domingo, julio 14, 2024

Por Ignacio Vallejos Soto

A comienzos de marzo de 2020, Leonardo Madelón decidió cerrar su tercer ciclo como entrenador de Unión de Santa Fe, luego de dos clasificaciones consecutivas a la Copa Sudamericana, como consecuencia del desarme del plantel. Apenas tres años antes, había renunciado al cargo en su segunda etapa en el Tatengue por inconvenientes con la dirigencia de aquel entonces; situación similar a la que vivió en 2008, cuando se fue de Rosario Central, luego de comandar el equipo que salvó al club del descenso a la segunda división. “Leo es muy temperamental, ganador y tiene muchos años de fútbol. Le da mucha importancia a la confirmación del grupo, y le molesta mucho cuando se desarman”. Jonathan Bottinelli, quien fue dirigido por Madelón un año en San Lorenzo y tres en Unión, define un rasgo característico del técnico que hoy conduce a Platense.


Idea de juego

Retirado en Unión en 1994, club en el que es reconocido como jugador y entrenador, comenzó su camino en el banco con Colegiales en la B Metropolitana, teniendo un corto período entre 1997 y 1998, para luego pasar a El Porvenir, donde sembró la base que luego tomaría Ricardo Caruso Lombardi para ascender al equipo.

Dentro de la cancha, siempre lo identificó la idea de ser protagonista, utilizando la presión como método para lograr este objetivo. No es un técnico al que se le adjudique una tenencia prolongada de la pelota; siempre fue de ataques rápidos, aprovechando los espacios y los errores del rival, dándole la libertad a sus jugadores para que utilicen su ingenio y talento individual. Desde lo defensivo intenta tener equipos compactos y fuertes, dándole importancia a la pelota parada. Estilo que lo lleva a ascender a Primera con Olimpo en 2007, y con Unión en 2014.


Madelón logró dos ascensos a Primera con Olimpo y Unión y dos clasificaciones a la Copa Sudamerica con el Tatengue.

Nacido el 25 de enero de 1963, en la provincia de Santa Fe, es uno de los técnicos más longevos de la Primera División del fútbol argentino (solo por encima de Miguel Russo, Julio Cesar Falcioni y Ricardo Zielinski), e intenta contrarrestar esto con su cuerpo técnico. Si bien este cuenta apenas con cinco integrantes (dos colaboradores -Federico Mociulski y Carlos Ruiz-, dos preparadores físicos -Mariano Lisanti y Augusto Madelón- y un entrenador de arqueros -Cristian Dottorio-), buscan ocuparse de cada detalle en la división de tareas donde suele encargarse del grupo, de lo táctico y del parado del equipo. Sus colaboradores  trabajan en el análisis, propio y de los rivales, con la preparación de videos, los cuales son mostrados a los futbolistas.

Ahora, Madelón tendrá el desafío de dirigir a Platense, equipo que comenzará su segunda temporada luego de su vuelta a Primera, después de 22 años, con toda la presión que significa un nuevo trabajo, pero sin la obligación de sumar puntos para no descender.

Más notas