sábado, junio 22, 2024

“Mi sueño es ganar la Libertadores con Boca”

Por Facundo Papazian

Camila Gómez Ares tiene 27 años y desde bebé que se ponía con el andador a patear la pelota con su hermano mayor. Hasta ahora nunca paró de jugar al fútbol. Es volante central de Boca, donde logró dos campeonatos de Primera División en 2020 y 2021, una Supercopa en 2015 frente a San Lorenzo y una SuperFinal en 2021 también contra el Ciclón, en la que convirtió un gol. Además (ganó la medalla de oro en los Juegos Suramericanos Santiago de Chile 2014) con la Selección Argentina Sub 20, y con la mayor participó de la delegación que consiguió el cuarto puesto en la Copa América Ecuador 2014. 

-Tras haber debutado muy joven en Primera División y haber formado parte en la selección juvenil, ¿cuándo tomaste la decisión de querer ser futbolista?

-En ningún momento tomé la decisión de querer ser futbolista, sino que desde chica lo hice porque amo el fútbol y lo único que quería era jugar. Se fue dando todo. Antes lo hacía como un pasatiempo en un club de barrio, después en River, la selección y cuando me di cuenta ya llevaba cinco años. Jugué Sudamericanos y estoy jugando en Primera desde muy chica. Obviamente sin nada a cambio, tampoco lo buscaba, porque era lo que me gustaba.

-¿Qué tuviste que dejar de lado para cumplir tu sueño?

-Creo que muchas cosas. Una no se da cuenta, pero en el día a día va dejando cosas de lado que quizás te gustaría hacer. Sin embargo lo hacés porque lo que te gusta es jugar al fútbol. Cambiarme de colegio cuando tenía todas mis amistades ahí, salir a bailar, cumpleaños, viajes, son un montón de cosas que cuando una es más chico las deja de lado porque quiere hacer lo que le gusta, que es jugar al fútbol. No me arrepiento de nada de esto. 

-¿Cuáles son tus objetivos pendientes?

-Mi objetivo pendiente, o mejor dicho mi sueño, es ganar la Libertadores con Boca. Esto es lo que me falta, ya que pude cumplir un montón de otras cosas. 

-¿Cómo es salir campeona con la selección?

-Lo máximo. Lo que una apunta es poder jugar para su país, vestir la celeste y blanca es de las cosas más lindas que me pasó. Es algo que nunca voy a olvidar. 

-¿Cuál de tus títulos disfrutaste más? 

-El último con Boca, la SuperFinal contra San Lorenzo en la cancha de Platense. Creo que tanto este como el Clausura 2021 ya que es un desencadenante de ambos títulos. Quizás el de San Lorenzo, para mí, fue más especial porque pude hacer un gol para ganar 4-2. Me cuesta quedarme con uno, porque también está la final 7 a 0 contra River del primer torneo profesional que fue muy importante, como el título con la selección. Pero si tengo que elegir uno, me quedo con la final contra San Lorenzo. 

-¿Qué crees que fue lo que más cambió en el Fútbol Femenino en Argentina en los últimos años? ¿Cuál debería ser el siguiente cambio?

-Cambió mucho y mejoró mucho, desde la semi profesionalización como la televisación y la visibilidad que tenemos ahora. Obviamente todavía faltan un montón de cosas para seguir desarrollando, pero en los últimos años avanzó mucho el fútbol femenino cuando quizás era impensado. Yo siempre digo que la evolución de la inferiores es muy importante para que en unos años siga creciendo cada vez más. 

-Seguro estás al tanto de que la selección española como la neerlandesa igualaron los sueldos entre hombres y mujeres, ¿creés que en algún momento en Argentina pueda llegar a pasar?

-El tema de la selección española y neerlandesa no es que igualaron sueldos sino que igualaron los porcentajes de los premios que da cada torneo. Quizás la información fue un poco engañosa porque también creí eso al principio. Más allá de eso, creo que acá no te digo que está pasando, pero puede pasar, porque la realidad es que si vos salís campeón de la Copa América, por ejemplo, y te dan un premio estaría bueno que el porcentaje sea el mismo que el de los hombres, y no creo que sea algo que cueste tanto. El tema de igualar sueldos falta mucho y no creo que suceda, ya que es un tema de cuánto genera cada actividad. El fútbol masculino lleva muchos años como profesional y nosotras vamos recién dos años y medio, por eso creo que todavía está lejos. 

-¿Quién es tu referente en tu posición?

-En mi posición me gusta mucho Thiago Alcántara y en femenino la brasileña Formiga. 

-Además de ser apasionada por jugar al fútbol, estudiaste periodismo e hiciste el curso para ser entrenadora, ¿cuál disfrutaste más?, ¿dónde te ves después del retiro? 

-El curso de técnica lo estoy haciendo, todavía no me recibí. Creo que falta mucho para mi retiro, por ahora no pienso en eso. Ambas cosas las hice porque me gustan y porque siempre pensé que la carrera del futbolista es corta, entonces cuando se termina tenés que estar preparado para la siguiente etapa. Al margen de eso, cuando arranqué a estudiar periodismo el fútbol femenino no era profesional, por eso necesitaba de otra cosa para poder vivir. Supongo que cuando llegue el momento haré algo de esto, aunque todavía no lo sé.

Más notas