domingo, mayo 26, 2024

Kempes y Firpo, una historia argentina en El Salvador

Por Thomas Martínez

Finalizada su carrera deportiva, Mario Alberto Kempes realizó una inefable travesía por el mundo con la ambición de dirigir un equipo. Pero en El Salvador se encontró con un club que parece estar atado a los ídolos argentinos y a San Lorenzo.

Kempes no pudo concretar su posibilidad de dirigir en El Salvador a causa de que la esposa del presidente del club que solicitaba los servicios del campeón del mundo fue secuestrada por un grupo guerrillero. Por este motivo, se truncó la negociación y además el presidente entró en depresión por lo sucedido y falleció a los pocos días por un infarto. Parece un cuento, pero no lo es. Simplemente es una anécdota más de las tantas que vivió el bellvillense a lo largo de su ignota carrera como entrenador.

Sergio Torres Rivera se llamaba el hombre que perdió su vida en 2001. Alcalde del departamento de Usulután, ciudad de El Salvador, y máxima autoridad del club Luis Ángel Firpo. Si, Luis Ángel Firpo. La fallida contratación de Kempes (quien aparece en la foto con Jorge “Mágico” González, el máximo ídolo del futbol salvadoreño) fue un hito más en la historia del club que parece estar atado a la Argentina.

El 17 de septiembre de 1923 un grupo de empresarios se reunieron para fundar el club Tecun Uman. Fanáticos del boxeo, a los cinco días decidieron cambiar el nombre a Luis Ángel Firpo, el argentino que una semana antes había disputado una de las peleas más importantes de la historia del boxeo. El Toro de las Pampas se enfrentó a Jack Dempsey en el Polo Grounds de Nueva York. La pelea fue un sinfín de emociones por la cantidad de veces que ambos boxeadores cayeron a la lona. Incluso, el argentino logró sacar del ring a su rival con un golpe. Sin embargo, el estadounidense volvió a la pelea con ayuda externa, lo que está prohibido en el reglamento, pero nadie iba a permitir que Dempsey pierda esa pelea siendo local. Finalmente “el padre del boxeo argentino” perdió el combate por nocaut en el 2º round, pero conquistó los corazones de miles de fanáticos. A tal punto que un club de fútbol en El Salvador cambió su nombre por el boxeador.

Resulta impactante que en 1923, cuando no existía la televisión y la radio estaba dando sus primeros pasos, en un país de Centroamérica estaban informados con tantos datos acerca del deportista argentino. Porque no solo le rindieron homenaje con el nombre del club, si no que los colores elegidos para la institución fueron inspirados en San Lorenzo, equipo del cual era hincha Firpo. Además el logo del club es un toro, en memoria de su apodo.

En la actualidad, el equipo no existe más debido a que el año pasado perdió la categoría y no logró contar en su plantilla con la cantidad de jugadores que requería la Segunda División. Un empresario se hizo cargo del club que ahora se llama “CD Firpo”.

La suerte de El Matador en el país centroamericano fue similar a la que el destino le tenía preparada al conjunto que intentaba contratarlo. Tras la negociación frustrada, emprendió viaje hacia Marruecos porque un empresario africano quería que dirija una selección del Resto del Mundo, en la que participarían estrellas como Maradona y Zidane. Un proyecto que nunca se concretó. Con el deseo de volver a sus hogares, Kempes y su pareja llamaron al hotel que los alojó en El Salvador y en cual habían dejado sus valijas. Su equipaje ya no estaba. El país sufrió un terremoto y  la encargada del hotel, creyendo que no iban a volver, decidió donar toda la ropa a los afectados. “Nos habíamos quedado prácticamente con lo puesto”, expresó Kempes en su autobiografía.

Más notas