martes, febrero 27, 2024

Retiros del fútbol en tiempos de pandemia

Por Mateo Arbío y Nicolás Rogovsky

Con el reinicio de la Copa Libertadores se puso fin a un período de casi seis meses sin actividad debido al Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO) dispuesto por el Gobierno nacional. En ese tiempo de incertidumbre, en el cual no se sabía cuándo volvería la actividad, muchos futbolistas tomaron la decisión de terminar sus carreras de una forma que nadie hubiera querido: fuera del terreno de juego.

Si bien las ligas y los momentos de cada jugador eran diferentes, hay varios factores que coinciden en todas las declaraciones que dieron los protagonistas al anunciar su retiro. El estado de ánimo y la motivación para afrontar un nuevo desafío luego de tanto tiempo parado obligaron a más de uno a replantearse su futuro.

Un ejemplo de esto es Gonzalo Rodríguez. El defensor de San Lorenzo anunció su retiro en una transmisión desde el Instagram oficial del club.Me estaba costando ir a entrenar, no me recuperaba tan fácil. Encima tengo el tema de las lesiones y eso afecta, no me recupero igual que otro jugador que nunca tuvo nada”, explicó el zaguero. De esta manera, Rodríguez cerró una carrera en la que disputó 118 partidos en San Lorenzo -divididos en dos etapas-, 254 con la camiseta del Villarreal y 203 en la Fiorentina, club en el que lo eligieron como el mejor defensor de su historia.

Otro futbolista que sintió el desgaste en su carrera fue “La Gata” Fernández. El ídolo de Estudiantes comunicó que dejaba de jugar de forma profesional luego de 18 años en una conferencia de prensa virtual por Estudiantes Play. “Se me hacía muy difícil jugar por mis dolores en el dedo gordo del pie derecho”, señaló el delantero que fue campeón de la Copa Libertadores 2009 con el pincharrata. Acerca de la posible nostalgia o tristeza que le pudo haber generado tomar la decisión de dejar el fútbol, expresó: “Estoy muy feliz ​por esta etapa que se me está terminando. Tengo la tranquilidad y paz de haber cumplido con mi sueño”.

El tercer caso en el fútbol local se dio en Paraná. Walter Andrade, histórico defensor de Patronato, que vistió durante 15 años la camiseta negra y roja, también tomó la decisión de dejar el deporte luego de que el entrenador de su exclub, Gustavo Álvarez, le comunicara que no sería tenido en cuenta para el próximo torneo, aunque le permitiría formar parte del plantel para retirarse dentro de la cancha. A pesar de esta posibilidad, Andrade decidió colgar los botines antes del retorno de la actividad. “No me hubiese sentido cómodo estando en un vestuario solamente para jugar medio partido o 15 minutos”, explicó Andrade.

Si bien el contexto de pandemia puede generar dudas en los futbolistas de avanzada edad, en el caso de Andrade este no fue el principal motivo de su retiro. “En lo personal, la idea del retiro viene vinculada a cuestiones familiares”. Además, el histórico defensor de Patronato señaló que ya hace tiempo tenía decidido que, de no seguir en la entidad de Paraná, se retiraría. Pensando en el futuro, Andrade señaló que le encantaría seguir vinculado al mundo fútbol y volver a sentir el olor a vestuario otra vez.

No solo en el fútbol argentino los jugadores decidieron dejar su carrera profesional. Otro de los casos es el de Diego Scotti. El volante uruguayo de 43 años, que pertenecía a Boston River, decidió colgar los botines tras 22 temporadas para asumir como presidente de la Mutual de Futbolistas. “La inactividad me dio tiempo para pensar y tomar la decisión. Poner el punto final a mi carrera lo tomé como algo natural, con alegría por la carrera que llevé adelante, en la que atravesé distintas etapas, procesos y salidas al exterior”, declaró Scotti.

En Europa hubo un caso de este tipo que llamó la atención de muchos amantes del mundo del fútbol. Aritz Aduriz, el exdelantero vasco del Athletic Club de Bilbao, decidió finalizar su historia como futbolista profesional por sus múltiples lesiones en la cadera y la imposibilidad de entrenarse normalmente por la cuarentena de los últimos meses en España. Así se despidió en su cuenta de Instagram: “Desgraciadamente mi cuerpo ha dicho basta. No puedo ayudar a mis compañeros como me gustaría y como se merecen”. Por otro lado, intentó desdramatizar su retiro y enfocarse en la crisis que atraviesa la sociedad por el Covid-19: “Estamos viviendo situaciones mucho más dolorosas y graves, por lo tanto no se preocupen por mí, esto es sólo una anécdota”, agregó.

A propósito de los retiros en el fútbol, Claudio Vasalo, psicólogo especializado en deporte desde hace más de veinte años, y quien trabajó en Central Córdoba de Santiago del Estero en el cuerpo técnico de Gustavo Coleoni, aseguró: “Los jugadores que toman esa decisión son profesionales que por la pandemia bajaron su ritmo físico y mental. Además, probablemente crean que no van a volver a recuperar el ritmo que tenían o que estos meses les permitieron disfrutar de la familia, cosa que nunca antes les había ocurrido, y no quieren volver a la exigente vida del futbolista, que muchas veces los separa de sus familiares más cercanos”. Aunque aclaró que en muchos casos “la pandemia no está relacionada directamente con los retiros”.

Por otro lado, Vasalo destacó que “cada vez hay más clubes que tienen departamentos psicológicos que preparan para el retiro a los jugadores, mostrándoles lo que existe fuera del mundo deportivo y bajando las actividades de manera gradual”.

Por último, el psicólogo aclaró que para que el retiro sea efectivo y saludable para el deportista “se deben bajar las cargas dentro del campo de juego y subir las cargas en lo personal”. Es decir, tienen que estar acompañados por sus seres queridos para acostumbrarse a la vida luego del deporte.

Más notas