domingo, mayo 26, 2024

Arranca Wimbledon con siete argentinos y sin puntos para los rankings

Por María Florencia Miozzo

Wimbledon siempre ha sido el Grand Slam más esquivo para los argentinos. Ningún representante ha podido consagrarse campeón allí. Los mejores resultados fueron dos finales: la primera por Gabriela Sabatini en 1991, la cual perdió con Steffi Graf y la segunda, por David Nalbandian que en 2002 perdió con Lleyton Hewitt. La dificultad que tiene el certamen es su superficie; el césped. Acostumbrados a un tenis en polvo de ladrillo, la adaptación de las raquetas nacionales a las pistas de All England es bastante complicada, y más si tenemos en cuenta que no hay muchas competencias que se jueguen en esta superficie.

Sin embargo, en esta edición hay siete argentinos en el cuadro principal dispuestos a superar las expectativas. Diego Schwartzman, el más experimentado de ellos, buscará alcanzar la segunda semana, ya que en 2019 y 2021 llegó a tercera ronda. El número 15 del mundo y preclasificado n° 12 debutará contra el croata Borna Coric, actual 203 del ranking ATP. Por su parte, Federico Coria, que el año pasado quedó eliminado en primera ronda, se enfrentará a Jiri Vesely. Ambos tienen un ranking cercano (70 para el argentino y 66 para el checo) por lo que se espera un partido muy disputado. Otro que intentará conseguir su primera victoria en Wimbledon es Federico Delbonis, que llegó en seis oportunidades a la ronda inicial, y su rival será Tim Van Rijthoven. El neerlandés dio que hablar hace quince días al ganarle al ruso Daniil Medvedev en la final del Libema Open en ‘s-Hertogenbosch y obtener su primer título ATP en césped.

Por otro lado, tres jugadores harán su debut en All England: Sebastián Báez, Francisco Cerúndolo y Tomás Martin Etcheverry. La revelación de este año y pieza clave en la nueva generación del tenis masculino, Sebastián Báez, jugará contra Taro Daniel. El joven de 21 años entró como último preclasificado del cuadro, circunstancia inédita en su carrera. Su beneficio será no cruzarse con ningún rival de la misma condición hasta la tercera ronda.

El que tiene una parada muy difícil por no decir imposible es Francisco Cerúndolo. Le tocó en primera ronda Rafael Nadal, flamante ganador de Roland Garros y una verdadera fiera. Si bien no es la superficie predilecta del español, ha sido campeón aquí en las ediciones 2008 y 2010. El ultimo que tendrá su bautismo de fuego será Tomás Martín Etcheverry, número 79, que enfrentará al francés Ugo Humbert, 103 del mundo. En el cuadro femenino no habrá presentaciones argentinas ya que Nadia Podoroska, Lourdes Carlé y Paula Ormaechea quedaron eliminadas en la clasificación del Major inglés.

Wimbledon siempre se distinguió de los otros torneos grandes, ya sea por las exigencias en la vestimenta de los jugadores o por su superficie única. Esta vez dio que hablar por su polémica decisión de prohibir a los tenistas rusos y bielorrusos que compitan en el torneo por la guerra contra Ucrania. De esta manera, jugadores de la talla por ejemplo de Daniil Medvédev -número uno del mundo-, Andrey Rublev -n° 8 del ranking-, Aryna Sabalenka -número 6- y semifinalista el año pasado o Victoria Azárenka- veterena y ganadora de grand slams- quedaron afuera de la competencia.

Debido a esto, la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) anunció que Wimbledon no repartirá puntos para el circuito masculino. Así lo manifestó a través de un comunicado: “La posibilidad de que jugadores de cualquier nacionalidad participen en torneos en función del mérito y sin discriminación es fundamental para nuestro Tour. La decisión de Wimbledon de prohibir a los jugadores rusos y bielorrusos competir en el Reino Unido este verano socava este principio y la integridad del sistema de clasificación. Si no hay un cambio en las circunstancias, con gran pesar, no vemos otra opción que eliminar los puntos del ranking ATP de Wimbledon para 2022″, dice el texto.

Por su parte, WTA, organización encargada del circuito femenino, se manifestó en los mismos términos: “Debido a la decisión de Wimbledon de no utilizar la clasificación WTA para decidir la participación (en el torneo) y decidir un cuadro parcial no basado en el mérito, la WTA tomó la difícil decisión de no atribuir puntos WTA en Wimbledon este año”, escribió en su texto.

Con o sin puntos por repartir, Wimbledon arranca este 27 de junio lleno de expectativas para los atletas argentinos, principalmente para aquellos que hacen su debut por primera vez. Porque a pesar de todo lo sucedido este año, All England está preparado para recibir el mejor tenis mundial.

 

Más notas