lunes, julio 22, 2024

La plata, madre de todas las batallas

Por Federico Pineda

El fútbol es una máquina fenomenal de distanciamiento social. Sin poder ir a los estadios producto de la pandemia, las personas están atadas a un televisor y el Gobierno logra que se queden en sus casas. Pero en la fría pantalla hay 22 jugadores que ponen en riesgo su físico para distraer a millones de ciudadanos. Eso pareciera que deja de importar cuando hay plata de por medio. A fin de abril, el presidente del Comité Médico de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), Michel D´Hooghe, declaró que el fútbol no debía volver hasta el 1 de septiembre. El fútbol solo es posible si el contacto es posible de nuevo”, declaró en Sky Sports. Hoy, las principales ligas del mundo quieren ver cómo terminar sus temporadas antes del 30 de julio.

Un mes después de que los equipos alemanes hayan vuelto a entrenarse con diferentes medidas de distanciamiento social, la primer ministro de ese país, Angela Merkel, se reunió con los jefes regionales de Alemania para dar luz verde a una industria que le da de comer a más de 56 mil personas. El próximo fin de semana vuelve la Bundesliga a puertas cerradas con medidas, un tanto llamativas como peligrosas, para los protagonistas. Cómo muchas ocasiones, la plata es la madre de las batallas.

Los partidos sin espectadores en el estadio no son una solución ideal para nadie. Sin embargo, en una crisis que amenaza la existencia de algunos clubes, es la única forma de mantener las ligas en su forma actual“, había declarado el miércoles Christian Seifert, presidente de la Deutsche Fussball Liga (DFL), tras la reunión de Merkel y calificó como una “buena noticia” la vuelta del fútbol para los 36 clubes de la primera y la segunda categoría.

La supervivencia económica de las instituciones teutonas era un motivo de preocupación y, con este regreso, recuperarán 300 millones de euros por derechos de televisión, evitando la quiebra en muchos casos.

Las medidas de seguridad e higiene en un país que tiene más de 169 mil casos y más de siete mil muertos (una de las tasas de letalidad más bajas en el mundo) se extenderán a los entrenamientos, viajes al estadio y la concentración en los hoteles. En cada encuentro habrá zonas creadas para reducir el contacto entre protagonistas lo menos posible. Los jugadores no entrarán juntos a la cancha, tienen prohibido el saludo protocolar, las fotos grupales y no podrán tocarse las manos después de un gol ni después del partido. Cada uno tendrá su botella de agua personalizada, los suplentes deberán llevar mascarilla y estarán separados por un asiento en el banco de relevos. Solo podrá haber más de 280 personas presentes en el estadio, de las cuales solo podrá haber 98 dentro del campo de juego, a saber: 5 árbitros, 22 titulares, 18 suplentes, 20 auxiliares técnicos, 4 alcanzapelotas, 3 encargados de limpieza, 4 enfermeros, 4 responsables de seguridad, 15 entre VAR y televisión y 3 fotógrafos.

Además, todos los planteles fueron sometidos a dos tandas de testeos en los últimos días. En una, hubo 1724 pruebas a los 36 clubes de la Primera y la Segunda división y solamente 10 casos dieron positivo. En la siguiente, hubo 1695 muestras que solo dos dieron positivas. El Colonia fue uno de los pocos equipos que dio a conocer el caso de tres miembros del club que dieron positivo por coronavirus. La institución no difundió los nombres.

En un primer momento, los planteles no iban a tener la obligación de cumplir los 14 días de cuarentena que indicaba el Gobierno Federal como requisito para la reanudación ya que, según el protocolo de la DFL, bastaba con apartar al jugador que dé positivo y que el resto del plantel siga entrenando si los dos tests que le realizaban por semana a los demás futbolistas daban negativo. Sin embargo, el caso del Dinamo Dresden, cuyo plantel tuvo dos jugadores que dieron positivo por coronavirus, cambió la organización y todo el plantel estará en cuarentena por dos semanas. Esto provocó la suspensión de su partido ante el Hamburgo por la segunda división alemana.

Antes que se de a conocer el caso del conjunto de la segunda división, el portavoz del Ministerio del Interior, Steve Alter, decía que “las personas que han estado en contacto directo con una persona que ha dado positivo deben entrar en una cuarentena de catorce días” y añadía: “Ese es un principio que vale para toda la población y no existe ninguna razón para que sea diferente para los futbolistas profesionales”. Horas después, el Estado flexibilizó las medidas, pero lo que ocurrió en el ascenso endureció nuevamente el confinamiento.

Ya en la máxima categoría, el Hertha Berlín será uno de los primeros equipos que reinicie la competencia el sábado contra el Hoffenheim y ya sabe que no contará con un futbolista para ese encuentro. Salomón Kalou fue apartado del equipo por haber grabado un video dándose la mano con sus compañeros, sin guantes ni respetando la distancia social. “No solo le ha causado un daño enorme al Hertha, sino que también trasladó la sensación de que hay jugadores que no se toman en serio la extensión de la pandemia, en un contexto en el que intentamos retomar la competición”, publicó el club en un comunicado.

De esta manera, la Bundesliga se convertirá en el primera de las cinco ligas más importantes de Europa en reanudar la competición. Con nueve partidos por disputar de la presente temporada, el Bayern Munich es el líder del torneo con 55 puntos y el Borussia Dortmund lo escolta a cuatro unidades de distancia. Sin embargo, esta liga no será la que reestrene la temporada. Hay otra liga que arrancó este fin de semana: Islas Feroe.

El archipiélago de 18 islas que tiene más ovejas que habitantes (80.000 contra 50.000) había suspendido el inicio de su torneo -compuesto por 10 equipos- a mediados de marzo debido a la pandemia que tuvo 187 casos sin ninguna muerte allí, pero hace algunos días ya recobró la normalidad con la apertura de los colegios el pasado 20 de abril. En ese país, las medidas de prevención pasan porque cada jugador use su propia botella, las pelotas deberán estar desinfectadas, los jugadores están obligados a lavarse las manos antes y después del partido, no se permitirá el saludo protocolar y no se les permitirá a los futbolistas escupir en el césped, tanto por boca como nariz.

Polonia

A casi 2000 kilómetros de distancia, se encuentra otras de las ligas que ya tiene fecha de reinicio: la Ekstraklasa. O más conocida como la primera división de Polonia. “Estamos planeando que la Ekstraklasa se reanude el 31 de mayo, tres días antes de que se jueguen dos partidos de cuartos de final de la Copa de Polonia. Una semana después, la primera y segunda Liga probablemente volverán”, anunciaba el presidente de la Federación Polaca (PZPN), Zbigniew Boniek. Solamente faltaban disputar cuatro fechas de un torneo que tiene como líder al Legia Varsovia con 51 puntos, ocho más que su perseguidor, el Piast Gliwice. Este país va a albergar la final de la Europa League, cuyo certamen, al igual que la Champions League, no tiene definición sobre el formato de disputa que adoptará.

Portugal

En gran parte de los países que vuelven a jugar oficialmente, se deja un margen de tres a cuatro semanas para hacer una pretemporada con un plantel que estuvo parado un mes en muchos casos. Este es el caso de Portugal que, gracias a las medidas que tomó a tiempo el Ejecutivo, solo tuvo más de 26 mil casos de Covid-19 y 1105 muertes. Esta semana volvieron la mayoría de los equipos a los entrenamientos, entre ellos el Porto y el Benfica, los animadores del torneo. A falta de 10 fechas para el final, tienen 60 y 59 puntos respectivamente y la reapertura de la temporada ayudará a cobrar los derechos de televisión, uno de los pocos ingresos que tiene cada club en tiempos de pandemia.

España

Tan lejos y tan cerca de Portugal está España. Los divide la península ibérica, pero esta muy lejos de volver el fútbol allí. Con más de 220 mil infectados y un poco más de 26 mil muertes, el país ya ingresó en la Fase 2 de una cuarentena más administrada. De esta forma, los planteles de fútbol ya volvieron a sus respectivos clubes para hacerse los testeos de Coronavirus para descartar posibles casos. Se realizaron más de 2000 testeos en los planteles de la primera y la segunda división y solo cinco jugadores dieron positivo por coronavirus. Son casos asintomáticos y sus nombres se mantienen en reserva. La vuelta a los entrenamientos podía llegar a darse este sábado, pero había clubes como el Eibar que exigían mayores medidas de seguridad.

En una carta escrita por los jugadores de la entidad, declararon tener “miedo” de poder contagiarse a ellos y a sus familiares y amigos. “Millones de trabajadores han vuelto a sus tareas, con mucha menos atención y muchos menos medios sanitarios que nosotros. Muchos sin unas garantías mínimas. No es justo, y lo sabemos. Somos unos privilegiados. Disfrutamos entrenando y jugando cada minuto, por eso queremos jugar. Pero antes que futbolistas somos personas. Lo primero debe ser la salud de todos, y es momento de que esa idea prevalezca con hechos, no únicamente con palabras. Pedimos garantías. Exigimos responsabilidad”, cerraba el comunicado.

Vale resaltar que Javier Tebas, presidente de La Liga, mostró su intención de volver a la actividad el próximo 12 de junio, pero aclaró que estará todo supeditado a la evolución sanitaria que tenga España con la cantidad de casos positivos de coronavirus. Sólo volverían la primera y la segunda división. Siempre a puertas cerradas y los jugadores, al finalizar los entrenamientos y los partidos, deberán ducharse en sus casas. La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) dará por concluida la temporada regular de la Liga Femenina, cuyo campeón será el Barcelona, como así también las ligas del fútbol amateur. En las categorías menores, jugarán un Play-Off en búsqueda del ascenso en una sede única a puertas cerradas.

Italia

Otro de los países que sufrió como ninguno los embates del coronavirus fue Italia y los sigue sufriendo. Con más de 29 mil muertos y 215 mil contagiados, el país está flexibilizando la cuarentena en pequeños tramos y así, algunos clubes de fútbol pudieron volver a los entrenamientos. El Sassuolo fue el primero de la Serie A en regresar a las prácticas, tras el aval del Ministerio del Interior, con entrenamientos voluntarios que tuvieron a dos jugadores por campo, varios turnos y no pudieron pasar por los vestuarios ni usar el gimnasio. Sin embargo, la noticia dada a conocer por Fiorentina, que tiene seis casos nuevos de Covid-19, tres de ellos correspondientes al plantel profesional, y la Sampdoria con otros tres futbolistas infectados siembra dudas con el regreso del deporte, pero hay una voluntad política a favor de la vuelta. “Sinceramente, espero que se reanude la Serie A. Mucho dependerá de las próximas dos semanas y cómo esta primera reapertura afecte a la tasa de infección”, declaró Vincenzo Spadafora, ministro de Deportes italiano.

Sin embargo, no se descarta decretar el final de la temporada como ocurrió en Francia y en Holanda, este último confirmó, en voz de su primer ministro Mark Rutte que el fútbol volverá recién el 1 de septiembre y declaró que se jugará a puertas cerradas hasta que haya una vacuna contra la enfermedad.

Inglaterra

Una medida similar se podría tomar en Inglaterra con el regreso de la Premier League sin hinchas en los estadios hasta que no haya una cura para la enfermedad. El gobierno britanico autorizó la reanudación del torneo a partir del 1 de junio si la pandemia lo permite, pero los equipos aún no han vuelto a entrenar. La necesidad de salvar 800 millones de euros procedentes de los derechos de la televisión ubica al 12 de junio como la fecha deseada para volver a jugar en canchas neutrales las nueve jornadas que restan disputarse en un torneo que tiene a un campeón virtual como Liverpool, que tiene 82 puntos y lleva 25 de distancia contra su escolta Manchester City con 27 unidades por jugar. Sin embargo, los últimos seis equipos de la tabla (Watford, Brighton -club que tiene tres casos de Covid-19-, West Ham, Aston Villa, Norwich y el Bournemouth) se han mostrado en contra de ceder la localia porque, a pesar de jugar a puertas cerradas, consideran que se ven perjudicados en la lucha por no descender.

Con este escenario planteado, la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA) debe seguir con su programación habitual y empieza a mirar con atención lo que sucede en Turquia. Ese país albergará la final de la Champions League, cuya fecha era el próximo 30 de mayo y, por obvias razones, se pospuso con fecha a confirmar.

Turquía

En el país gobernado por el premier Recep Erdogan, los equipos volvieron a los entrenamientos este lunes y se fijó la fecha del 12 de junio para la vuelta del fútbol a ese país. “Hemos decidido iniciar la Superliga, la 1ª, 2ª y 3ª Liga, así como las Ligas regionales amateur, el 12, 13 y 14 de junio”, declaró el presidente de la Federación de Fútbol de Turquía, Nihat Ozdemir, luego de reunirse con la comisión directiva del organismo. Aún se desconocen qué medidas de prevención se tomarán en las tres divisiones más importantes del país, pero todos los focos están puestos en albergar la Liga de Campeones. “Si todo va bien podremos terminar la Liga a finales de julio, luego pasaremos a las Copas y en el mes de agosto esperamos coronar la temporada acogiendo en nuestro país dignamente la final de la Liga de Campeones de la UEFA”, expresó Ozdemir sobre el final de la máxima categoría, de la que restan ocho fechas y tiene al Trabzonspor junto al Basaksehir como líderes con 53 puntos y, tres puntos más atrás, el Galatasaray.

Estados Unidos

Ya cruzando el Océano Atlántico, poco se habla de la vuelta de la Copa Libertadores en Sudamérica, pero ya hay un país de América que volvió a los entrenamientos: Estados Unidos. El país con mayor cantidad de contagiados en el mundo (más de 70 mil muertes y 1.200.000 infectados) había suspendido la Major League Soccer (MLS) el pasado 12 de marzo y, casi dos meses después, cinco clubes de los 26 equipos que conforman la liga volvieron a los entrenamientos: el Atlanta United, el Houston Dynamo, el Orlando City, el Sporting Kansas City y el Inter Miami, franquicia copropiedad de David Beckham. La gran mayoría de las instituciones no puede retornar a las prácticas porque están en áreas donde las autoridades restringen estas actividades a causa de la pandemia.

Junto a la colaboración de médicos, la MLS estableció un protocolo para minimizar los riesgos de contagio para los jugadores que solo se podrán ejercitar de forma individual en canchas al aire libre y no podrán acceder a otras instalaciones como vestuarios o gimnasios.

Más notas