domingo, mayo 26, 2024

Por Matías López

Mario Sciaqua nació en Berabevú, una pequeña localidad de la provincia de Santa Fe, tierra en la que cada quincena de noviembre es visitada por personas de diversos lugares para la conmemoración de la Fiesta Provincial del Maíz.

Maruca comenzó su desarrollo deportivo en las inferiores de Newell ‘s, en donde nunca llegó a debutar en Primera División, pero tuvo la oportunidad de ser entrenado por Marcelo Bielsa, persona que admira profundamente. Su carrera la siguió en Colón de Santa Fe, Arsenal de Sarandí, Deportivo Municipal (Perú) y Melgar (Perú), donde se retiró en 1996.


Idea de juego

A sus 27 años, luego de su paso por el extranjero, Sciaqua decide volver a Argentina y vivió, según explica él, lo que nunca había podido disfrutar desde sus 15 años. “Salía, me iba de vacaciones, no hacía nada. Hasta que un día me pongo de novio con la que hoy es mi mujer y yo seguía con la guitarra: ´jugué en Colón, jugué en tal lado´ ¡Y no hacía nada!. Entonces, un día mi mujer me dijo que tenía que arrancar con algo’’.

Fue así como comenzó el curso de director técnico. Fue elegido para trabajar en un asentamiento de Barranquita Oeste: ‘’Había muchas necesidades y me hizo poner los pies sobre la tierra y tomar mayor conciencia de lo que iba a ser construir mi familia’’. Además, estaba pasando un momento muy complicado ya que explica que se encontraba sin trabajo, ganaba 100 pesos y andaba en una hondita Dax. Se había anotado para cargar  datos en promoción comunitaria y salió sorteado.


En las inferiores de Newell ‘s, tuvo la oportunidad de ser entrenado por Marcelo Bielsa, persona a la que admira profundamente.

 

Como ya tenía terminado el curso, se hizo cargo de las categorías inferiores de Ciclón Racing, equipo perteneciente a la liga santafesina, y luego de la Primera, con la que salió campeón en los dos torneos ese año. En 2003 lo contrató Colón de Santa Fe para las divisiones juveniles. El momento más importante como director técnico llegaría recién en 2011, al ser designado por el presidente Germán Lerche como DT del primer equipo de Colón.

Para Sciaqua lo más importante es lo que lleva cada uno dentro y sus ideales. Se considera una persona sencilla pero a la hora de dirigir cuenta que le gusta estar bien vestido, con un saco, corbata y jeans. Su pasión por el fútbol y el deporte lo ha llevado a que estando hospitalizado por haber contraído el Covid-19, mientras Sarmiento visitaba a Defensa en Varela, hiciera varios llamados a sus colaboradores para darles indicaciones técnicas. Esto tuvo un gran impacto, ya que luego fue internado con oxígeno para poder estabilizarlo.

Actualmente, se encuentra en Sarmiento de Junín en donde logró su mayor éxito como entrenador: el Nacional B 2020 y el ascenso a Primera.

 

Más notas