martes, junio 25, 2024

¿Qué pasó en la final de Uruguay 1930?

Por Agustín Machinandiarena

Los mundiales de fútbol son vistos por todos y todas. La gente espera con ansias ese mes en el que se disputa, que ocurre una vez cada cuatro años. Hoy en día, las clasificaciones son claras y concisas. En Asia hay cuatro cupos, en África cinco, en América -dividido entre Sur y Norte- siete, y en Europa trece. Los otros tres lugares son para el anfitrión y los ganadores de los repechajes intercontinentales. Pero esto no fue siempre así. En los primeros campeonatos era recurrente que se cambiaran los formatos de disputa de acuerdo con la cantidad de países y sus respectivas clasificaciones. Por ejemplo, Uruguay logró su plaza al Mundial de 1930 disputado en su territorio por haber ganado la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1924. Además, el continente europeo tuvo solo cuatro Selecciones en la primera cita mundialista, mientras que los otros 9 eran todos americanos.

Ese torneo, que se llevó a cabo en la ciudad de Montevideo, tuvo muchas irregularidades. Algunos países fueron invitados, otros se bajaron por motivos sorprendentes y la mayoría no completaba la delegación, ya sea por falta de jugadores o cuerpo técnico.

El Mundial se disputó y Uruguay y Argentina llegaron a la final, de la que salieron victoriosos los “Charrúas” por 4-2, pero ese partido tuvo muchas polémicas desde antes de que se iniciara. La noche previa al encuentro, Francisco Varallo, jugador clave en la Selección subcampeona, tenía molestias y no se sentía cómodo para disputar el compromiso. Por ello, lo llevaron al médico para que sea revisado, pero la delegación visitante no contaba con uno en la ciudad. Entonces, y tras varias discusiones, decidieron acudir al doctor de la Selección uruguaya, Juan Campisteguy, hijo del por entonces presidente de Uruguay. Tras ser revisado, indicó que el jugador argentino no estaba en condiciones para jugar la final.

A pesar de la recomendación médica, Varallo disputó el encuentro, ya que los argentinos pensaban que sí estaba apto para hacerlo y que los uruguayos buscaban sacar ventaja de la situación. A los pocos minutos de comenzar el juego el jugador seguía sintiendo las molestias y no pudo realizar una buena performance ese día.

Finalmente, Uruguay se quedó con el primer campeonato del mundo y muchos historiadores se preguntan qué hubiese pasado si Varallo no integraba el once titular ese día, ya que creen que el resultado podría haber sido diferente. A pesar de esto, Argentina se fue ganando 2-1 al descanso y, con el tiempo, varios jugadores señalaron que tenían miedo de lo que hubiese podido pasar si el campeón era el equipo visitante.

Más notas