sábado, abril 13, 2024

Manchester City, una máquina de ganar y gastar dinero

Por Juan Cruz Mourente y Santino Sucar

Manchester City logró instalarse entre los clubes más importantes del mundo gracias a sus logros deportivos. Desde 2008 obtuvo 17 títulos, entre ellos la reciente Premier League 2021/2022 y cinco campeonatos domésticos.

Los resultados fueron parte de un proceso que comenzó el 1 de septiembre de 2008 con la compra del club por parte del Abu Dhabi Group for Development and Investment con Mansour Bin Zayed Al-Nahayan como mayor accionista. El jeque desembolsó 250 millones de euros y desplazó del poder al tailandés Thaksin Shinawatra, dueño anterior del club, que dejó, tras un año de mandato, una precaria situación financiera.

El documental “All or nothing” realizado por Amazon mostró el presente del Manchester City: la exigencia que tienen sus jugadores en cada partido al representar a un club de nivel mundial. Sin embargo, uno de los capitanes históricos, Vincent Kompany, declaró que antes no había puertas en el baño ni café en el bar, lo que deja en evidencia la transformación que ocurrió en el club y la importancia que tuvieron los petrodólares invertidos por el jeque.

El City se propuso comprar jugadores de talla mundial. La compra del brasileño Robinho, jugador proveniente del Real Madrid, por 40 millones de euros, fue el primer gasto importante de esta gestión. Año tras año fue incorporando jugadores que suponían récords para el club, como el de Jack Grealish, que llegó en el mercado de verano de 2021 por un monto de 117,50 millones de euros. Lejos quedó la llegada de Nicolas Anelka en 2002 por 15 millones, que marcaba el gasto más importante en la historia de los citizens. En total gastó 2.065 millones de euros en reforzar el plantel. En este último mercado de verano incorporó al ex delantero de River Julián Álvarez por 17 millones y al goleador noruego Erling Haaland por 60 millones de euros.

Sin embargo, detrás de cada compra ostentosa había mucha plata desperdiciada. A lo largo de los años el City nunca pudo tener un superávit en los mercados, excepto en el actual, ya que los jugadores que vendía habían perdido mucho valor. Desde septiembre de 2008 hasta la actualidad la suma del balance total de cada mercado de pases da una pérdida de 1.386.040.000 de euros.

Un ejemplo es el de Emmanuel Adebayor, delantero proveniente del Arsenal. Mansour lo compró por 29 millones de euros en el verano de 2009 y tenía la responsabilidad de ser el delantero protagonista del proyecto. Nada de esto sucedió y lo vendieron dos años más tarde por 6,4 millones de euros.

El equilibrio económico nunca fue visto con importancia. Es por esto que el City estuvo involucrado con el incumplimiento del Fair Play Financiero de la FIFA, que sirve para controlar los gastos de cada equipo y para que haya un límite estipulado de gasto a pesar de la diferencia económica entre cada club.

Deportivamente el crecimiento fue notorio. Las tres temporadas anteriores a la asunción de los jeques mostraron que la vara estaba baja. En la temporada 2005/2006 quedaron en el puesto 15 de la Premier League; al año siguiente se instalaron en el puesto 14; y en la campaña 2007/2008 superaron las expectativas y se posicionaron novenos.

El documental “CITY! A Club in Crisis” muestra la temporada 1981, en la que se quedó a las puertas de la FA Cup por la derrota en la final contra Tottenham en Wembley. La escena en la que dialogan el técnico despedido, Malcolm Allison, y John Bond, su reemplazante, por lo mal que encuentra al equipo es el reflejo de aquel entonces.

Luego de la compra del club por Abu Dhabi, el City se instaló entre los equipos más ganadores de Inglaterra, ya que conquistó seis Premier League y se convirtió en el segundo equipo del fútbol inglés más ganador de la última década. Sin embargo, el título que aún le queda pendiente en las vitrinas es el de la Champions League. Su crecimiento hizo que sea uno de los máximos candidatos a ganar la Orejona. En los últimos años su mejor participación fue en la temporada 2020/2021, en la que perdió la final frente al Chelsea por 1 a 0. En la última edición perdió en semifinales contra el Real Madrid.

Con la llegada de Pep Guardiola, en el verano europeo de 2016, el City siguió en crecimiento. Guardiola consiguió el récord de mayor cantidad de victorias en la historia y la mejor relación de triunfos por partidos disputados, puntos por juegos y proporción de goles con respecto a cualquier entrenador que se haya hecho cargo de un mínimo de diez partidos en la historia de la Premier.

El City no solo gastó en incorporaciones para el primer equipo sino que también invirtió en unas instalaciones de lujo para las inferiores del club, con todas las comodidades para entrenar en uno de los centros más lujosos del deporte. El Academy Stadium fue inaugurado el 8 de diciembre de 2014 y costó 195.179.072 millones de euros. Uno de los ejemplos más significativos de la participación de los canteranos en el plantel es el del jugador Phil Foden, que se formó desde los ocho años en las divisiones inferiores.

A pesar de las inversiones en la infraestructura y del alto presupuesto destinado en fichajes, el City no ganó la Champions League, el trofeo más codiciado en Europa. ¿Cuánto dinero más gastarán los jeques para conseguirla?

Más notas