sábado, junio 22, 2024

Son, el coreano que brilla en todos lados

Por Andrés Kalbermatten

Todos los deportistas surcoreanos tienen la oportunidad de reducir su formación militar si ganan el oro olímpico y en el caso de los futbolistas, llegar a los octavos de final de los mundiales es otra posibilidad. Ese fue el caso de los integrantes de la selección semifinalista en 2002, entre los que se encuentra el exjugador del Manchester United Park-Ji Sung.

La decepción en el Mundial y los Juegos Asiáticos

Heung-Min Son viajó al Mundial de Rusia 2018 con su selección sabiendo que si avanzaba a octavos, iba a ser exceptuado de los casi dos años de servicio militar que debía completar antes de los 28 años.

El sorteo de la Copa del Mundo los emparejó con Alemania, México y Suecia en el Grupo F. A pesar de vencer a los campeones del mundo por 2-0 en el tercer partido de la primera fase, Corea del Sur fue eliminado por perder anteriormente contra los escandinavos por 0-1 y 1-2 contra los aztecas. La estrella del Tottenham se retiraba del torneo en medio de lágrimas, sabiendo que sólo le quedaba una oportunidad para salvar su carrera: ser campeón en los Juegos Asiáticos.

Los Juegos de aquel año se realizaron en Jakarta y Palembang, ambas ciudades de Indonesia. Los capitaneados por Son avanzaron sin grandes complicaciones a octavos, donde eliminaron a Irán. Seguramente el siguiente partido habrá sido uno de los más sufridos por el delantero. Luego de empatar 3 a 3 ante Uzbekistán en el tiempo regular, fueron al alargue. Recién en el minuto 118, desde el punto de penal, un gol de Hwang-Hee Chan dio tranquilidad a todos.

En semifinales, Corea eliminó a Vietnam, y en la final debían de enfrentar a uno de los candidatos: Japón. A Son solo le servía colgarse la de oro. Si no, su carrera en el Viejo Continente sería interrumpida. Otra vez más terminaron los 90 minutos sin sacarse diferencias, pero apenas iniciada la prórroga los coreanos se pusieron en ventaja. A cinco del final, cuando ganaban 2-0, los japoneses descontaron para aumentar la tensión, pero no les sirvió. Son y su país ganaron la medalla dorada.

Experiencia en el servicio militar

Luego de que la Premier League fuera suspendida por el coronavirus en marzo, el club londinense le permitió a Son viajar a Seúl para recuperarse de la fractura en su brazo junto a sus padres. Tras haber cumplido la cuarentena obligatoria de 14 días, aprovechó para realizar las semanas de servicio militar en la Novena Brigada del cuerpo de Marines.

Sus tareas incluyeron practicar disparo con armas de fuego, ejercicios con bayoneta, largas caminatas con peso encima y entrenamientos químicos en una cámara de gases lacrimógenos.

Son terminó entre las cinco mejores calificaciones de su grupo y fue galardonado con el premio Pilsung, irónicamente para un delantero, por su gran puntería en los disparos.

A pesar de haber cumplido con las tres semanas de servicio militar obligatorio, el delantero del Tottenham todavía debe realizar 455 horas de servicios sociales dentro de los próximos tres años.

El futbolista surcoreano ahora podrá volar de regreso a Londres para sumarse a los entrenamientos del equipo dirigido por José Mourinho, luego de cumplir otra cuarentena más, la tercera desde el comienzo de esta pandemia. La liga inglesa tiene pensado reanudar la competición a principios de junio, pero todavía no hay nada oficial. Son deberá esperar para volver a brillar en la cancha.

Más notas