martes, abril 16, 2024

Franco Colapinto, la esperanza argentina en el automovilismo de élite

Por Julen Blanco

La Fórmula 1 en Argentina apagó los motores desde aquel 15 de abril del 2001 cuando Gastón Mazzacane en la escudería Prost corrió en el Gran Premio de San Marino. A partir de esa última actuación nunca más la bandera celeste y blanca pudo aparecer en esa categoría.

Pero ahora en el ambiente automovilístico se vuelve a soñar con la aparición de un chico de 19 años llamado Franco Colapinto, oriundo de Pilar, que acaba de ganar su segunda competencia en el año en la Fórmula 3 en la carrera sprint de Monza, Italia.

A los 9 años comenzó a competir en karting gracias a la influencia de su padre, Aníbal Colapinto, que compitió en el Speedway (motor sobre tierra) de Bahía Blanca y el Turismo Nacional. “Logré dos Campeonatos Argentinos de Karting en 2016 y 2018. También competí en Europa con los karts donde fui piloto oficial de CRG (una de las fábricas de karting más importantes del mundo) y ahí debuté en autos de fórmula en el equipo Drivex School”, relató Franco en una entrevista.

En 2020 fue la base para la estructura del bicampeón Fernando Alonso, que puso su equipo en la Fórmula 4 española y tuvo el apoyo de McLaren. “Ellos querían a los mejores pilotos de Drivex School y por eso corrí allí. Logré el campeonato en mi primera participación. No pude tener mucha relación con Fernando porque él no fue a tantas carreras, pero aprendí mucho en las charlas que nos dio”, reveló.

El 2021 fue un año muy bueno para Colapinto: fue tercero en el campeonato de la Asian Le Mans Series, cuarto en la European Le Mans Series y además participó Fórmula Regional Europea (FRECA) con dos triunfos en las categorías de endurance también pudo mostrar su talento peleando las 24 horas de Le Mans en la clase LMP2.

En medio este gran momento, Eduardo Ramírez, quien también acercó a Esteban Tuero y Mazzacane a la F1 soltó una determinante frase sobre el piloto argentino: “El objetivo es que en las pruebas de fin de año pueda subirse a un F2. Hoy hay equipos de la Fórmula 1 que lo están mirando”.

Con sus actuaciones en F3 y también en categorías de Le Mans, Franco demostró que es rápido, pero que también piensa, una característica que se ve poco en pilotos tan jóvenes. Además, tiene todo lo que se busca en un piloto, es serio, habla bien y maneja idiomas. Sin dudas, es un buen producto”, sentenció Ramírez.

En su primer año en la F3 consiguió una pole position, dos triunfos en sprint y un podio. Terminó noveno en el campeonato. Franco Colapinto, la gran esperanza para que la actividad automovilística argentina vuelva a estar en lo más alto.

Más notas