viernes, junio 14, 2024

Messi, el hombre, el astro y la leyenda de Barcelona

Por Tomás Randazzo, Pedro Pérez Naveira y Gianluca Melogno

El jueves 5 de agosto, el mundo se vio sorprendido ante la noticia de que Lionel Messi dejó de ser jugador del Barcelona. Tras 20 años siendo parte de la institución, el astro argentino marcó un antes y un después en la historia del cuadro blaugrana. Entre varios récords y reconocimientos, quedará en la historia por haber sido el futbolista que más veces vistió la camiseta del equipo español con 778 partidos y por anotar 671 goles.

Este domingo, el astro se despidió del club y de la ciudad condal, en una conferencia de prensa muy emotiva en la que el “Diez”, no pudo contener el llanto en el momento que llegó al estrado. Messi dejó en claro que no quería irse y que todo es una paradoja muy grande. El crack dijo: “El año pasado tenía claro que me quería ir y tuve que quedarme, lo contrario a este año que hice todo lo posible para seguir y no pudo ser”.

Messi como símbolo de la Ciudad de Barcelona

A Messi le sobran una y mil razones para quedarse en la Ciudad de Barcelona pero al club también para luchar, contra viento y marea, para que se quede. Es una lucha, eso sí, que va más allá de la intención de ambas partes.

Messi llegó al club desde Argentina cuando era muy pequeño y pasó por todas las categorías del club hasta llegar donde está ahora mismo. Ha ido creciendo como ser humano en el Barça y superando diferentes etapas como futbolista. Llegó a España como un niño que sólo quería jugar al fútbol y hoy se marcha, 20 años después, como el mejor jugador de todos los tiempos. Por eso el intento de partida de “La pulga”, luego del burofax, se volvió un tema de estado sobre el que incluso se pronunció la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que consideró que Messi no debía irse del club azulgrana al ser un “icono de la ciudad”.

No es un secreto que son pocos los jugadores los que juegan toda su vida en un mismo club y consiguen absolutamente todo. Además de todo lo que significa para el Barcelona, Leo también se ha convertido en un ‘símbolo’ para la Ciudad Condal y toda España. A pesar de las rivalidades, de que sea el ‘enemigo’ de varios equipos por sus sorprendentes cifras goleadoras con el pasar de los años, no hay un rincón del país que no le vea como un ejemplo a seguir. La admiración y respeto que sienten por él dentro del territorio español, no la conseguirá en otro lugar.

Messi y las cuestiones sociales

Con la humildad que siempre lo caracterizó, el astro argentino no se quedó afuera de la discusión social y señala que: “La desigualdad es uno de los grandes problemas de la sociedad y hay que luchar para corregirla cuanto antes”. Una de las armas fundamentales para combatir esto según Messi es la educación y la ve como la base de todo para que los jóvenes puedan desarrollarse y mejorar sus vidas.

En una entrevista que dio a “La garganta poderosa”, Messi habló de estos problemas y remarcó la importancia de luchar por cambiar la realidad. A su vez se siente un privilegiado, más allá de lo material, lo que más agradece es poder hacer lo que más le gusta y disfrutar con las personas que ama.

“Lio” es la imagen perfecta de un profesional, fuera de los grandes focos de la farándula y siempre alejado de cualquier escándalo. Esta forma de ser, desde su educación hasta su formación en las filiales del “Barca”, lo hacen la figura que es, a la medida del Barcelona. Sin dudas esta época dorada del club no es casualidad, no hay solo un proyecto deportivo sino que también se toman en cuenta otras cuestiones. Jugadores y sobre todo personas como Messi, Puyol, Iniesta o Busquets representan perfectamente lo que busca el club, no sólo el valor como jugador, sino lo más importante el valor humano.

Filosofía culé y lo que significa Messi

Gran parte de la filosofía barcelonista se basa en las ideas del ídolo Johan Cruyff, el neerlandés fue uno de los mejores jugadores de la historia y como DT del conjunto español fue el artífice de la primera conquista en Champions League.

Desde infantiles, a los canteranos del Barcelona les enseñan conceptos fundamentales para desarrollarse a futuro en el primer equipo del club, pero sobre todo para ser un jugador a tiempo completo dentro y fuera de la cancha. Más allá de las cualidades básicas y de entender el juego de toque que pregonan los “culés”, la enseñanza más importante que se les da a los niños es: “No importa si se gana o no, lo importante es la forma”, así describe Xavi Hernández el pensamiento en Barcelona y que lo esencial no pasa por un resultado deportivo, sino en una visión integradora a largo plazo.

Estas ideas siempre fueron el escudo y la espalda de Messi, un chico que siempre se mostró tímido, tranquilo, humilde, sin necesidad de hacer ruido a través de micrófonos, el argentino siempre habló con una pelota en sus pies. “La Pulga” fue moldeada a lo que buscaba el conjunto azulgrana como insignia, lograron crear un ícono a imagen y semejanza de la visión de Cruyff que luego fue refinado por Frank Rijkaard y vio liberado todo su potencial con Pep Guardiola sentado en banco “culé”.

El mensaje siempre fue el mismo, Messi nunca buscó el premio del mejor jugador de la historia, ni ganar media docena de Balones de Oro, lo que siempre predominó en la idea del astro fue la victoria en conjunto, los títulos a nivel club. El más claro ejemplo está en la final del mundial de 2014 en Brasil, Argentina perdió la final pero “Lio” recibió el premio al mejor jugador del torneo, con una cara de visible fastidio. Sin dudas hubiera cambiado ese premio y sus balones de oro por haber levantado la copa ese día frente a Alemania.

Es algo que dijo mil veces y que lo mantiene coherente desde el ejemplo, siempre peleó por el club y por sus compañeros, no por él mismo ni por distinciones individuales. Neymar recuerda una situación puntual: “Messi estaba en plena lucha por obtener el Pichichi, quedaban pocas fechas y nos cobran un penal, entonces él me da la pelota para que yo lo patee porque venía en una mala racha. Eso habla muchísimo de él como persona y compañero”.

Lucha de Barcelona y Real Madrid en contra de Tebas

Tras el escándalo de hace unos meses con la Superliga Europea, recientemente Javier Tebas, presidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional desde 2013, anunció un acuerdo con CVC, un fondo de inversión de origen británico que aportará 2.700 millones de euros. El dinero se concentrará un 90% en los clubes, incluyendo al fútbol femenino, fútbol semiprofesional y fútbol no profesional.

La contrapartida del acuerdo es que a modo de ganancia, el CVC se quedará con los derechos televisivos de los clubes por los próximos 10 años. Tanto Barcelona como el Real Madrid se han opuesto a esto y sacaron comunicados al respecto. El cuadro merengue hace hincapié principalmente en que “el acuerdo se hizo sin su conocimiento”.

El pasado viernes 6 de agosto, Joan Laporta, presidente del Barcelona, realizó una conferencia de prensa para dar explicaciones acerca de la salida de Messi, y además, culpó a LaLiga por la ida del astro argentino debido a las limitaciones financieras.

El importe que ha cerrado la operación CVC es muy inferior a lo que nosotros creemos que se debería valorar el 10% de LaLiga. Nos podríamos oponer, pero lo que no haríamos es recibir o aceptar un dinero que nos pudieran hipotecar”, expresó Laporta en la rueda de prensa, haciendo alusión al acuerdo de LaLiga con el CVC y volviendo a mostrar su disconformidad con el reciente acuerdo.

En medio de la conferencia, Tebas le respondió al mandamás del cuadro culé.

Curiosamente, Laporta leyó los tweets en el momento y le respondió en vivo a Tebas:

“Hola, Javier. No lo interpretamos así. Aquí se trata de hipotecar los derechos audiovisuales del Barça por medio siglo. Esta operación conlleva cierto riesgo que no quiero asumir como presidente del Barça. El 10% de LaLiga tiene un valor mucho mayor”.

Un nuevo capítulo en la polémica generalizada entre el Barcelona y LaLiga y que claramente no será el último. Los dos grandes de España están más de acuerdo que nunca y no se disponen a ceder el 10% de sus derechos televisivos. En los restantes 18 equipos de la primera división al parecer existe una unanimidad, ya que no ha habido declaraciones públicas manifestándose en contra del acuerdo con el CVC.

Messi, según ex compañeros y rivales

El mundo futbolístico se vio conmocionado por la noticia de su partida del Barcelona y los mensajes en las redes sociales no tardaron en llegar. Compañeros, ex compañeros, celebridades del mundo del deporte y hasta rivales le dedicaron posteos a Lionel Messi.

Cesc Fàbregas, actual jugador del Mónaco, ex barca y amigo íntimo de Messi dedicó un mensaje muy emotivo donde recalcó ese día en el que se conocieron en las inferiores del club y sobre todo la oportunidad que tuvo de jugar con Leo. Con palabras tristes, así despidió el español al argentino: “Gracias por todo lo que has dado y todo lo que eres, porque detrás de ese animal competitivo, hay una persona espectacular, humilde, familiar y generosa”. Para terminar, el español recalcó “Te vas como el mejor jugador de todos los tiempos. Ya nunca será lo mismo ver al Barca sin ti”.

Ansu Fati, la nueva gran promesa “culé”, también le dedicó unas palabras al crack argentino: “Todos los chicos que llegamos a La Masía soñamos con poder jugar junto a ti, me siento afortunado por haberlo cumplido”. Fati arribó a España con seis años procedente de Guinea Bissau y desde 2012 juega en la cantera azulgrana. Llegó al primer equipo hace dos temporadas y fue acogido por el astro argentino, generando una situación similar a cuando él debutó y estuvo bajo el cuidado de Ronaldinho, el 10 del equipo en ese momento. Habrá que ver si se repite el ciclo en esta oportunidad, un crack que deja la institución y un prometedor prospecto se erige como la nueva cara del equipo.

Messi, el niño argentino que se volvió una leyenda

Es el jugador que más partidos disputó con la camiseta blaugrana. El 15 de marzo de este año igualó la máxima cantidad de juegos que Xavi en la institución, con 767 encuentros. Después, quedó en soledad: llegó a 778 (520 en LaLiga, 149 en Champions League, 80 en Copa del Rey, 20 Supercopa de España, 5 Mundial de Clubes y 4 Supercopa de Europa).

Obviamente, es también el máximo goleador histórico del club y, de yapa, del fútbol español (474). Con el Barca metió un total de 672 tantos, que hicieron delirar a más de uno. Lionel Messi deja Barcelona con 35 títulos, 10 de LaLiga, 7 Copa del Rey, 4 Champions, 3 Mundiales de Clubes, 3 Supercopas UEFA y 8 Supercopas de España. También es el máximo artillero de “El Clásico”, siendo el Real Madrid, una de sus víctimas favoritas a la hora de marcar goles.

El argentino llegó a la ciudad española con sólo 13 años, ahora se despide con mil títulos tanto grupales como individuales, pero lo más importante es que se marcha con Antonella, su gran amor y sus 3 hijos, como los definió Messi: “3 catalanes argentinos”.

Más notas