domingo, mayo 26, 2024

Liverpool, ese equipo británico con calor latino y una mitología única

Por Diego March, Joaquín Carteri y Matías Huberman

En los partidos del fútbol sudamericano, los cánticos de las hinchadas resaltan por su constancia, ritmos sincronizados y originalidad en las letras. Canciones que buscan alentar al equipo o insultar a los rivales. En Europa, salvo países latinos, no suele ser una situación muy común. Pero existe una canción británica que trascendió tanto en el fútbol que se posicionó como un himno en otros países, como Alemania, Irlanda o Escocia: el Liverpool y su “You’ll Never Walk Alone” (“Nunca caminarás solo”).

Fue compuesta por Richard Rodgers y Oscar Hammerstein y se estrenó en 1945 para el musical “Carousel” en Broadway. La escena en la que apareció esta canción por primera vez fue para reflejar el luto tras el suicidio de uno de los personajes de la obra. Si bien actualmente es asociada con la pasión y la emoción de los hinchas del Liverpool, su origen no es tan opuesto a la actualidad.

“Gerry and The Pacemakers”, una banda oriunda de Liverpool, enseñó en 1963 su propio cover de la canción al entrenador del club Bill Shankly, quien quedó fascinado por la pieza y comenzó a reproducirla por los altoparlantes del estadio Anfield. Shankly es considerado una de las figuras más influyentes en la historia del Liverpool. Llegó al equipo en 1959 cuando jugaba en segunda división y consiguió el ascenso en 1962. Dirigió el equipo hasta 1973 y es el entrenador con más partidos con un total de 783. Ganó nueve títulos locales y en su último año conquistó el primer trofeo internacional del club: la Copa de la UEFA 1973.

Con el Liverpool en primera división, Shankly comenzó a instaurar de a poco una serie de simbologías con el fin de crear la identidad de un equipo poderoso que intimide a los rivales. No solo instauró el “You’ll Never Walk Alone” como himno. También puso el famoso lema “This is Anfield” con el escudo en la puerta de salida de los jugadores a la cancha, y además impuso el rojo como color total en la vestimenta (antes el pantalón era blanco). Estos cambios constituyen gran parte de la identidad y el folklore que caracterizan al Liverpool.

El episodio más emblemático con el “You’ll Never Walk Alone” se dio en la final de la FA Cup 1989 que enfrentó al Liverpool contra Everton en el derby de Merseyside. Cinco semanas antes había ocurrido el desastre de Hillsborough, una tragedia donde murieron 97 simpatizantes de los Reds por una avalancha producto del exceso de gente a partir de las fallas de la Policía. Antes de empezar el encuentro, apareció en la cancha el cantante de “Gerry and The Pacemakers”, Gerry Marsden, y cantó a coro con ambas hinchadas. Desde aquel día, el tema carga consigo una emocionalidad debido al recuerdo de la “tregua” entre la hinchada del Liverpool y la del Everton.

También hubo momentos especiales que resaltan la singularidad del himno de Anfield. El 18 de abril de 2022, en el enfrentamiento ante Manchester United, le dedicaron esta canción a Cristiano Ronaldo por la muerte de su hijo recién nacido. Un hecho peculiar, porque no a cualquier jugador del Liverpool le cantan el “You’ll Never Walk Alone”, menos a los rivales.

Uno de los más grandes ídolos de la institución, Kenny Dalglish, dijo: “Puedo dejar el Liverpool, pero la ciudad y el club siempre serán parte de mí”. Dicen los hinchas que la atmósfera que se vive en Anfield vuelve a una persona red para toda la vida. Prueba de ello se dio en la vuelta de Loris Karius en un amistoso ante el Torino en 2018. El arquero volvía a jugar en Anfield tras los errores en la final de la Champions League de aquel año ante el Real Madrid que le costaron el título a los ingleses. Sin embargo, en vez de recibir insultos y silbidos, recibió una acalorada bienvenida por parte de los hinchas, quienes cantaron el “You’ll Never Walk Alone” y se deshicieron en aplausos para el alemán.

Matías Fondato es un ex jugador argentino surgido en Newell’s con pasado en las selecciones juveniles de José Pekerman. Actualmente vive en Inglaterra y acostumbra a ver los partidos de la Premier League en las canchas. Fondato define esta canción como “muy pasional y con una carga emocional tremenda”. Además, agrega: “Te quedás embobado mirando y se te pone la piel de gallina, hasta el que no sabe lo que significa se emociona porque es un espectáculo muy lindo”. Algunos relatan haber llegado hasta las lágrimas, como el caso del ex extremo del Liverpool Kevin Keegan, quien dijo que lloró en la cancha por escucharla.

Es que este tema no es como los de las hinchadas argentinas que se cantan todo el partido y su objetivo es brindar aliento al equipo o demostrar la capacidad de aguante ante el adversario, con la ayuda de bombos, platillos y trompetas. “You’ll Never Walk Alone” no busca demostrar el aguante ante las demás hinchadas, pero comparte la similitud de la pasión argentina, solo que con un enfoque distinto. “Anfield es el estadio más argentino de los ingleses, su gente gana partidos”, dice Fondato.

Wilfredo Caballero, actual arquero del Southampton, juega en la Premier desde 2014. Enfrentó al Liverpool en varias ocasiones y señala que “es un equipo de gente trabajadora”, a comparación de los de la capital Londres. “De local -dice Caballero- se hace muy fuerte por el empuje de sus hinchas”. En una nota para la revista Panenka, el ex jugador del Liverpool Xabi Alonso señaló que Anfield tiene una magia que ayuda a conseguir remontadas. “Todo lo que surge es espontáneo, gracias a los aficionados. Las pancartas, banderas, lemas y canciones. Veo a Anfield como un reducto del fútbol más romántico”, dijo el español.

Liverpool fans fume at latest members' ticket sale - as club announce Anfield Road end talks - Liverpool FC - This Is Anfield

El Liverpool es conocido como uno de los clubes más ganadores en el fútbol. Junto al Manchester United son los equipos ingleses con más títulos: 66. Esta mística no se explica sin mencionar a su hinchada y al sentimiento de apego que Shankly popularizó entre sus jugadores y fanáticos, entre ellos en su asistente Bob Paisley, quien estuvo 50 años en el club, como jugador, técnico, fisioterapeuta y director deportivo. Paisley se convirtió en el entrenador más ganador con 20 trofeos, alguien tan acostumbrado a la grandeza del club que una vez dijo: “También he estado aquí en los malos tiempos; un año quedamos segundos”.

Este equipo formado a la orilla del Río Mersey logró conquistar Inglaterra y el mundo, con una esencia latina y sin desprenderse de sus raíces de pueblo trabajador, algo que se encuentra en peligro de extinción en Inglaterra con el auge de la Premier League. El Liverpool es grande, sobre todo, por la carga de pasión y emoción que refleja a su alrededor, capaz de atraer a los más fanáticos como a los menos entendidos de su historia con “You’ll Never Walk Alone”.

Más notas