miércoles, abril 24, 2024

El golf en cuarentena y en crisis

Por Iván Ezequiel García

Mantener un campo de golf no es tarea fácil, es un trabajo diario el que se realiza: el corte de césped, los agroquímicos que se utilizan y los empleados que lo hacen, deben cobrar mensualmente. Además de contar con personal capacitado para el uso de las máquinas, también se necesitan ingenieros agrónomos especializados en este tema puntual. Es importante tener un buen diseño y construcción del campo y una buena calidad del pasto. También se realiza el mantenimiento de instalaciones y el sistema de riego.

Los clubes: La economía en crisis

“Es una situación difícil para todos y me pongo en lugar de los socios. En la mayoría se cobran entre 10 mil y 20 mil pesos por mes”, comenta Marcelo Cruz. Es profesor desde hace más de 20 años y considera que a pesar de que la economía en el país se encuentre en una situación muy difícil, los clubes deben seguir cobrando para poder mantenerse. En estos momentos de parate, Cruz no está cobrando por su trabajo y se expresa: “Estoy en esta situación desde el comienzo de la cuarentena, cobro como monotributista”. A la vez afirma que es una decisión que fue tomada por la comisión directiva y apoyada por los directivos, por lo que muestra su descontento: “Es una determinación muy triste porque es antipático de su parte. Espero que cuando se vuelva a la normalidad, nos den las respuestas que corresponden”.

Algunos opinan que el problema de la economía en los clubes comenzó por culpa de la pandemia, pero están los que piensan lo contrario. Jorge Bollini profesor y Coordinador de Desarrollo de la Asociación Argentina de Golf afirma: “Antes de la cuarentena, muchos clubes ya estaban con un capital adverso”. A pesar de ser organizaciones sociales sin fines de lucro, en varias oportunidades, realizan eventos para recaudar fondos o aumentan las cuotas.

El medallista olímpico en los Juegos de la Juventud 2018, Mateo Fernández de Oliveira, de 20 años, es socio del Club Náutico de San Isidro, sigue pagando la mensualidad porque considera que no se debe abandonar a los clubes en este difícil momento y comenta: “Es una forma de devolverle al deporte tantas alegrías que nos da”.

La situación de los socios

Las opiniones están divididas con respecto a la decisión de los clubes en seguir cobrando la mensualidad. A pesar de que los directivos estén a favor, algunos socios lo ven como una medida incorrecta. “El golf es parte de mi vida, me ayuda a despejar y cuando le pego a la pelota, es una especie de descarga que hago. Pero nos deben entender a nosotros y hacer algo al respecto, es difícil esta situación para todos”, comenta una asociada de Ituzaingó Golf Club. Julián Allegroni, subcapitán de Lagartos Country Club, prioriza el bienestar y la economía de sus asociados y afirma: “Un socio nos planteó la difícil situación en la que está viviendo por la cuarentena.  Y nos solicitó la suspensión de los pagos de las cuotas hasta la reanudación de la práctica”, y comenta que accedieron a ese pedido porque considera que lo mejor que se puede hacer en estos momentos es “apoyar y ayudar en lo que se pueda”.

Los socios del San Andrés Golf Club también se mostraron molestos por la situación de las cuotas. “Deberían entender nuestra situación. Algunos están sin trabajar, otros cobramos el sueldo mínimo, además de que tenemos otras obligaciones”, comenta una asociada que pone otras prioridades antes que el pago de los aranceles.

Existen diferentes métodos para su práctica: además de asociarse en un club, tienen la oportunidad de pagar sus matrículas que rondan los 7.500 pesos por mes y competir por ejemplo en torneos organizados por “Boca Ratón Country Life”, que reúne a todos los golfistas amateur. Andrés Vázquez, un jugador de esa categoría, utiliza este método y comenta sobre su situación: “Por el momento no se comunicaron para ofrecerme algún reintegro o rebaja del valor de la matrícula”. Sugiere que al menos le den clases online o que organicen clínicas con profesionales cuando se retome la actividad.

Sin actividad

Los entrenamientos y los torneos han sido suspendidos por la cuarentena obligatoria. Además de ser profesor, Marcelo Cruz es un golfista que necesita entrenarse todos los días, pero en estos momentos no lo hace con normalidad y comenta que le va a costar mucho arrancar cuando se vuelva todo a la normalidad. Fernández de Oliveira realiza ejercicios físicos, entrenamientos de golf muy limitados y aclara: “Lo positivo es que me da más tiempo para dedicarme a mis estudios, en la carrera de comunicación”. A pesar de que entiende los problemas, agrega que le da bronca que se hayan suspendido los torneos en los que iba a competir y que prácticamente está perdiendo todo el año.

También se suspendieron los amistosos, los partidos que se realizan por amor al deporte, como lo hace Andrés Vázquez quien todos los domingos por la mañana se junta con sus amigos y lo hace con mucha felicidad, pero se expresa con tristeza: “La cuarentena hizo que se corte todo, lo extraño”. A pesar de la suspensión de las actividades, Jorge Bollini no paró su profesión y sigue capacitando a profesores de escuelas de golf en Córdoba, Cuyo y el sur del Litoral mediante videollamada.

El pedido de la AAG al Ministro de Deportes

Hace unos días, la Asociación Argentina de Golf le solicitó a Matías Lammens, la vuelta a la actividad. A diferencia del tema económico, los directivos y los golfistas están de acuerdo con este pedido porque afirman que no hay peligro de contagio: se juega en un espacio abierto, los competidores no tendrían contacto, los vestuarios y duchas permanecerán cerrados y habría distancia social. Consideran que es un deporte beneficioso tanto para la salud física como psicológica. Mientras que desde la Asociación agregan que permitirá a los clubes volver a generar ingresos que son fundamentales para poder pagar los sueldos de sus empleados y aseguraría la existencia de los cientos de clubes en todo el país. A pesar de este pedido, desde el ministerio ven muy difícil aprobar esta medida, porque creen que sería muy riesgoso.

Mientras tanto, la Asociación Argentina de Golf realiza charlas online gratuitas, a cargo del staff de Alto Rendimiento y Desarrollo. También publicó una guía para facilitar la planificación de los protocolos de cuidado y prevención que se deberán aplicar una vez que las autoridades autoricen las actividades deportivas. Además, suspenden y reprograman los torneos que se deberían haber jugado en estas fechas, como, por ejemplo, el Campeonato Nacional Interfederativo de Menores y Juveniles, Campeonato Sudamericano y el Mundial Juvenil, entre otros. Se autorizó la vuelta a la actividad en Salta, Jujuy, Córdoba y Corrientes. Mientras tanto Buenos Aires, deberá esperar.

Más notas