martes, febrero 27, 2024

“Es una gran oportunidad para que los clubes apuesten un poco más por los juveniles”

Por Martín Lires

Lautaro Guzmán, de 18 años, tuvo una gran participación durante la temporada 2019 de All Boys. Formó parte del equipo que obtuvo el campeonato de reserva, y sus buenas actuaciones le dieron la posibilidad de subir al plantel profesional. De hecho, debutó el 14 de septiembre de ese mismo año frente a Quilmes por quinta fecha de la Primera Nacional.

Todo este parate debido al coronavirus frenó el gran momento del juvenil extremo derecho. Hoy, desde su casa, hace lo posible por mantener el ritmo que había conseguido en el club.

Guzmán está transitando la cuarentena en el barrio de Floresta, en la casa de su padre, junto a él y su hermana. Según cuenta, realizan algunas actividades los tres juntos y otras de manera individual, para llevar de la mejor manera posible tantas horas en el mismo ambiente.

Una de las mayores complicaciones que tiene Lautaro es el espacio. Tiene materiales para trabajar la fuerza y la coordinación, pero se le dificulta entrenar la resistencia aeróbica ya que no cuenta con una cinta o una bicicleta fija.

En cuanto a la planificación de la semana, realiza diferentes prácticas. “Estoy siguiendo recomendaciones que me dieron los preparadores físicos del club sobre cómo entrenar y a qué apuntar, pero también voy armando rutinas propias como complemento de esos ejercicios”, asegura.

De todas maneras, Lautaro corre con cierta ventaja durante este aislamiento. Su padre, Claudio Guzmán, es preparador físico del plantel superior de rugby de Banco Nación, por lo que además de darle recomendaciones a la hora de realizar los entrenamientos, le organiza rutinas complementarias y lo ayuda con la distribución de las cargas físicas durante toda la semana.

“Todos los días intento combinar la fuerza explosiva, coordinación y velocidad dentro de la misma rutina. Y a eso le sumo un complemento de hipertrofia (gimnasio) tres o cuatro veces por semana”, explica, respecto de la distribución de su entrenamiento.

En cuanto a la alimentación, un tema muy importante para los deportistas de alto rendimiento, Lautaro sigue una dieta elaborada por el nutricionista de All Boys: “Hace mucho hincapié en la hidratación y en el consumo de frutas y verduras”, informa.

Lautaro Guzmán espera con ansias regresar a las canchas y ve un futuro muy positivo para los jugadores de su edad: “Con los descensos suspendidos por dos años es una gran oportunidad para que los clubes apuesten un poco más por los juveniles”.

Más notas