viernes, abril 12, 2024

Mudanza del CeNARD: ¿un problema para los jóvenes talentosos?

Por Luka García

Se está plantando mudar el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD) del barrio porteño de Núñez hacia el Centro Olímpico, ubicado en el barrio de Villa Soldati -o incluso a Rosario, Santa Fe-, con el fin de realizar negocios inmobiliarios en la actual ubicación. Esta situación molestó tanto a los deportistas como a los entrenadores por la zona en la que se encontraría la nueva sede y por el difícil acceso.

El CeNARD se encuentra a 27 kilómetros del parque olímpico de la juventud y a más de 250 de Rosario. Germán Lauro, deportista argentino especializado en lanzamiento de peso y disco y participante de los Juegos Olímpicos Londres 2012, comentó: “Es un tema difícil. Es cierto que el centro de entrenamiento es una estructura vieja, pero es la única del país con este gran nivel. Está en un lugar estratégico y de fácil acceso. Ahora, donde quieren mudarlo, es una zona complicada y difícil de llegar. Para un atleta del interior no sería sencillo salir de la facultad de noche y moverse hacia el Parque Olímpico”.

Mauricio Macri, presidente de la Nación, confirmó en agosto del año pasado que el CeNARD  dejará de ser, en 2021, la sede principal de entrenamiento para los jóvenes talentos que desean seguir su sueño hacia el éxito deportivo. “Tenemos que estar listos para mudarnos a estas instalaciones que cuentan con una increíble infraestructura deportiva que nos queda para poder seguir desarrollando el deporte de alta competencia. Es algo maravilloso para el sur de la Ciudad y para el futuro de nuestro deporte”, afirmó el presidente con respecto al traslado de predio a Villa Soldati.

El hecho inédito de trasladarse en dirección a la ciudad santafesina fue planeado por Pablo Javkin, precandidato a intendente por el Frente Progresista, con la idea de llevar a 130 atletas en formación a sus tierras. Lo que aún está en discusión es la localización del mismo, aunque todo parece indicar que sería en los alrededores del Estadio Municipal “Jorge Newbery”, a muy pocos kilómetros de la cancha del Club Atlético Newell´s Old Boys. Sin embargo, el Concejo Municipal lo aprobó por unanimidad e instó al ejecutivo a gestionar ante la Agencia de Deportes Nacional y el Gobierno Nacional el traslado.

El predio de Núñez está compuesto por once hectáreas y cuenta con nueve instalaciones donde se preparan los deportistas: la pista principal de atletismo, el circuito auxiliar, el natatorio, el polideportivo (básquet y handball), la cancha de césped sintético, el complejo “Carl Diem” (artes marciales), el hotel -que tiene plazas para 340 deportistas- y el comedor, que les brinda el servicio de alimentación gratuita durante todo el año a atletas y entrenadores. Asimismo, se encuentra el área de prevención médica, donde los atletas cuentan con los mejores especialistas en guardia médica, radiología, traumatología, nutrición, kinesiología, clínica médica, cardiología, podología, psicología y odontología.

En el verano del año pasado se lanzó una campaña llamada “Salvemos el Cenard” con el lema “No a la destrucción y basta de negocios inmobiliarios”, que consistía en juntar más de 100.000 firmas para frenar la mudanza e impedir que se destruya el predio para llevar a cabo un megaproyecto inmobiliario, como pretende el actual jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Incluso, se convocó mediante redes sociales a una marcha que se llevó a cabo en la Avenida Libertador y Miguel Sánchez (Club Ciudad de Buenos Aires), pero a pesar de esta campaña, las autoridades argentinas no efectuaron ninguna medida al respecto.

“La demora del traslado va ser de dos o tres años, pero como estamos en Argentina, nadie sabe lo que podrá pasar por las elecciones: si va a continuar el gobierno o llegará uno nuevo con otras ideas en el espacio deportivo”, afirmó Mario Mocchia, secretario general del Comité Olímpico Argentino (COA), haciendo foco en la relación que tiene el oficialismo con la mudanza. Además, expresó que concurrirán a las autoridades de la ciudad para sugerirles que no destruyan el terreno de Tiro Federal Argentino, ya que desean edificarlo.

“Sería una catástrofe cambiar la sede, porque la mayoría de los chicos son del interior del país y la zona de Soldati no es confortable, ya que en los alrededores se encuentran villas y el ingreso al barrio no es fácil. Peor me resultaría si se confirma lo de Rosario, no volvería a competir y podría dejar el atletismo”, confesó Maximiliano Rogel, velocista profesional argentino de 19 años, que entrena en el predio de Núñez y compite para River Plate y Argentina.

Rogel declaró que las autoridades del comité solo piensan en el dinero autónomo y no en mejorar el deporte aportando becas, apoyándolos en los gastos -tanto de viajes, como de asesoramientos y sponsors- y perfeccionando algunos descuidos dentro del terreno. “Es una perdida para el deporte argentino y para su historia porque de aquí han surgido grandes estrellas que nos dieron demasiadas alegrías a lo largo del tiempo”, enunció el corredor, dejando un claro mensaje para aquellos dirigentes dentro del comité que pretenden vender la propiedad para edificar y generar ganancia para ellos mismo.

Maximiliano Rogel, atleta de River Plate, entrenándose en el CeNARD.

El año pasado se desempeñaron los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires y el predio del CeNARD fue solamente sede del fútbol sala. Esto trajo demasiada repercusión, ya que el área estaba en condiciones para abarcar otros deportes, pero el sitio principal donde se llevaron a cabo casi todas las disciplinas fue el Centro Olímpico de Villa Soldati. Allí se se realizaron 15 de los 32 deportes, entre ellos, atletismo y gimnasia. Argentina contó con 142 deportistas y finalizó en la sexta posición en el medallero, con 26 preseas en total, 11 oros, 6 platas y 9 bronces.

Los Juegos juveniles dejaron una gran infraestructura y equipamientos deportivos de excelente nivel e, incluso, está la Villa Olímpica, que sería el hotel de los competidores nacionales si se efectuara la mudanza. Sin embargo, actualmente el presupuesto destinado es menor que en el 2016, por lo que los deportistas se ven afectados para enfrentar nuevas competencias nacionales e internacionales. A su vez, el área de deportes fue la más afectada a lo largo del gobierno de Cambiemos, ya que suprimió la Secretaría de Deportes y creó la Agencia de Deporte Nacional, lo que perjudicó a muchos jóvenes con los recortes de becas y demoras en los pagos.

Los próximos eventos sudamericanos y los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 van a ser una prueba de fuego para el gobierno y para la nueva Agencia del Deporte Nacional, tanto en relación con la mudanza del CeNARD como con otras decisiones que se llevaron a cabo a lo largo de la presidencia de Macri y durante los dos años de gestión del titular del COA y gerente a cargo del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD), Gerardo Werthein.

Más notas