sábado, junio 22, 2024

Saja: “La inteligencia de los líderes es fundamental”

Por Ian Rodríguez y Rodrigo Cabrera

Sebastián Saja tiene una corta experiencia como entrenador. El equipo que le dio la oportunidad de comenzar su carrera fue Guaraní de Paraguay, a fines de 2017. Luego, su única aventura en el fútbol argentino fue al mando de Agropecuario, con el que disputó la B Nacional. Pero cuando habla parece tener toda una vida dirigiendo. “Diego Simeone fue quien hizo que yo quiera ser entrenador. Hasta los 30 años no tenía claro qué iba a hacer, no proyectaba un futuro más allá del fútbol. Cuando me aproximé a los 30 años, tenía en claro que quería hacer algo relacionado al fútbol, pero no sabía qué. Y cuando lo tuve a él me transmitió esta pasión por lo que es entrenar”.

En relación al trabajo del entrenador y al tiempo que tienen para armar un equipo y plantear sus ideas fue contundente: “Si uno tuviera que decir cuánto tiempo lleva convencer a un equipo, diría que es un tiempo que en el fútbol actual no se tiene. Para poder uno transmitir algo, y que reflejen lo que vos pensás, lleva bastante tiempo”. Y lo vinculó a la Selección Argentina, argumentando que ese tiempo “es mucho menor, ya que el técnico cuenta con los jugadores solo unos días antes de afrontar una competencia”.

-¿Qué rol tienen los líderes de un equipo en ese proceso?

-La inteligencia de los líderes es fundamental. Ellos son los que van a llevar tu idea a las entrañas del grupo, y es muy importante que puedan comulgar con tus pensamientos y reforzarlos en el seno de un vestuario. Acompañado por supuesto de los resultados, que son los que terminan reforzando la idea, ya que es muy difícil poder convencer a un equipo sin resultados. Yo creo mucho en la comunicación, con todos los integrantes, pero principalmente con los referentes. Es muy importante para un entrenador contar con la opinión de los referentes, que son los que llevan el mensaje y, sobre todo, el estado de ánimo y los interrogantes que tiene un equipo. Para, a partir de ahí, tomar decisiones y reunir toda la información posible.

Simeone fue quien lo animó a ser entrenador, pero además fue alguien al que le importaban las opiniones de los jugadores y acudía mucho a la comunicación. El ex arquero de Racing lo describió como alguien que “se preocupaba muchísimo por las cosas que iba incorporando al equipo, por cada trabajo que iba haciendo. Se apoyaba muchas veces en mi posición, ya que el puesto te permitía tener una visión de lo que ocurría en la cancha y no tener que estar ocupado por correr atrás de la pelota o la marca, y muchas veces se acercaba y te preguntaba: ‘¿Qué te pareció este movimiento?, ¿qué te pareció cuando sube este lateral?’. Es un entrenador con una personalidad muy fuerte y que toma sus propias decisiones”.

-¿De qué otro entrenador incorporaste conceptos básicos para conducir un plantel?

-Manuel Pellegrini, al inicio de mi carrera, fue un entrenador que me demostró la mayor virtud que uno puede tener: la capacidad de gestión. Cuanto más alto vas en el nivel de los equipos, mucho más se necesita.

-En ese sentido, ¿cómo evalúas la gestión de Scaloni como entrenador de la Selección sin experiencia previa?

-Me pongo en su lugar y creo que es un desafío difícil y muy grande. En mi opinión, el técnico de la Selección debe tener un recorrido importante con un equipo para después poder transmitir toda esa experiencia a nivel internacional. Hoy es el entrenador y hay que apoyarlo. Me quedo, por otra parte, con una charla que tuve con Pellegrini, a quien le pregunté por qué no dirigía la selección de Chile y él me dijo que la selección tenía que ser el último escalón en la carrera de un entrenador. Creo que para un técnico lo más lindo es el día a día y dirigir al conjunto nacional no te lo da. Confío en el cuerpo técnico, pero creo que la Selección Argentina necesita de un entrenador con experiencia.

-¿Quiénes consideras que tienen la experiencia necesaria para serlo?

-Es muy difícil. Hoy los técnicos que me gustarían no sé si la tomarían, justamente porque el puesto no te da el día a día. Para mí el ideal sería Simeone. Creo que lo que está haciendo Marcelo Gallardo en River es descomunal, tiene un liderazgo muy marcado. Argentina cuenta con muy buenos entrenadores, últimamente se ha desvalorizado un poco lo que es la experiencia en cuanto a la dirección técnica. En los últimos años parecía que los de “la vieja camada”, por decirlo de alguna manera, ya estaban grandes para dirigir. Yo no creo que sea así. Hay una tendencia ahora con los entrenadores jóvenes, sobre todo con metodologías nuevas y expresiones más difíciles, son los que más capacidad tienen, y no. La experiencia es muy importante también en el fútbol, entonces creo que Argentina tiene muchos entrenadores.

-¿Qué opinión tenés acerca de la Asociación del Fútbol Argentino?

-A mí me gustaría más orden. Todavía hay muchas cosas por ajustar. De a poco, ya hay clubes que a nivel institucional están trabajando muy bien, por algo han obtenido buenos resultados. Todavía queda mucho por corregir. Podrían volver a crear torneos competitivos a nivel local, volver a los tradicionales y no a los que se hicieron últimamente, empezando por el de 30 equipos y ahora bajando otra vez. Hay mucho por mejorar.

  *** 

 La difícil responsabilidad de los arqueros

De jugar en los potreros de Brandsen, el Chino pasó, en su adolescencia, a las inferiores de San Lorenzo de Almagro. Fue convocado a la Selección argentina Sub 20 y comenzó a destacarse por algo muy singular, era un arquero que pateaba bien los penales. Habiendo debutado en el 2000 en el club de Boedo, ganó el Clausura 2001, la Copa Mercosur de ese año y la Sudamericana de la temporada siguiente. En 2003 le llegó la chance de jugar en Europa, más precisamente en el Brescia de Italia. Tuvo un paso por Gremio en 2007 y en 2011 firmó con Racing, quizá el club con el que más se lo identifica. Allí se consagró campeón del Torneo de Primera División en 2014. Ya para 2017, el Chino decidió retirarse de la actividad en el Real Zaragoza de España.

Consultado por la actualidad de los arqueros de la Selección Argentina, quién visitó la camiseta del conjunto albiceleste en 4 partidos, dijo que “hay mucha competencia, este cuerpo técnico así lo permitió porque citó a ocho arqueros en muy poco tiempo”. Además, agregó: “Todos tienen continuidad en sus clubes, cosa que antes no pasaba. Hoy la Selección está bien, la elección está más abierta y eso obliga a los arqueros a que quieran ser titulares en sus clubes”.

-¿Es mejor para un arquero ya sentirse titular?

-Personalmente creo que, sobre todo en esta posición, te debes sentir titular. Argentina no ha tenido buenas experiencias con ir decidiendo el arquero titular sobre la marcha, ocurrió en el Mundial del 94’ con Goycochea e Islas, y terminó jugando Islas. Pasó en el Mundial 2002 con Burgos, Bonano y Cavallero, a último momento atajó Cavallero y tuvimos una mala experiencia también. Por eso, más allá de la poca continuidad que tenía Sergio Romero, él se sentía titular y en la Selección sostenía su puesto atajando de gran manera. Es un puesto como ningún otro.

Por otra parte, explicó un tema serio en cuanto a la vida de los arqueros luego del retiro: “El mayor porcentaje de suicidios en jugadores de fútbol es en el caso de los arqueros. Obviamente tiene que ver con la posición. Tenés que tener un coraje y personalidad especial, es muy difícil. Lo que sufre un arquero no lo sufre un delantero cuando erra un penal. Es muy grande la carga de presión y responsabilidad que tiene. No te podés esconder, si te comes un gol al minuto 4 debes jugar los 86 minutos que restan con esa carga, sobreponerte y no volverte a equivocar”.

Amplió este tema contando su situación personal, explicando que “mientras más consciente” fue de la posición que ocupaba, peor rindió. Saja agregó que eso se debió a que “no era consciente de la responsabilidad que tenía” y de las consecuencias de que le conviertan un gol. “A mayor consciencia era más difícil. El arquero, más que ser “un poco loco”, debe ser “un poco inconsciente”, concluyó.

-¿Quién fue tu referente bajo los tres palos?

-Siempre fue el italiano Gianluigi Buffon. Si bien está en los últimos años de su carrera, para mí fue lo que técnicamente era la perfección. El puesto tiene muchas condiciones técnicas y él fue el más completo de todos, en mi opinión.

***

Fútbol y género

El oriundo de Brandsen hizo referencia a la participación argentina en el Mundial de Francia disputado entre el 7 de junio y el 7 de julio: “Lo que lograron fue espectacular. Esto le va a dar un impulso al fútbol femenino en Argentina muy grande. Me parece que lo que están logrando es buenísimo, porque han ido prácticamente sin ningún tipo de preparación, no desde el entrenamiento, sino que fueron sin herramientas”.

Luego, trazó una comparación con el presente del fútbol en Estados Unidos y Europa: “Hace poco estuve recorriendo Estados Unidos por un proyecto y el fútbol femenino te diría que está por encima del masculino. Lo practican en los colegios. En Europa, hubo un partido en la cancha del Atlético Madrid con 80.000 personas. Esto impulsará a que las chicas practiquen este deporte hermoso”.

Interrogado por si alguna vez le gustaría dirigir a un equipo femenino, su respuesta sorprendió a más de uno: “Ya lo hice. Fue en los torneos bonaerenses, cuando yo tenía 20 años”. Pero haciendo referencia a su futuro, respondió que “sin ninguna duda lo haría”.

Más notas