lunes, diciembre 4, 2023

Las chicas superpoderosas del Manchester United

Por Matías Iglesias

El año 2020 será un antes y un después en la economía de los clubes, incluso en la de los equipos más importantes y preponderantes del mundo debido a la situación causada por el Covid-19 (Coronavirus).

Hace años que la globalización llegó al fútbol y en esta oportunidad será mencionada una entidad histórica dentro del mundo de la pelota por sus títulos, hinchas, socios y socias en un sinfín de lugares, la mención es ni más ni menos que para el gigante del fútbol inglés: el Manchester United.

En el año 2005, el empresario estadounidense Malcolm Glazer compró la institución a cambio de 1.160 millones de euros, una cifra totalmente exorbitante  detrás de la cual desembarcaban negocios y dinero “sucio” para la entidad que regula el ámbito financiero de la Premier League. La primera medida que tomó al llegar al club fue convertir a Los Diablos Rojos en una compañía “pantalla” que vinculaba a empresas fantasma con una sede en el paraíso fiscal de las Islas Caimán, lo cual derivó que la familia norteamericana haya aumentado su fortuna hasta ser parte del listado de las 10 más millonarias de todo el mundo en la actualidad.

Esa fortuna de los Glazer comenzó en 1956 con la inversión de bienes raíces en viviendas unifamiliares, dúplex y edificios comerciales en Rochester (ciudad del estado de Nuevo York) para luego generar una compra determinante en 1963 que iba a ocasionar su salto económico. En ese año se hicieron cargo de la firma propietaria del Banco Nacional de la Sabana ubicado en la ciudad de la famosa calle Wall Street. Su ingreso en el mundo deportivo se dio el 16 de enero de 1995, cuando adquirió la franquicia de los Tampa Bay Buccaneers después de la muerte del ex propietario de la institución Hugh Culverhouse y logró quedarse con la entidad a cambio de 192 millones de dólares, una cifra que quedó marcada como un récord en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Al año siguiente de haber adquirido el club británico, Malcolm Glazer sufrió un derrame cerebral debido al estrés al que estaba sometido por los problemas con el fisco y la hinchada del Manchester United que desde el primer momento en el que piso Old Trafford lo rechazó. Cabe recordar, que los propietarios estadounidenses siguen afrontando la oposición de los simpatizantes Rojos, en especial de Shareholders United, una asociación de hinchas y accionistas que representan más o menos el 20% del accionariado del club.

Tras el accidente de salud que tuvo el empresario norteamericano y que le costó la vida en 2014, sus hijos Joel y Avram se hicieron cargo de la gestión deportiva del equipo que hoy lidera en el banco de suplentes el noruego Ole Gunnar SolskJaer.

La noticia en cuanto al marketing deportivo no pasó por el exótico Paul Pogba o por los últimos refuerzos de cara a esta temporada: Donny Van De Beek (proveniente del Ajax), Edinson Cavani (llegó libre del París Saint-Germain), Alex Telles (arribó desde el Porto FC) o Facundo Pallistri (la joven promesa uruguaya de la cantera de Peñarol), sino porque dos jugadoras vendieron más camisetas que todo el plantel masculino. Christen Press y Tobin Heath son estrellas del seleccionado femenino de los Estados Unidos y fichadas para defender los colores del Manchester United en La Football Association Women’s Super League. Las ventas de ambas vestimentas juntas superan a las de todo el equipo masculino. Además, cuentan también entre sus filas con jugadores convocados a jugar en su país: David De Gea (España), Anthony Martial (Francia) y Marcus Rashford (Inglaterra), entre otros.

Press y Heath lograron conseguir el bicampeonato mundial femenino tras levantar la Copa del Mundo en Canadá 2015 y el año pasado en Francia destacándose por sus grandísimas actuaciones. Llegan procedentes del Portland Timbers y Utah Royals. Las dos consiguieron debutar el domingo contra el Brighton & Hove Albion, en la victoria del United por 3 a 0. Heath ingresó al campo de juego a falta de 20 minutos para finalizar el partido y marcó una asistencia para el tercer gol de su equipo; mientras que Press estuvo en cancha solamente 13 minutos.

Cabe remarcar el crecimiento del fútbol femenino en las grandes competencias del mundo,  tanto en lo deportivo como a nivel de ventas de camisetas. Una inversión generada tanto por la liga como por Manchester United, dos partes fundamentales para que las jugadoras sean reconocidas como tal: “Las Diablas Rojas” siguen creciendo de manera impresionante en el viejo continente.

Tobin Heath manifestó: “El Manchester United es un club excepcional y estoy encantado de unirme a él. Tengo grandes ambiciones para esta temporada”. Por su parte, Christen Press aseguró que se encuentra muy emocionada de unirse a una institución deportiva tan importante e histórica.

Así como el fútbol argentino comandado por Claudio “Chiqui” Tapia y la CONMEBOL de Alejandro Domínguez tratan de copiar constantemente las características europeas de este deporte para las competencias, también deberían  imitar lo que va sucediendo en el mundo femenino de las ligas más consideradas del planeta y que eso comience a pasar acá en Argentina mediante una inversión a nivel estructural, económico y deportivo para nuestras jugadoras que representan el país y los clubes dejando todo dentro y fuera de la cancha.

Más notas