Por Graciana Espil

Es difícil para el hincha no poder ver más a su equipo favorito, no ir a la cancha y disfrutar el encuentro. También lo es para los deportistas. Un claro ejemplo de lo que está pasando en los deportes es el caso del Club Comunicaciones de Buenos Aires, institución la cual brinda varias disciplinas, entre ellos el hockey sobre césped.

Las chicas de hockey de Comunicaciones habían empezado con su pretemporada el 3 de febrero para tener un mes de entrenamiento físico, ya que el sábado 14 de marzo tendrían que haber jugado su primer encuentro y así dar comienzo al nuevo torneo metropolitano. Pero esto no pudo ser, ya que la pandemia llegó para quedarse por mucho tiempo y el campeonato no se desarrollará hasta nuevo aviso.

Mariana Maydana, jugadora de Comunicaciones, sabiendo lo que sucedía con el torneo y el club, habló con El Equipo sobre las decisiones que se tomaron, tanto sanitarias como económicas, ya que no se sabe cuánto tiempo va a estar paralizado el deporte.

Explicando de la forma más sencilla, Mariana expresó: “Comunicaciones permanece cerrado desde el 16 de marzo, cuando el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, declaró cuarentena social obligatoria; en ese momento, el club decidió dar clases vía online para los asociados al club”

Esta decisión fue determinada para que las jugadoras y jugadores de Comunicaciones sigan con sus rutinas de entrenamiento y que el establecimiento, a pesar de encontrarse cerrado, pueda cobrarles los aranceles mensuales y así pagar las cuentas y a los empleados, buscando como solución el pago con tarjetas, para que los socios no se acerquen hasta el lugar.

Por otro lado, la delantera de El Cartero contó como hacían con los entrenamientos ya que no pueden ir a practicar al club: “Se siguen en los días habituales, pero sin juego, el preparador físico nos manda una rutina escrita o por video para que realicemos”.

Para finalizar comentó cómo hace el club para certificar que los jugadores realizan las rutinas que se les pide y en los horarios estipulados: “Hay una sola forma de que el club sepa que los ejercicios se hacen y en los horarios que los piden y es filmándonos mientras los hacemos y mandándolos a un grupo de Whatsapp que tenemos”.