miércoles, febrero 28, 2024

Cristian Díaz quiere seguir creciendo

Por Santiago Laporte

La experiencia de Cristian Díaz como DT en la primera división comenzó en el año 2012 con Independiente, cuando asumió el cargo de entrenador interino, tras la salida de Ramón Díaz. El debut fue por los 16avos de final de la Copa Argentina frente a Belgrano y su equipo cayó por 2-0. Cuatro días después de esa derrota llegaría una de las victorias más agónicas y recordadas del fútbol argentino, el 5-4 frente a Boca Juniors en La Bombonera, cortándole así un invicto de 33 partidos sin perder.

Luego de una mala racha de resultados. Cristian Díaz dejó su cargo y tuvo pasos precoces por diferentes equipos de diversos países de América y estuvo algunos años sin conseguir club, hasta que finalmente le llegó una oportunidad que impulsaría su carrera como DT. El llamado que recibió fue de un país algo lejano, la propuesta era para dirigir al Santa Tecla de El Salvador. Aunque quizás no era lo que se esperaba, ya que no es un país muy reconocido en lo deportivo, finalmente decidió armar las valijas y partir rumbo a Centroamérica.

La verdad que cuando me lo comentaron se me cayó el alma al suelo, no era precisamente lo que imaginaba para mi carrera, un lugar tan distante de casa. Pero cuando vi cómo venía la dinámica de ese equipo en los últimos tiempos, mi conclusión fue que podía ser un equipo que me dé la posibilidad de pelear por un título y a partir de eso poder soñar con cosas mejores en mi carrera. Gracias a Dios salió todo bien, logramos el campeonato local, la Copa El Salvador y lo más importante que fue la palabra “campeón” en el currículum, que es algo muy difícil de plasmar”, comenta.

Cristian Leonel Díaz actualmente tiene 44 años y es el entrenador del Club Deportivo Jorge Wilstermann de la Primera División de Bolivia, una de las sorpresas de la Copa Libertadores. Hoy ya no es ese técnico que se vio por última vez en la Argentina –en 2017 cuando tuvo un frustrado paso por Quilmes de tan solo 72 días– ya que en estos tres años sumó en su palmarés tres copas: El Torneo Apertura 2018 y la Copa El Salvador 2019 con Santa Tecla, y el Torneo Clausura 2019 con Jorge Wilstermann. Además, clasificó al Aviador a octavos de final de la Copa Libertadores como líder de su zona, la que compartió con equipos de mucho renombre como Peñarol, Athletico Paranaense y Colo Colo.

Sin embargo no todo es, ni le fue fácil a Díaz, como se ve desde afuera. El fútbol en muchos países de América no es el mismo que en la Argentina en cuanto al profesionalismo, la idiosincrasia y los recursos, y eso fue algo a lo que él tuvo que enfrentarse.

Las diferencias más grandes las pude notar en algunos lugares como Bolivia, Centroamérica y Perú, y están relacionadas al tema formativo. La preparación deportiva y profesional que tienen los jugadores en estos países no es como en Argentina, además de que carecen de espacios idóneos, de complejos, etc. Para la formación se necesita dinero, se necesita invertir en educación, captación, preparación y en estos países que tienen muchos problemas con el dinero es muy complejo. Otro gran problema es que, por ejemplo Bolivia, no es un país que venda muchos jugadores al extranjero que le dejen un dinero para poder progresar”, describe.

Con ocho años de trayectoria como entrenador y varios más de carrera por delante, no tiene en claro dónde continuará cuando se cierre la experiencia en el Altiplano. Pero de lo que sí está seguro es que lo que más le importa a la hora de tomar una decisión es la calidad de vida del país al que vaya.

Me gustaría ir a Europa pero más que nada para poder estar en un lugar donde la calidad de vida sea buena. No importa si es un alto o bajo sueldo, obviamente que con una buena economía es todo más fácil, pero lo que me importa es el respeto, la educación, la sensación de seguridad. Siempre estamos mirando las propuestas que hay y analizando todo, no tengo ninguna prioridad pero me gustaría dirigir en España”, explica.

 

 

Más notas