jueves, febrero 29, 2024

Carlos Bianchi, el DT más ganador de la historia del fútbol argentino

Pedro Duffau, Leandro Gambino y Marcelo López Aspuru

Carlos Bianchi es, hasta el momento, el director técnico más ganador en la historia del fútbol argentino. Se cumplen 27 años del Torneo Clausura 1993, su primer título como entrenador de Vélez Sarsfield. Los 15 que logró, repartidos entre el equipo de Liniers y Boca Juniors, lo convierten en indiscutible.

Lo que hizo Bianchi, tanto en Vélez como en Boca, fue formar grandes planteles. Tuvo arqueros fundamentales (Chilavert, Córdoba y Abbondanzieri), armó defensas muy sólidas, consolidó mediocampos muy combativos y también de juego (Serna, Pepe Basualdo, Bassedas, Riquelme) y delanteros hábiles o con mucho gol (Palermo, Asad, Turu Flores, Tévez). Además, Bianchi es la única persona en el mundo del fútbol que posee dos estatuas en distintos clubes: en Vélez fue inaugurada en diciembre de 2015 y un año más tarde, se erigiría su monumento en Boca.

Aquel Vélez campeón del 93 tenía una virtud que lo destacaba por encima del resto: desgastaba al equipo contrario. No tenía el dominio de la pelota todo el tiempo al “estilo Guardiola”, si no que estaban los once jugadores metidos todo el partido. Muchas veces convertía el primer gol y luego era muy difícil darle vuelta el resultado. Efectividad pura, compromiso y concentración constante. Esa fue su marca.

Con Vélez ganó seis títulos entre 1993 y 1996: Clausura 93, Libertadores 94, Intercontinental 94, Apertura 95, Interamericana 96 y Clausura 96. Logró con el conjunto de Liniers algo inédito en su historia: alcanzar la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental. Llevó a un equipo que no es considerado grande en su país a lo más alto del mundo. En 1996 tuvo su emotiva despedida en el Estadio José Amalfitani, colmado por 50.000 personas. En el Fortín dirigió 182 encuentros (ganó 89, empató 55 y perdió 38).

Luego de su paso por la Roma de Italia, a mediados de 1998 llegó a Boca, uno de los clubes más importantes y populares en su país. Entre el 98 y 2004 (en 2002 no lo dirigió), ganó nueve títulos: Apertura 98 (invicto), Clausura 99, Libertadores 2000, Intercontinental 2000, Apertura 2000, Libertadores 2001, Libertadores 2003, Intercontinental 2003 y Apertura 2003.

El Virrey, tal es su apodo, tiene el récord de ser el director técnico que más veces ganó la Copa Libertadores de América, con un total de cuatro títulos. Y alcanzó con Boca un invicto de 40 partidos sin perder por torneos locales, que todavía no fue suparado. Fue elegido el mejor entrenador de Sudamérica en 1994, 98, 2000, 2001 y 2003. En 2000 y 2003 fue elegido el mejor entrenador del mundo por la IFFHS.

La figura de Carlos Bianchi como director técnico es reconocida por todo el mundo. Por sus logros tan importantes en dos equipos distintos y por potenciar y confiar en sus planteles. Actualmente no da entrevistas, ya que como dice él, prefiere mantenerse en el anonimato. Podrá ser superado en algún momento, pero eso es secundario. Dejó su huella y será recordado para siempre como una leyenda.

Más notas