Por Daniel Melluso

A mediados de mayo de 2018, el Dínamo Brest de la Liga Premier de Bielorrusia había sido noticia en la Argentina y el mundo: Diego Maradona se había convertido en su presidente honorario.

Actualmente, luego de casi dos años -en que ganó una liga, una copa nacional y dos Supercopa-, el Dínamo Brest es noticia nuevamente, pero por un hecho distinto y peculiar, que se suma a otros que ocurren en el vasto espectro deportivo.

Con el auge de la Covid-19 (coronavirus), enfermedad viral que azota al mundo y que se originó en China, muchas competiciones pararon su actividad para combatirla y evitar su propagación. Esta regla general adoptada por las diferentes federaciones deportivas tiene entre sus excepciones a la liga bielorrusa de fútbol.

El martes pasado -en la semifinal de ida de la Copa de Bielorrusa, en que el Dínamo venció a Shakhtyor por 2 a 0- el Brest fue apoyado por hinchas de cartón. Sí, aunque suene absurdo, así fue.

Esta medida, que se aplicará cada vez que el equipo actúe en el Regional Sport Complex Brestskiy -estadio del Dínamo-, fue tomada por la dirigencia a raíz de prohibirle el acceso a la cancha a la gran mayoría del público.

La misma surgió a través de una campaña virtual que lanzó la institución para recaudar fondos, en la que puso entradas a la venta con el plus de una revista que llegará al correo de cada fanático.

Como fue un éxito, en forma de agradecimiento el club le pidió a los compradores una foto de sus caras para ubicar en la tribuna -que luego de ser pegada a un molde de cartón, se sostiene por un maniquí vestido con una camiseta de cualquier equipo- y además entregó un vale de descuento para productos oficiales.

El curioso espectáculo se repitió este domingo, en que el Brest venció 3 a 1 a Isloch por la cuarta jornada de la liga.

El Dínamo está tercero a dos puntos del líder, Torpedo-Belaz Zhodino, en la liga que fue instigada a parar la pelota por la Organización Mundial de la Salud (OMS), al igual que el resto de las actividades de Bielorrusia en que se concentren personas. Siendo una de las dos que se siguen jugando -la otra es la de Nicaragua- la Premier continúa con público, dependiendo de cada club la decisión de su ingreso, puesto que el gobierno no se expide al respecto, a pesar de tener 2578 contagiados y 26 muertos hasta este domingo.