martes, mayo 28, 2024

Carolina Salina: “Soy defensora desde que nací”

Por Lucas Quarneti

Carolina Salina tiene 29 años y juega al fútbol en la Primera del Club Atlético Tigre. Vive en Malvinas Argentinas y viaja al menos tres días de la semana a Victoria sin cobrar un peso por viáticos. Comparte equipo con sus sobrinas, Micaela y Anahí Ayala, que la acompañaron a probarse al Matador porque vieron una publicación en Facebook.

– ¿Cómo fue tu relación con la pelota de fútbol? ¿Cómo se manejaban en tu casa? ¿Y en la escuela?

-Yo desde chica que juego,  entonces no se me hacía diferente. En casa mi papá nos ponía a jugar a mí y a mis hermanas, somos cuatro mujeres y dos hombres, pero jugábamos todos, así que siempre estaba peloteando. Y en la escuela sí, me veían rara, porque antes no hacían fútbol las chicas. En educación física yo quería jugar con los varones,  hasta llevaba botines al colegio.

– ¿Y te dejaban jugar con los varones?

-No, tenía que hacer handball. No me gustaba pero no me quedaba otra. A veces en los recreos sí me dejaban jugar mis compañeros.

– ¿A qué edad empezaste a jugar al fútbol? ¿Y dónde?

-Empecé a jugar a los 11 años en un club de barrio llamado Unión Vecinal, en Malvinas Argentinas (Tortuguitas). El club ya no está más, ya que era algo que lo hacían los vecinos para que pudieran jugar los chicos. A veces jugaba para la categoría de varones.

– ¿Cómo seguiste jugando al fútbol y cómo llegaste a Tigre?

-Seguí jugando siempre porque me gustaba. Hacían campeonatos barriales por plata y yo me prendía en el que fuese, todo por jugar un rato, por gusto. Y a Tigre fui a probarme a los 26 años porque vi la publicación en Facebook. Fui con mis dos sobrinas, Micaela y Anahí Ayala, que también son jugadoras del Matador.

– ¿Qué significa para vos, siendo la tía, jugar con ellas?

-Para mí es re lindo compartir esto con mi familia. Siempre tratamos de dar lo mejor de nosotras en cada partido y lo más lindo es que se nos dio estar en el equipo a las tres, ya que jugamos en distintas posiciones. Mica es la arquera, Anahí es la delantera y yo defensora.

– ¿Cómo ves la actualidad de Tigre? ¿Cuántas veces por semana entrenan?

-Ahora nos estamos preparando para no perder la categoría. Estamos jugando la pertenencia. La verdad es que este año nos tocó jugar en una zona bastante complicada. Podríamos haber estado entre los primeros cinco pero no se nos dio. Ahora nos preparamos para dar lo mejor, nos estamos entrenando 3 veces a la semana para no descender.

Empezó con la primera ronda, que fue la “Fase Clasificación”. Ésta consiste de tres Zonas “A”, “B” y “C”, de nueve equipos cada una, donde se juega todos contra todos, a una sola rueda de partidos, por puntos, previo sorteo. Al término de esta Fase, los equipos ubicados del 1° al 4° puesto de la Tabla Final de Posiciones de cada una de las Zonas, más el mejor 5º, se clasifican a la “Fase Ascenso”, mientras que los ubicados del 6° al 9° puesto de la Tabla Final de Posiciones de cada una de las Zonas, más los dos 5tos. que no se clasificaron a la otra ronda, disputarán la “Fase Permanencia”. La fase permanencia, que es la que está disputando Tigre, consiste en un todos contra todos, a dos ruedas de partidos, local y visitante, por puntos, y previo sorteo. Los últimos 4 equipos de la ronda de permanencia descenderán)

– ¿Qué opinas de la semi profesionalización en el fútbol femenino?

-Me parece perfecto todo este cambio que hubo y el crecimiento de la disciplina de fútbol femenino. Todavía tiene que seguir creciendo para que sea igualitario al de los hombres, obviamente, pero es un logro todo lo que se viene dando para las mujeres, hay que tener paciencia siempre y ser agradecida, como nos dice nuestro director técnico Raúl Maiola.

– ¿Tenés otra ocupación?

-Además de estar jugando en Tigre trabajo en casa de familia ayudando con los quehaceres, y también entreno a chicas de siete años en adelante en el club San Martín de Pablo Nogués, partido de Malvinas Argentinas. En Tigre a nosotras no nos pagan sueldo, pero ellos no nos hacen faltar nada si necesitamos hacer trámites o si nos golpeamos o algo, ellos se ocupan ¡Ah, y también nos dan la ropa!

– ¿Cuál es el mensaje que intentás transmitirles a las chicas que entrenás?

-El mensaje que les enseñó a las chicas es que se diviertan haciendo lo que les gusta y que no siempre se gana, que hay que aprender a perder no solo en la cancha, también en la vida. A no creerse más que nadie y a ser compañeras en un equipo.

– ¿Sentís que te queda algún sueño pendiente en el fútbol?

-No, ya cumplí mi sueño jugando en un club grande como Tigre, que me dio la oportunidad de estar en el equipo. Obviamente tengo que seguir aprendiendo.

– ¿Una o un referente dentro del fútbol?

-Lorena Benítez, que es una futbolista argentina que juega en Estudiantes y que jugó en la Selección. Me gusta mucho su forma de jugar y se la ve como una persona humilde.

 

Más notas