lunes, junio 17, 2024

Los deportistas y los videojuegos, una relación que apenas comienza

Por Andrés Kalbermatten

El cese de actividades por el coronavirus permitió que los deportistas tuvieran más tiempo libre para divertirse. Fue así como varios mostraron ser amantes de los videojuegos. Algunos de ellos, como Sergio Agüero, decidieron transmitir en vivo cómo jugaban vía Twitch, una de las plataformas de streaming más famosas. Otros hasta se involucraron en el mundo de los deportes electrónicos.

El Kun es uno de los pocos jugadores que, aún luego de volver a los entrenamientos habituales, continuó con la costumbre de hacer directos. El delantero del Manchester City arrancó con el FIFA, pero luego siguió con otros videojuegos populares como el Grand Theft Auto, el Fall Guys o el Among Us, colaborando con famosos youtubers o streamers como el español Ibai Llanos.

Thibaut Courtois, arquero belga del Real Madrid, fue otro de los grandes deportistas que se dedicaron al tema de los streamings. Además de los títulos ya nombrados, probó juegos como el F1 2020 o el Call of Duty. El exfutbolista del Chelsea se interesó tanto en este mundo que decidió invertir en DUX Gaming, un club español de e-sports especializado en FIFA y NBA 2k, del cual ya era propietario el conocido youtuber DJMariio. Meses más tarde, DUX Gaming adquiriría al Internacional de Madrid de la Segunda División B de España, convirtiéndose en el primer equipo de deportes electrónicos en comprar uno de fútbol.

Aparte de Courtois y Agüero, otros deportistas de primer nivel como Casemiro, Antoine Griezmann o Facundo Campazzo también estuvieron y siguen involucrados con los videojuegos. Pero la relación de los deportistas con los juegos electrónicos no está solo ligada al ocio. Paul Pogba, figura del Manchester United, sorprendió hace unas semanas anunciando su fichaje por el Verdansk FC. Para alivio de los hinchas de los Diablos Rojos, solo se trataba de un equipo ficticio de fútbol del videojuego de disparos Call of Duty: Warzone. Pogba fue parte de una publicidad para promocionar la actualización del juego de Activision.

La pandemia por el coronavirus permitió que los deportistas se acercaran más al mundo de los videojuegos, tanto para el ocio como para los negocios. La relación entre ambas partes fue tan exitosa que esto pareciera ser apenas el comienzo.

Más notas