Por Fernando Bajo

Cuando llegó a Racing en 2014 Lautaro Martínez no la pasaba bien, extrañaba a su familia y quería volverse a Bahía Blanca, pero su compañero Brian Mansilla fue quien más lo acompañó y lo ayudo a distraerse.

Cinco años después, el delantero que marcó el primer gol de la Selección argentina en la victoria por 2 a 0 ante Catar (es el segundo triunfo ante este seleccionado en la historia, el anterior había sido en 2005 por 3 a 0) que la clasificó a los cuartos de final de la Copa América, no cambió mucho. Cuando se mudó a Milán para jugar en el Inter, su familia fue con él unos días.

A pesar de que su padre fue futbolista y siempre se preparó para desarrollarse en el ambiente de este deporte, extraña su vida cuando no era conocido. “Ahora me tengo que cuidar de todo. Antes era una persona normal, ahora soy una persona normal, pero con un nombre en el fútbol y hoy en día es de una de las cosas de las que más se habla. Extraño la tranquilidad”, confesó en septiembre de 2017 en una entrevista con El Gráfico.

El atacante, que afirma que si no hubiese sido futbolista se habría dedicado a jugar al básquet, deporte que le apasiona y mira mucho, hoy marcó su primer tanto en su segundo partido oficial con la Albiceleste.

El otro gol del conjunto nacional lo marcó Sergio Agüero. Sí, el entrenador Lionel Scaloni, después de ser criticado cuando en el partido ante Paraguay dejó al Kun como único atacante y sacó a Martínez, que se enojó y la imagen de él golpeando una botella en el banco de suplentes se viralizó, esta vez puso desde el inicio a dos delanteros. Y tanto el jugador del Inter como el del Manchester City pagaron con goles.

“Estamos muy contentos por el resultado y pasar de fase”, declaró luego del partido el ex Racing. El Torito colaboró con sus compañeros presionando a los defensores rivales durante todo el encuentro. Pero su generosidad no termina adentro de la cancha. “Yo trato de ayudar donde pueda, ya sea en hospitales o comedores. En lo que sea. En Bahía Blanca trato siempre de ayudar porque me sale de adentro y a mi familia también”, contó en septiembre del año pasado en declaraciones al diario Clarín.

A pesar de no tener un buen rendimiento, con los pases de Leandro Paredes -dio 77 correctos-, las gambetas de Rodrigo De Paul y los goles de los delanteros la Selección argentina con esta victoria clasificó segunda en el grupo B, ya que Colombia superó a Paraguay 1- 0, y el viernes enfrentará a Venezuela.