domingo, febrero 25, 2024

Banfield – Rosario Central (Clausura 2003)

Noche fría del 28 de junio del 2003.  Banfield y Rosario Central se enfrentaban por la fecha 18 del Torneo Clausura, en el estadio Florencio Sola. Partido “picante” por la definición del descenso, los condimentos estaban sobre la mesa y, por supuesto, los ojos de los futboleros se encontraban puestos en el Sur. Pero había una clave, un empate dejaba a los dos equipos en Primera División y le daba al Canalla la posibilidad de clasificar a la Copa Libertadores de América. ¿Y qué pasó? Un aburrido 0 a 0.

Los hinchas de ambos equipos llegaban a la cancha, muchos ya intuían lo que iba a suceder. De hecho, hubo un cantito muy extraño que salía de la tribuna local antes de empezar el partido: “Ya lo veo, ya lo veo, esta noche empatamos cero a cero”.  Y así fue, poco se puede contar del partido, ninguno se quiso sacar ventajas, la pelota se movía con timidez sobre la mitad del campo de juego, nadie intentó romper el esquema y, de guapo, sacar una jugada de la galera.

Después de casi 17 años, algunos protagonistas de ese raro encuentro se animaron a recordarle lo sucedido a Pica en Punta. “El empate era negocio para los dos, no estuvo hablado ni nada similar, pero era obvio que no íbamos a arriesgar. Tampoco es que fuimos a menos, nosotros queríamos cumplir nuestro objetivo y ellos el suyo. El punto nos venía bien a los dos y jugamos con esa tranquilidad”, afirmó Luciano Lucho Figueroa, en ese entonces delantero del equipo rosarino.

Por el lado de Banfield, el que se animó a dar su punto de vista al respecto fue Hernán Adrián González. “Empatamos pero no por algún incentivo económico. Me acuerdo que al día siguiente del partido muchos medios sacaron notas diciendo que fue un bochorno, que se le había faltado el respeto a los hinchas o cosas similares. Para mi es todo lo contrario, la gente que se acercó ese día a la cancha se fue contenta, habíamos logrado quedarnos en primera”, expresó González con absoluta sinceridad.

Ambos exfutbolistas, participantes de ese encuentro, coincidían en algo: no hubo incentivo económico. Pero esto no significa que no haya estado “arreglado”. Necesitaban el punto y empataron, se veía venir y más en nuestro fútbol ¿Este resultado perjudicó a un club grande? No, mandó a la promoción a Talleres de Córdoba, Nueva Chicago, Unión y Huracán. quizás por este motivo solo se habló del partido al día siguiente.

El motivo del arreglo, en este caso, poco se parece al de los partidos anteriores. A lo largo de la historia, existieron muchos encuentros con la misma sospecha que este Rosario Central-Banfield y algunos se animan a ubicarlos en una categoría nueva: “partidos consensuados”.

Más notas