lunes, junio 24, 2024

Cuando Maradona plantó a la FIFA en Alemania

Por Francisco Garrido

Diego Armando Maradona debía ser una de las estrellas de la ceremonia inaugural del Mundial de Alemania 2006 pero no apareció en el acto, pese a que la FIFA confiaba en contar con su presencia. Después de 14 años se puede afirmar que es mentira que el mejor jugador había confirmado su asistencia al evento, como varios medios mencionaron, y el motivo de su ausencia fue por las denuncias que venía haciendo en ese momento contra Joseph Blatter por corrupción. Los hechos sucedieron en el estadio Allianz Arena de Múnich, el 9 de junio del 2006.

Comenzaba el 18 º Mundial en la historia y en la tradicional apertura los organizadores tuvieron una idea distinta a lo que se venía mostrando. Brindarles un homenaje a todos los planteles campeones del mundo a partir del Mundial de Inglaterra 1966. Participaron los dos equipos argentinos consagrados, el de 1978 dirigido por César Luis Menotti y el de 1986 entrenado por Carlos Salvador Bilardo.

La presencia de tantas figuras desfilando por la alfombra roja del Allianz Arena se convirtió en el momento más emotivo de la fiesta. Primero hubo el típico show, coreografías en las que se vieron bailes de la región de Baviera. Luego, un espectáculo musical de un conjunto alemán y minutos después, Pelé y la modelo Claudia Schiffer ingresaron el trofeo. Acto seguido comenzó el emotivo desfile, lo que todo el público y televidentes esperaban.

Arrancó el campeón del 66´, Inglaterra en este caso, y así sucesivamente. Todo argentino se estremeció cuando aparecieron los héroes del 78´ y del 86´. El estadio moderno de Múnich contaba con 52.000 personas, un contexto que paralizó a los ex jugadores de la Selección argentina. Ingresaron de la mano de unos niños alemanes vestidos con los colores celeste y blanco, en primera fila se vio a Nery Pumpido, Mario Alberto Kempes, Alberto Tarantini y Pedro Pasculli. También se observaba la presencia de Daniel Bertoni, Ricardo Giusti, José Luis Brown, René Houseman, Osvaldo Ardiles, Ricardo Bochini, Julio Olarticoechea y varios más. Pero el gran ausente fue el astro del fútbol.

En el centro del campo se encontraban Blatter, presidente de la FIFA, Franz Beckenbauer, presidente del Comité organizador del Mundial y el presidente alemán, Horst Kohler; quien dio formalmente el inicio de la competición. Posteriormente, música, sonido, fuegos artificiales y algunos impactos emotivos. El “rito” finalizaba con la entonación del himno del mundial, “Es hora de que algo cambie”, a cargo de Herbert Gronemayer, el cantante más popular y exitoso de Alemania en esa época. Incluso, actuó el cuarteto de tenores Il Divo, que interpretó la canción oficial del campeonato, “El momento de nuestras vidas”. El Mundial de Alemania 2006 estaba listo para comenzar.

Catorce años después, desde la oficina de prensa de Maradona, le confirman a El Equipo que Diego no fue a la ceremonia porque en ese momento venía revelando lo que se terminó confirmando: la denuncia por corrupción contra Blatter. Cuando “El 10” realizó esa acusación varios lo trataron de loco, pero luego, el tiempo le dio la razón. También había mandado algún mensaje contra Michel Platini, que luego se terminó constatando. Ese fue el principal motivo de la ausencia del futbolista.

Del mismo modo, se puede afirmar que no asistió al evento por su ira o molestia con la FIFA. Este enfrentamiento está vinculado con el Mundial de Estados Unidos 1994. El ídolo argentino fue sancionado cuando le dio positivo el control antidoping y la AFA lo retiró de la competición por pedido de la Federación Internacional de Fútbol Asociado. Otra de las causas fue su rivalidad histórica con Pelé. Según la prensa argentina, el autor “de la mano de Dios” quería llevar la Copa hasta el círculo central, pero la máxima entidad de este deporte se lo otorgó a la modelo alemana Claudia Schiffer y al ex jugador de Brasil. Y no solo se ausentó del campo de juego, sino que tampoco se hizo presente en el salón vip del estadio, donde fueron recibidas las glorias del fútbol mundial.

“Diego ya había salido como mejor jugador de la historia votado por la gente y la FIFA seguía poniendo a Pelé por encima de él. Claramente para hacerlo calentar, sabiendo que el argentino iba a reaccionar. Entonces decidió no participar de esa ceremonia inaugural, para evitar cualquier tipo de conflicto. A ninguna cabeza un poco centrada se le ocurre que Maradona iba a ir hacerle de partenaire al brasilero. Se puede discutir quien es el mejor jugador, pero no existe que Maradona le haga de partenaire a Pelé”, añadieron desde la oficina de prensa del “Pelusa”. Su alejamiento en la fiesta se debió al excesivo protagonismo que le dieron al crack brasileño.

Maradona había sido contratado por el canal 4 de España para comentar los partidos. La prensa de Diego afirmó: “Agarró la última parte de la inauguración. Cuando estuvo Pelé en la ceremonia él no había llegado al estadio todavía, llegó al final del acto. No estuvo presente la apertura, solamente fue a la cabina para trabajar.” Maradona comentó el primer partido del Mundial, entre Alemania vs Costa Rica, y estaba satisfecho al término del encuentro porque cuando se vieron las mediciones la mayoría de los españoles había visto el partido a través de esa cadena televisiva. Al finalizarse los 90 minutos se fue a Hamburgo para acompañar a la Selección.

Días antes del Mundial, Blatter: “Se lo esperaba ya en el cierre del Congreso y espero que esté en la inauguración. Siempre lo hemos invitado a participar en nuestros congresos y a la gala de los mejores jugadores, pero la última vez que participó fue en 2002”. El presidente de la FIFA mostraba un cierto vínculo con el argentino, pero todavía su participación no estaba confirmada.

Después de que el mayor ídolo del fútbol argentino estuviera ausente a la ceremonia, un representante de la Institución de fútbol mundial sostuvo: “No tenemos nada contra Diego Maradona”. Y confesó: “No teníamos ninguna información al respecto. Hablamos con su representante, parece que estaba en el hotel y ahora está en camino al estadio para su trabajo de comentarista televisivo”, luego de un llamado con personas próximas a él.

Markus Siegler, director de Comunicación de la Federación Internacional de fútbol, en una conferencia de prensa en Berlín, luego de enterarse de que personas relacionadas al círculo de Maradona expresaron que el enojo estaba por no haber sido elegido para llevar la Copa, declaró: “De saberlo, podríamos haberlo pensado. Contar con Diego y Pelé en el campo hubiera sido fantástico. La FIFA no tiene nada contra Maradona y en el futuro esperamos que acepte nuestras invitaciones.”

Aunque Siegler se contradice: “Maradona fue invitado por la FIFA a participar en la ceremonia, pero hasta último momento no tuvimos confirmación de su asistencia.” Se puede afirmar que Maradona nunca confirmó su concurrencia ya que desde su oficina de prensa lo afirmaron: “Es mentira que Diego plantó a la FIFA, él ya había anunciado que no iba a participar.”

Algunos dichos del futbolista estrella fueron registrados. Días antes del Mundial los medios le preguntaron sobre un eventual encuentro con el ex futbolista brasilero o con el presidente de la FIFA, y contestó: “Seguramente los voy a saludar, pero no vengo a robar nada. Vengo a disfrutar”. Con su llegada a Múnich, sentenció: “He venido a ver a la Argentina, a disfrutar y a comentar los partidos de España. Yo no vengo a ver ni a Pelé ni a Beckenbauer…”.

Minutos previos al conflicto que se desató, el ex capitán de la Selección albiceleste explicó: “Veré la apertura y luego viajaremos para presenciar el partido de la Selección. Quiero ver todos los partidos que pueda, siempre y cuando los tiempos y las distancias me lo permitan. Tengo muchas ganas de ir a ver a los muchachos argentinos y ver algún entrenamiento de Brasil, y creo que con un poco de esfuerzo lo vamos a poder hacer.”

En fin, luego de tanta información en circulación y sin saber el por qué, catorce años después, El Equipo pudo obtener las verdaderas razones de la ausencia de Diego en aquella ceremonia inaugural del Mundial de Alemania 2006.

Más notas