domingo, julio 14, 2024

Se terminó la relación de Vettel con Ferrari

Por Tomás Guido

Ferrari es una de las marcas más reconocidas en el automovilismo y, más precisamente, en la Formula 1. Dominó la máxima categoría durante décadas, pero desde el 2007 que no logra alcanzar la gloria, año en el que obtuvo el último campeonato del mundo de la mano del Finlandés Kimi Räikkonen. Desde ahí se le hicieron muy esquivas las chances de consagrarse de nuevo. Uno de los encargados de arrebatarles los títulos fue quien hoy es el centro de atención por comunicar su desvinculación del equipo de Maranello, Sebastian Vettel, el alemán que logró su primer título de F1 en el 2010 y que luego ganó absolutamente todo con el equipo Red Bull en el 2011,2012 y 2013.

El germano llegó a la Scuderia Ferrari en 2015 para renovarles las ilusiones a los “Tifosi” de volver a consagrarse. Tras la ida de Fernando Alonso al equipo McLaren, la incorporación de Vettel generaba un buen augurio en los italianos, pero llegaría otra pesadilla para ellos: el equipo Mercedes. En su primer año, el expiloto Red Bull logró tres victorias: Malasia, Hungría y Singapur. Sin embargo, al año siguiente Ferrari atravesaría una de sus peores temporadas dentro de la F1, ya que no conseguiría ninguna victoria en las 21 carreras del calendario y obtendría un cuarto puesto en el campeonato final.

El 2017 arrancaba mejor y el alemán logró ganar en el inicio del campeonato el Gran premio de Melbourne, Australia, y luego sumaría a Bahréin, Mónaco, Hungría y Brasil dentro de sus victorias.

Australia, Bahréin, Canadá, Gran Bretaña y Bélgica serían en 2018 sus cinco triunfos, igualando la cantidad del año anterior. Sin embargo, en 2019 solamente triunfó en el Gran Premio de Singapur.

Pero en todos estos años y con una buena cantidad de carreras ganadas, podios y demás, ¿Qué fue lo que hizo que ni Ferrari ni Vettel lograran alzarse con un título? La respuesta es clara: Mercedes y Lewis Hamilton. Estos dos factores son los que les arrebataron todos los títulos tanto al piloto como al equipo italiano. Con una gran consistencia, los del equipo de la estrella de tres puntas se llevó todo lo que estuvo en juego desde 2014 hasta 2019, (seis títulos de pilotos y constructores).

Sin dudas, esto puso en juego la confianza y empezaba a ser una incógnita la continuidad del múltiple campeón dentro de Ferrari. Además, la llegada del joven monegasco Charles Leclerc en 2019 fue fundamental para su inminente salida.

El tetracampeón llegaba a esta temporada muy cuestionado tras un final de campaña que le costó sus opciones en el campeonato de pilotos. Su error en el Gran premio de casa, en Hockenheim, donde iba liderando y se despistó por lo que quedó de carrera, le hizo cuestionarse si de verdad estaba pilotando al nivel que debería y el que se espera de un piloto de su clase y talla. Este gran premio marcó un antes y un después para Vettel, que encadenó una serie de errores pocas veces vistos en él. Acabó el año a 81 puntos de Hamilton, dudando de estar en el equipo adecuado y de ser el hombre correcto para liderar a Ferrari hacia la cima de la máxima categoría.

Hubo varias polémicas en la temporada, como la del Gran premio de Rusia en la que Vettel tenía que dejar pasar a su compañero y no lo hacía, ya que desobedecía las ordenes que le llegaban por la radio. La situación fue resuelta cuando lo hicieron parar antes en boxes a Leclerc, lo que le permitió saltar al primer lugar y finalmente el alemán abandonó la competencia. Otra hecho importante fue el choque que protagonizaron en Brasil que dejó afuera a los dos pilotos. La tensión contenida que traían Charles Leclerc y Sebastián Vettel a lo largo de la temporada terminó de estallar en Interlagos, con un accidente entre ambos que no les permitió seguir corriendo ese día. Los hechos ocurrieron a pocas vueltas del final cuando el monegasco, con neumáticos más nuevos, atacó Vettel en la primera curva, pero en la recta siguiente el alemán lo superó e hizo un movimiento extraño que provocó el accidente que los dejó a fuera de combate.

En su lucha interna, el joven francés le ganó en números a Vettel. En su primer año bajo el techo de Ferrari logaró culminar en la cuarta posición de la temporada, mientras que el alemán finalizó quinto. En cuanto a las pole position hay una amplia diferencia de siete contra dos del multicampeon y, por último, Leclerc obtuvo dos victorias (Italia y Bélgica), una más que su compañero de equipo en ese momento.  

En fin, el futuro de Sebastián Vettel dentro de la Formula 1 es una incógnita. Con la llegada del español Carlos Sainz al equipo italiano y la de Ricciardo que firmó con McLaren, queda una butaca libre en Renault. Entonces, ¿irá Vettel al equipo francés?

Más notas