lunes, julio 22, 2024

Guzmán, el que siempre sale del área propia

Por Fernando Bajo

Nahuel Guzmán se muestra tal cual es. Rompe con el estereotipo de futbolista que no se involucra con las problemáticas sociales, como cuando en enero intentó hacer reflexionar sobre la imagen a los periodistas mexicanos presentes en una conferencia de prensa.

Se presentó vestido con traje, camisa y corbata, y preguntó:

-Para ustedes, ¿la imagen es importante?

-Sí –le respondieron algunos.

-O sea, me toman más en serio si me visto así. ¿Estaría bien que yo le dé una nota, por ejemplo, a él (mientras señalaba a su izquierda) porque tiene camisa? Lo importante es el contenido –retrucó el Patón.

Al finalizar la rueda de prensa les advirtió: “Recuerden que no todo es lo que parece”. Luego, se paró y debajo lucía un pantalón corto de color rojo.

Hoy, desde México, en cuarentena y más informal que aquella vez brindó una videoconferencia a través de Instagram Live a los estudiantes de primer año de Deportea en el marco de la materia Introducción al Periodismo y a la Información Deportiva. Mientras lucía sus grandes auriculares blancos y sonreía cada vez que podía anunció una frase que lo describe: “Por tres cosas estará atravesada mi vida: el fútbol, el arte y la política”.

Sí, al Patón no le basta con haber llegado a ser uno de los tres arqueros de la selección argentina en el último Mundial. Sueña con formar parte de una banda de música y más de una vez se ha expresado a favor de distintos movimientos sociales. El 24 de Marzo pasado posteó una foto en su cuenta con un pañuelo blanco que apoyaba a las Madres de Plaza de Mayo y en enero de este año defendió el arco del Tigres con sus pelos pintados con los colores de la bandera de la comunidad LGTBIQ+.

“Yo me siento preparado para opinar de distintas cosas. No creo que sepa, pero tengo una postura”, explicó y luego profundizó su análisis: “Al mismo tiempo siento que se impone una carga hacia los jugadores para que hablen. Y hay muchos que no quieren hacerlo. Yo creo que hay un por qué y tiene que ver con nuestra formación base como futbolista. El sálvate solo con el que crecemos”.

Pero, ¿cómo hizo Guzmán para atravesar esas barreras que les imponen a los jugadores de fútbol en sus inicios? Su madre fue militante y su papá, aunque lo hizo en un ambiente más artístico, también. El exarquero de Newell´s creció rodeado de la conciencia social que transmitían sus padres y de libros del filósofo Karl Marx, aunque eso no impidió que durante un tiempo haya quedado atrapado en la esfera futbolística. “El envión para despertar mi conciencia social –contó el Patón- sucede con la llegada de Néstor (Kirchner) al gobierno”.

Nahuel Guzmán es arte, es política y también es fútbol, deporte al que ve como una herramienta transformadora: “A veces, los futbolistas vivimos en una burbuja, fuera de ese 95 por ciento en el que vive la población mundial. Y sobre todo hablo de quienes formamos parte del fútbol de élite, quienes tenemos asegurado el futuro por esta profesión. En la mayoría de los casos nos comemos un personaje que no es cierto”, afirmó.

El rosarino de 34 años no duda en realizar una introspección e incluso analiza a sus pares, pero no es a los únicos que trata de entender. A lo largo de su carrera recibió varías críticas, sobre todo, por parte del periodismo deportivo, oficio que considera importante, pero con el que tiene un vínculo reticente: “Banco al periodista que le gusta hablar de fútbol y también te lleva hacia otros lados, pero en el último tiempo ganó un poco una versión atinellizada al hablar de fútbol, donde un panel de reidores, de ruidos y gritos le gana al análisis”, especificó.

El Patón responde lo que piensa y siente. Es transparente en su discurso y este concuerda con su accionar. Además, apoya el recambio que realizó Lionel Scaloni en la selección: “Es necesaria la sangre nueva. Están preparados quienes hoy integran el plantel”, avisó. No obstante, no solo es el fútbol masculino el que le importa. “Me parece ridículo que se dude si debe profesionalizarse el fútbol femenino. Es un derecho necesario para que también las chicas se formen a temprana edad y que sepan que puede ser una elección de vida”, manifestó.

Fiel a su estilo, Guzmán trata de transmitirles un mensaje a quienes lo escuchan. Y como no todo es lo que parece, él no solo se destaca por sus virtudes como arquero y sus 193 centímetros, ya que el Patón es, ante todo, un comunicador de todas las canchas.

Fotos: @nahuelguzman111/ y Télam

 

Más notas