viernes, abril 12, 2024

Simuladores, automovilismo de cuarentena

Por Franco Schipizza

En tiempos de quedarse en casa por la pandemia del COVID-19, los deportistas intentan mantener su estado físico para volver al 100%. En el automovilismo hay otro método para no perder el ritmo, el simulador. La nueva generación de pilotos perfecciona sus habilidades desde su casa donde, con una computadora, volante, pedales y butaca pueden practicar horas y horas en circuitos de todo el mundo. La mayoría de corredores de primer nivel de Argentina, incluso de Fórmula 1 y NASCAR, pasan la cuarentena arriba de su auto virtual.

El piloto de TC Pista Marcos Landa, campeón vigente de TC Mouras, comentó cómo son sus días durante la pandemia: “Podría decir que estoy haciendo vida normal, practico en casa con el simulador y hago ejercicios con mi entrenador personal por videollamada, lo que suelo hacer si no estaríamos en cuarentena”. Como mencionó el corredor uruguayo, el entrenamiento consta especialmente de actividades físicas y carreras virtuales.

Nicolás Moscardini, integrante del equipo oficial Honda en el Super TC2000, estableció, a su manera, la mejor variante en la previa a una competencia: “El mejor entrenamiento consta de muchas cosas: la parte física, que consiste en hacer trabajos en el cuello, por la fuerza g lateral, en el abdomen y en los brazos ya que manejas un auto que pesa más de 1000 kg, y el mental. En este se realizan ejercicios de concentración y de reflejos con luces, en una carrera es muy importante mantener al 100% estas capacidades para no cometer errores”.

Además de los dos principales tópicos al momento de entrenar, Moscardini agregó uno más: “A estos se le suma el simulador, hay plataformas de juegos muy reales en las que solemos practicar con pilotos de todo el mundo, incluso nos hemos enfrentado a Max Verstappen y Lando Norris, actuales representantes de la Fórmula 1”.

Lautaro de la Iglesia, piloto de Ford en el TC Pista, coincidió en gran parte con Landa y Moscardini: “No hay un entrenamiento específico que sea el mejor, son el complemento de varias cosas. Entreno lo físico y lo técnico mediante el simulador y el karting, estos últimos mejoran tu rendimiento y lo mental, es lo más cercano a un auto de carrera”.

Con la opinión de distintos profesionales se puede ver que el trabajo físico y mental es de lo más importante, además de lo técnico en pista. Antonino García, piloto de la Clase 3 del Turismo Nacional, también remarcó lo psicológico: “Es bastante completo y complejo nuestro entrenamiento porque uno no está sometido a un gran esfuerzo físico, pero si tiene que estar a máxima concentración y tensión durante una hora con temperaturas extremadamente altas. Aunque estar bien en lo aeróbico y anaeróbico ayuda, nosotros debemos prepararnos en muchos aspectos”.

García explicó porque es importante lo mencionado anteriormente: “Está en juego en una carrera, cada decisión y movimiento que toma el cerebro es clave ya que afecta al resultado, no pasa solo por levantar pesas, salir a correr o probar en el simulador”.A pesar de esta última frase, el corredor de Turismo Nacional también remarcó la importancia de lo virtual pero cree que depende en cómo lo toma cada piloto, algunos lo consideran como entrenamiento de concentración o de situaciones de carrera.

En el caso de los pilotos de TC Pista, De La Iglesia y Landa, ambos le dan el valor necesario al simulador. “Es una herramienta clave, en medio de la cuarentena me entrometí más. Se aprenden cosas que no se pueden en un auto real porque nunca giras más de una hora como lo haces en el juego”, comentó De La Iglesia. Landa lo enfatizó: “Le doy mucha importancia a las carreras virtuales, más allá de que es un juego, nos ayuda a nosotros”.

Para los inexpertos en el simulador, Moscardini explicó cómo rige la división de jugadores: “En la plataforma hay licencias deportivas para categorizar a cada piloto, cualquier error o choque que cometas te afectará en tu rating en el juego”.

Con respecto a la detención de las actividades en todo el país, los pilotos comentaron sobre lo difícil que es pasar meses sin generar ingresos, especialmente para los equipos. “Es malo para todos, aunque cada corredor tiene su situación, depende de su porcentaje de profesionalidad que tengan en el automovilismo. Para los equipos es el mayor problema, cada uno de ellos es una PyME ya que poseen muchos empleados y todos dependen de las carreras, sin ellas no hay ingresos y resulta muy duro para los dueños de escuadras, mecánicos e ingenieros”, describió García.

El piloto uruguayo Marcos Landa describió su situación: “Nos afecta bastante este “parate”, me impacta principalmente con los sponsors. A pesar de esto, una de las ideas para crear el campeonato virtual fue para seguir mostrando nuestros patrocinadores, diseñamos los autos en base a ellos”.

Con respecto a la vuelta de las carreras, De La Iglesia opinó: “Creo que se volverá sin público, aunque es muy prematuro para hacer un pronóstico, pero será muy complicado porque los ingresos del automovilismo también dependen de las entradas”.

Moscardini también comentó sobre la falta de información: “Es incierta la vuelta, se sabe poco y nada, se habla de que será con un mecánico e ingeniero por auto. La idea es que se vuelva lo antes posible para volver al ruedo y que las familias puedan subsistir”.

Detrás de las carreras de autos, hay un mundo gigante con miles de personas que viven de ellas y los pilotos lo remarcaron, es muy importante que se pueda volver los antes posible pero con el cuidado máximo, la salud está primero.

 

 

Más notas