domingo, junio 16, 2024

La maga de Caballito

Por Camila Peñaloza Caamaño, Máximo Tesolin

Con tan solo ocho años, Victoria Crivelli estaba decidida a practicar un deporte en equipo en Ferrocarril Oeste, el club de toda su vida. En un principio su interés estaba en el básquet, pero como no había equipo femenino federado en esos momentos probó por el deporte que en un futuro la volvería referente de muchas niñas, adolescentes y hasta adultos.

Crivelli tiene un gran sentido de pertenencia hacia Ferro. Siempre pone al club por delante y tiene los valores muy claros. “Siempre quise jugar torneos importantes y ganar cosas con el club. También fue una decisión de vida querer quedarme acá, tener una carrera profesional y estar cerca de mis afectos”, cuenta la capitana que decidió renunciar a su carrera como jugadora en Europa, donde el handball en muchos países es profesional, a pesar de las propuestas que le llegaron a lo largo de su carrera.

La central del club de Caballito obtuvo logros con Las Superpoderosas en la Liga de Honor, desde torneos aperturas, Súper 8, hasta salir campeonas en torneos nacionales y subirse al podio en dos Sur Centro de Clubes (2° en Chile 2016 y 3° en Brasil 2019).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Victoria Crivelli (@vicrivelli)

La apodan La Maga, por la calidad de juego que maneja, con grandes pases, lanzamientos fuertes, y un armado de ataque que ayuda a sacar el potencial de todas sus compañeras. Además, es considerada una líder nata, un ejemplo a seguir, un modelo de lo que significa ser deportista.

“Sumando a la gran persona que es, creo que no debe haber nadie en este ambiente que diga algo malo de ella, al contrario, es un ejemplo a seguir es un ejemplo de dedicación de constancia, creo que es muy admirable y muy completa”, comenta su actual entrenador, César Rasgido.

La capitana de La Garra en varios torneos, comenzó su carrera en el seleccionado argentino a los 14 años en la categoría de cadetes. Ahí inició un camino con muchas exigencias, y con un nivel de compromiso muy alto pero “los premios fueron grandes”. En los 17 años que va de carrera compitió en seis mundiales, Juegos Panamericanos y también estuvo en la primera y única participación hasta el momento en los Juegos Olímpicos, en Río 2016.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Victoria Crivelli (@vicrivelli)

Su talento y pasión por el handball la comparte con Manuel Crivelli, su hermano. Les gusta hablar, analizar y compartir todos los momentos con el deporte: “Cuando Manu tuvo su primer llamado a la selección para mí fue único, una alegría inmensa, y a él le pasó y pasa lo mismo cuando me toca vivir algo lindo con el deporte”. Su cariño y amor es tal que viven los logros del otro como propios.

Más notas