y con el entorno”, comentó el año pasado Juan Martín Tassi, cabeza principal del departamento de Scouting, en una entrevista con TyC Sports.

Todavía no disputó ningún partido oficial con Argentina, ya que la FIFA cuenta como oficiales solo los partidos de las selecciones mayores y no la de juveniles, lo que implica que Luka tiene tiempo de cambiar de decisión si quisiera. Actualmente desarrolla su carrera en la Lazio de Italia y aún no sumó minutos en la presente temporada

Nacido el 8 de septiembre de 2004 en Tenerife, España, pero hijo de argentinos, Nicolás Paz es un talentoso extremo o mediocampista ofensivo de 17 años que juega en Real Madrid. Esta temporada se encuentra en el equipo B del conjunto “Merengue”, donde es dirigido por Raúl González, histórico goleador del equipo madrileño. Nicolás usa la “10”, y está catalogado como una de las mayores promesas de la “Casa Blanca” de cara al futuro. 

Su padre, Pablo Paz, exfutbolista de Newell’s, Independiente y con pasado en la Selección Argentina, contó hace unos meses que cuando Nicolás se había enterado de la convocatoria por parte de Lionel Scaloni “salió temblando, no podía hablar”. Cabe resaltar que el joven nació en España, dado que Pablo realizó la mayor parte de su carrera allí. “Esto es una sorpresa mayúscula, aunque ya sabíamos que el scout en Madrid lo venía siguiendo, no sabíamos que iba a tener esta convocatoria”, destacó su padre. 

Más notas